Published On: dom, Jul 28th, 2013

EDITORIAL El Festival de Salzburgo y Venezuela

 El Festival de Salzburgo y el milagro musical venezolano

A veces nos reconciliamos con Venezuela. Tal vez, más propiamente, con los venezolanos. No otra cosa nos produce la nota de Diajanida Hernández en el Papel Literario de El Nacional de esta fecha. “El Festival de Salzburgo, que se celebra desde 1920 para conmemorar el genio y el legado de Wolfang Amadeus Mozart”  tiene como invitado especial al Sistema de Orquestas y Coros de Venezuela.

Esta epifanía sinfónica nos sobrecoge. Son, dice la crónica, 1.400 músicos venezolanos, entre niños, jóvenes y adultos que ofrecerán 15 conciertos ­bajo las batutas de Gustavo Dudamel, Christian Vásquez, Diego Matheuz, Dietrich Paredes, Jesús Parra y Simon Rattle como director invitado­, en los que interpretarán un variado repertorio que incluye composiciones de Mahler, Berlioz, Tchaikovsky, Wagner, Verdi, Ginastera, Bach y Mozart, entre otros creadores. Ellos son integrantes de la Sinfónica Simón Bolívar, la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño, la Sinfónica Juvenil de Caracas, la Orquesta Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela, la Coral Nacional Juvenil, el Coro de Manos Blancas, el Ensamble de Metales de Venezuela y el Cuarteto de Cuerdas Simón Bolívar.

Estas presentaciones en Salzburgo han generado expectativas en el educado público del evento austriaco: la boletería para las presentaciones de los músicos venezolanos están agotadas antes del inicio del Festival.

Una de las presentaciones que se llevará la atención del público será la de la Orquesta Sinfónica Nacional Infantil y esto por una razón: nunca se ha presentado una orquesta infantil en ese festival. En total la Sinfónica Nacional Infantil está integrada por 208 músicos (82 niñas y 126 niños) con edades entre 8 y 13 años. La orquesta en su composición agrupa representantes de toda nuestra geografía: 23 niños son del oriente; 31 provienen de las orquestas del occidente y estados andinos; 58 son del centro: 12 del sur; de centro norte del país hay 64; y 20 músicos que son parte de los núcleos más lejanos de Caracas: la frontera con Brasil y Colombia, San Fernando de Apure, Puerto Ayacucho y Táchira.

Gustavo Dudamel había mostrado su sorpresa ante la interpretación de la Sinfónica Infantil. Dijo: «Confieso que he perdido la elocuencia y me faltan las palabras ante lo que ustedes están logrando a nivel musical, pero, les repito, tienen que trabajar mucho más, este es un nivel bueno, muy bueno, llegando a excelente digamos, pero todavía tienen que ser mejores… y lo vamos a lograr… vamos a reventar el Festival de Salzburgo…».

Nosotros solo podemos decir: Gracias. Gracias por tan ejemplar demostración de tenacidad, disciplina y constancia. Gracias al Maestro Abreu y sus apóstoles en la irradiación de la verdadera cultura que es a la vez refugio y esperanzas en tiempos en que muchos venezolanos los atrapa la desilusión y el pesimismo. Salzburgo es una demostración rotunda y sonora de la apuesta por el país. Por la buena cultura y erradicación de aquella que en palabras de Giovanni Gentile, era la mala cultura. ”… la cultura que no educa, que no hace hombres sino pedantes” e indiferentes.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>