Publicado el: Lun, Ago 26th, 2013

EE UU endurece la obtencion de la residencia

Inmigración endurece proceso de residencia debido a actas de nacimiento cubanas falsas

Las autoridades de inmigración han intensificado el escrutinio de las solicitudes para residencia permanente como resultado de recientes casos en los cuales inmigrantes indocumentados de muchas nacionalidades lograron obtener tarjetas verdes utilizando actas de nacimiento cubanas falsas.

Los funcionarios están realizando más entrevistas en persona con solicitantes cuyos documentos levanten sospechas, gastando más en pago de horas extras para verificar más a fondo documentos e historiales de solicitantes y enviando personal especializado a varias partes del país para capacitar a otros funcionarios sobre cómo detectar documentos fraudulentos.

En una entrevista la semana pasada, la directora distrital del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), Linda Swacina, confirmó que su agencia —en asociación con otras agencias federales— ha puesto en marcha medidas más estrictas para detectar solicitudes fraudulentas y enviarles a investigadores y fiscales.

“Cada solicitud recibe más escrutinio”, dijo Swacina. “Hemos estado funcionando alrededor de 10 años como Departamento de Seguridad Interna (DHS) y seguimos aprendiendo y seguimos desarrollando métodos más fuertes de detección de fraude para poder así poder identificar mejor los patrones de fraude. Queremos correr la voz de que estamos examinando muy de cerca [los documentos] y estamos trabajando mucho mejor en la búsqueda de [fraude] de como solíamos hacerlo antes”.

IDENTIFICANDO EL FRAUDE

Un directorio de detección de fraude y seguridad nacional, creado hace varios años, ha permitido que USCIS pueda detectar de manera más eficiente documentos fraudulentos. Uno de los mayores golpes que dio la unidad recientemente fue el descubrimiento y desmantelamiento de una red ilegal que vendía certificados de nacimiento cubanos falsos para que así inmigrantes indocumentados no cubanos pudieran obtener residencia.

En virtud de la Ley de Ajuste Cubano de 1966, los cubanos que arriban a suelo estadounidense pueden solicitar una tarjeta verde después de más de un año en el país. Entre los documentos que necesitan para hacer la solicitud se encuentran actas de nacimiento, pasaportes u otros documentos que acrediten su nacionalidad cubana.

Decenas de inmigrantes indocumentados no cubanos compraron certificados de nacimiento cubanos falsos a miembros de la red ilegal que estaba controlada por un cubano, identificado más tarde como Fidel Morejón, quien se hacía pasar por funcionario de inmigración de alto rango.

A partir del 2009, la red de Morejón vendió certificados de nacimiento falsos a cerca de 50 indocumentados, con lo que obtuvo ganancias por más de $500,000. Los clientes del grupo eran de varias nacionalidades, entre ellos argentinos, colombianos, costarricenses, mexicanos, peruanos, salvadoreños y venezolanos. Morejón utiliza tácticas inusuales para garantizar que sus clientes pudieran convencer a los funcionarios de inmigración que en realidad eran cubanos.

HACERSE PASAR COMO BALSEROS

En una transcripción disponible en los registros del tribunal, Morejón dice que para que el fraude tuviera éxito, dos inmigrantes no cubanos que querían comprar certificados de nacimiento cubanos falsos, serían llevados a los Cayos de la Florida y dejados allí para hacerse pasar como balseros recién llegados. Morejón les dijo que cuando los funcionarios de inmigración los detuvieran tenían que decir que eran cubanos y debían conocer de memoria y en detalle el contenido de sus certificados de nacimiento.

En una conversación grabada en secreto, Morejón les aconseja sobre cómo responder a preguntas.

“Así que, si te digo, ¿Dónde naciste? En este momento tienes que decir que tienes tu [acta de nacimiento]. ¿Dónde naciste?”, Pregunta Morejón, de acuerdo con la transcripción de la cinta.

“Nací en La Habana… no, en Guinness, Guinness, Cuba”, respondió el inmigrante refiriéndose a la localidad de Guines, a unos 30 kilómetros al sureste de La Habana.

Morejón también aconsejaba a los inmigrantes no hablar demasiado mientras estuvieran bajo la custodia de las autoridades de inmigración, aparentemente para evitar la detección de acentos no cubanos.

El 28 de enero, la juez federal Cecilia Altonaga sentenció a Morejón a 33 meses de prisión y tres años de libertad supervisada.

Un funcionario de la USCIS, Carlton P. Ayoung, jefe del directorio de detección de fraude y seguridad nacional para Miami y el Distrito del Caribe, dijo que su agencia trabajó en colaboración con otros organismos federales para desarticular la red de Morejón y sus co-conspiradores.

Ayoung y Swacina dijeron que otras agencia que colaboraron en la investigación incluyen la unidad conocida como Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una división de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), la Oficina de Responsabilidad Profesional (OPR), también de ICE, y la Oficina del Fiscal Federal en Miami.

ACCIONES LEGALES

Fue durante la audiencia donde la juez federal Cecilia Altonaga sentencio a Morejón que salieron a la luz los primeros detalles de cómo USCIS está incrementado medidas para detectar el fraude con documentos migratorios.

Lorraine Tashman, una fiscal federal adjunta, enumeró los diferentes pasos que las autoridades de inmigración, particularmente USCIS, están tomando, todo como parte de un esfuerzo por persuadir a Altonaga a imponer una sentencia más severa contra Morejón.

“CIS ha invertido una gran cantidad de recursos en la investigación de este caso”, dijo Tashman. “Han gastado más de $25,000 en horas extras locales, han enviado personal a otros sitios para capacitar a otros funcionarios sobre la forma de detectar el fraude con certificados de nacimiento cubano con valor de más de $10,000 y creo que el impacto más significativo es el hecho de que ahora han optado, en gran parte debido a las acciones [de Morejón] para cambiar la forma de operar con respecto a las solicitudes de Ajuste Cubano”.

Tashman dijo que antes de los casos de fraude, los solicitantes cubanos podían presentar sus peticiones de ajuste por correo y luego recibían su tarjeta verde por correo. Pero ahora, agregó, los solicitantes deben ser entrevistados en persona.

“Todos los casos que se presentan en el centro de servicio van a ser referidos a la oficina del distrito local para su adjudicación con una entrevista”, dijo Tashman. “En el sur de la Florida solamente, cada año hay más de 25,000 solicitantes de ajuste cubano. Ahora todos van a ser enviados a la oficina local”.

En la entrevista la semana pasada, Swacina confirmó que su oficina del distrito está escudriñando más estrictamente todas las solicitudes, incluyendo las peticiones de cubanos, pero aclaró que su oficina convoca a solicitantes a entrevistas cara a cara para más cuestionamiento solo si se detectan indicios de fraude.

“Tiene que haber algún tipo de indicador de fraude”, dijo Swacina.

También señaló que su agencia ha desplegado personal a las oficinas distritales en otras partes del país para capacitar a funcionarios en los métodos de detección de fraude.

 El Nuevo Herald

 

------

------

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. I believe this is one of the most significant info for me. And i’m happy reading your article. However wanna observation on few general issues, The web site style is great, the articles is in point of fact great mytechnwp-includesimagessmiliesicon_biggrin” . Excellent task, cheers.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>