Publicado el: Dom, May 15th, 2016

Editorial de El Nuevo Herald: Venezuela: SOS a la OEA

luis-almagro-111115
Luis Almagro, secretario general de la OEA, ha asumido una postura solidaria con los oprimidos
Los chavistas en el Parlamento consideran que recurrir a la Carta Democrática Interamericana es una traición
Ante la crisis que sufre Venezuela, cualquier ayuda debe ser bienvenida

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha asumido una postura solidaria con los oprimidos en Venezuela.

A principios de la semana, Almagro defendió a los legisladores opositores venezolanos que le pidieron que examine los mecanismos de la OEA para buscar una solución a la crisis política y social que sufre Venezuela. Uno de esos mecanismos es la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, la cual contempla la expulsión de la OEA de cualquier país que viole los postulados democráticos expresados en el documento.

El régimen chavista no perdió tiempo en acusar a los legisladores que se reunieron con Almagro de “traición a la patria”.

El 5 de mayo, los diputados oficialistas de la Asamblea Nacional de Venezuela solicitaron a la fiscalía que investigue a los legisladores de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que, según los chavistas, “traicionaron la voluntad del pueblo venezolano”. Los seguidores del oficialismo en el Parlamento consideran que recurrir a la Carta Democrática Interamericana es una traición.

Pero el secretario general de la OEA salió en defensa de los diputados que se reunieron con él. En una declaración enviada a los medios informativos, Almagro dijo que una persona que acuda a la OEA en busca de más libertad y más democracia para su patria, “debería ser considerado un patriota y un defensor de la democracia, más allá de a qué partido político pertenezca”.

La postura del chavismo frente a los legisladores opositores es una incongruencia. En abril del 2002, cuando al presidente Hugo Chávez le dieron un golpe de Estado y lo sacaron del Palacio de Miraflores, se pidió a la OEA que aplicara la Carta Democrática Interamericana, la primera vez que se invocó el mecanismo de defensa de la democracia.

El Consejo Permanente de la OEA se reunió el día 13 de abril del 2002, aprobó una resolución que condenó el golpe de Estado y decidió enviar a Venezuela una misión encabezada por el Secretario General, para “promover la más pronta normalización de la institucionalidad democrática”.

Esa “institucionalidad democrática” que pidió la OEA en el 2002 no puede estar funcionando bien cuando se acusa a unos legisladores de traición por buscar lo mejor para su país.

O en otras palabras: cuando los chavistas piden la intervención de un organismo internacional como la OEA, no hay ningún problema. Pero si los opositores son los que piden una mediación, entonces están cometiendo una “traición a la patria”.

Almagro reiteró que los países integrantes de la OEA acordaron unas normas interamericanas de cumplimiento obligatorio, y que su deber es velar por que esas normas se sigan. Los instrumentos con que cuenta la OEA están concebidos “para el bien del ciudadano de nuestro continente”, aclaró.

Ante la crisis que sufre Venezuela –escasez de productos de primera necesidad, inflación disparada, represión política y un devastador índice de criminalidad–, cualquier ayuda debe ser bienvenida, sobre todo la de una organización formada por naciones latinoamericanas que tienen vínculos geográficos, históricos y culturales con Venezuela. Frente a la intransigencia del chavismo, Almagro ha tenido la honestidad de defender a los legisladores que intentan salvar al país de la catástrofe.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/en-nuestra-opinion/article77450512.html#storylink=cpy

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>