Publicado el: Mar, Dic 9th, 2014

Editorial de Veneconomía: Las cuatro patas de la Mesa

Hoy el país vive una de las horas más oscuras de su historia en lo económico, en lo político y en lo social. El gobierno dictatorial de Nicolás Maduro da muestras desesperadas de estar dispuesto a seguir raspando la olla para mantener a flote una revolución que hace aguas.

Los hechos además ponen en evidencia que se seguirá violando el mandato constitucional para supeditar la “legalidad” a un régimen corrupto y amoral, a fin de mantener secuestrados a los poderes públicos. Añadiendo a este guiso revolucionario, un afincamiento sin piedad alguna de las garras de la represión, la violación de los derechos humanos y la persecución contra toda disidencia.

No es exagerado afirmar que Venezuela vive un aciago momento histórico que hace impostergable que la fuerza opositora, se muestre cohesionada, proactiva, creativa, omnipresente para afrontar la situación por los cuatro costados.

No hay excusas ni argumentos que puedan justificar un liderazgo débil, fraccionado, contradictorio o ausente de alguno de los temas vitales que están en la cuerdafloja. Ni existen disculpas para una dirigencia persiguiendo objetivos partidistas o particulares, cuando los intereses de la República y los derechos de la población están siendo violentados como nunca antes en el país.

Lamentablemente, la opinión pública percibe que la dirigencia de la Mesa de la Unidad, la estructura política que aglutina a la mayoría de los partidos políticos que defienden y buscan que el país recupere la ruta democrática, no está dando la talla de los retos actuales.

Hoy incluso, uno de los componentes de la oposición, el presidente de Copei, Roberto Enríquez, cuestiona en una entrevista para El Nacional, que en la MUD se vea “una modorra, un entumecimiento que no entendemos en un momento tan crucial”, y reitera su exigencia de que se declare en emergencia a la alianza.

Coincide VenEconomía con esta crítica de Enríquez.

Es injustificable, que en un proceso tan vital para la sobrevivencia de la democracia en Venezuela como lo es la escogencia de los diputados que serán voz y voto en las decisiones del Parlamento en el próximo quinquenio, la Mesa de la Unidad se vea frágil y ambigua ante las manipulaciones del proceso comicial que viene adelantando el oficialismo. Es harto sabido que en este proceso estarán presentes el ventajismo y las arbitrariedades de un gobierno que usa a discreción los poderes y recursos del Estado. Por esa misma razón es que se requiere de una voz que deje sentado y documentado cada uno de estos delitos y artificios.

Igual pasa con la escogencia del Poder Electoral, base fundamental para garantizar la alternabilidad de los poderes y la salida electoral, donde el fiel de la balanza se seguirá inclinando hacia los intereses del régimen. O con el Poder Judicial, hoy trastocado en una corte de verdugos al servicio político del régimen; así como con el Poder Ciudadano, el cual ha devenido en una Defensoría del gobierno, y no del Pueblo; una Contraloría que alcahuetea la falta de transparencia y una Fiscalía como brazo acusador de la disidencia.

Tampoco se ve la contundencia de la MUD para defender los Derechos Humanos violentados con tanta saña, en el caso de los estudiantes, de Leopoldo López, Daniel Ceballos, Enzo Scanaro, María Corina Machado, María de Lourdes Afiuni, Iván Simonovis, los comisarios Henry Vivas y Lázaro Forero, los policías metropolitanos, el general Raúl Baduel y su hijo, y tantos otros venezolanos objeto de la vendetta castro comunista.

VenEconomía agregaría que tampoco se siente la crítica consistente, argumentada, coherente y contundente a las políticas fracasadas del socialismo del siglo XXI, de un gobierno que busca ejecutar un Plan de la Patria, hecho ilegalmente ley de la República y de obligatorio cumplimiento de toda la población, y que lleva por la calle del desespero a todos los venezolanos.

La Mesa de la Unidad debe sostenerse en cuatro sólidas patas que den a los ciudadanos la seguridad de que en ella están representados sus intereses y la defensa de sus derechos.

Editores de VenEconomía

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>