Publicado el: Lun, Ago 3rd, 2015

Ecuador se prepara para aplicar el sistema electoral venezolano

Correa pretende copiar instrumentos chavistas de fraude electoral
“¿Y quién le lleva ese sistema de votación electrónico al Ecuador? Nadie más que Tibisay Lucena, la Presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Venezuela”

El asambleísta ecuatoriano Andrés Páez —uno de los principales promotores de las masivas manifestaciones de protestas emprendidas en las últimas semanas contra el gobierno— dijo que el presidente Rafael Correa pretende instaurar en el país andino los mismos mecanismos de fraude electoral implementado por el chavismo en Venezuela.

“Tenemos que hacer una lectura de lo que ha pasado en Venezuela”, dijo Páez, quien se encontraba esta semana en Miami.

“En Venezuela, [el líder opositor, Henrique] Capriles ganó las elecciones en las urnas pero [el gobernante] Nicolás Maduro ganó en la mesa porque tenía el control total del Consejo Nacional Electoral. Lo mismo nos puede pasar a nosotros”, advirtió en una entrevista.

Los ecuatorianos tienen previsto acudir a las urnas en febrero del 2017, en unos comicios que podrían llegar a ser definitivos para el futuro del país ante las intenciones del mandatario ecuatoriano de terminar de consolidar en Ecuador el modelo político aplicado por el chavismo en Venezuela.

Pieza clave en los planes de Correa es la instauración en Ecuador del mismo sistema de votación electrónico utilizado por el régimen de Caracas, el cual ha sido cuestionado por académicos y opositores venezolanos como un instrumento manipulable.

“¿Y quién le lleva ese sistema de votación electrónico al Ecuador? Nadie más que Tibisay Lucena, la Presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Venezuela”, dijo el asambleísta.

“Eso, la lectura que nos da es de riesgo inminente para el Ecuador. Eso no lo podemos permitir”, señaló.

Las elecciones venezolanas han sido reiteradamente cuestionadas en el pasado dado el férreo control que el chavismo ejerce sobre el CNE, y la negativa del régimen de permitir la supervisión de observadores internacionales independientes, dejando que solo “acompañantes” de países amigos estén presentes durante los comicios.

En las elecciones presidenciales del 2013, Capriles impugnó los resultados, presentando más de 2,000 denuncias de irregularidades que en conjunto habrían alterado los resultados de la contienda electoral a favor del chavismo.

Preocupado por el impacto internacional de esas denuncias, Maduro se comprometió a permitir una auditoría de los comicios, en los que los comprobantes en papel de la votación serían contados y comparados con los votos electrónicos, pero el gobernante incumplió con su palabra y permaneció en el poder.

Páez dijo que Correa está trabajando para aplicar los mismos métodos de fraude con ayuda de los funcionarios del Consejo Nacional Electoral de Ecuador, entidad que está bajo absoluto control del gobernante.

“Creemos que si no se produce un cambio en el Consejo Nacional Electoral el resultado podría ser nefasto para la oposición, porque podríamos ganar en las urnas pero perder en la mesa”, señaló.

El asambleísta manifestó que la oposición sí tiene posibilidades reales de sacar más votos que Correa en las elecciones del 2017. Correa sigue manteniendo niveles de popularidad moderadamente altos, pero el gobernante es visto como poco confiable por una mayoría de ecuatorianos.

También hay muestra de agotamiento político tras ocho años de permanecer en el poder.

El gobierno comenzó a ser sacudido a finales de mayo por una serie de protestas antigubernamentales, luego que planteara en ese mismo mes la introducción de un impuesto a la herencia y otro a la plusvalía.

“La gente sintió que le estaba metiendo las manos en el bolsillo, y ante el silencio de muchos líderes políticos, yo difundí un video donde anuncié que me declaraba en rebeldía. Eso fue lo que se convirtió en el emblema de las manifestaciones”, comentó Páez.

Miles de ecuatorianos participaron en las marchas, inundando las calles de casi 70 ciudades ecuatorianas. En una de ellas realizada en Quito más de 60,000 asistieron.

Y el ejemplo de Venezuela también comienza a resonar en las mentes de muchos ecuatorianos, que ven a través de las noticias como los habitantes del país vecino están siendo obligados a pasar largar horas haciendo fila para poder comprar un litro de leche.

Páez dijo que muchos temen que lo mismo puede terminar ocurriendo en su país, y esa es la razón por la que se están activando para manifestar contra Correa.

“Esta es la patria de nuestros hijos, no de una banda de maleantes. O luchamos por ella o dejamos que el chavismo se lleva al Ecuador”, expresó Páez.

El Nuevo Herald/Antonio María Delgado

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>