Publicado el: Dom, Nov 22nd, 2015

EE UU no quiere aceptar refugiados sirios

refugiados sirios 3-
Fuerte división política por los refugiados
Más de la mitad de los gobernadores y la Cámara Baja rechazan la decisión de Barack Obama de recibir a 10.000 sirios que escapan del terrorismo y la guerra en su país

El problema de los refugiados sirios se convirtió en un nuevo debate político en Estados Unidos. Después de que el presidente Barack Obama anunció que abrirá las puertas de la nación a unas 10.000 víctimas del terrorismo y la guerra civil en ese país, más de la mitad de los gobernadores estatales salieron a rechazar la medida.

El detonante de la negativa fue el hecho de que por lo menos uno de los autores de los atentados del viernes 13 de noviembre en París se infiltró entre los refugiados que entraron a Europa por el sur del continente.

Los líderes estatales, la mayoría republicanos, afirmaron que temen a que puedan colarse yihadistas entre los acogidos y que su deber es primero proteger a sus comunidades antes de ayudar a otros países con problemas.

En sintonía con estos argumentos, la Cámara de Representantes aprobó esta semana un proyecto de ley para frenar la entrada al país de refugiados sirios por 289 a 137 votos. Sin embargo, la medida deberá pasar al Senado, quien tendrá que darle luz verde antes de llegar a la mesa de Obama, que amenazó con vetarla.

La cuestión dividió también a los demócratas, ya que 47 de ellos votaron a favor de frenar la entrada al país de los sirios, pese a la oposición del Presidente.

El proyecto legislativo propone que se limite el ingreso de los acogidos a no ser que los candidatos superen un estricto control de seguridad. Y obligaría al FBI y al Departamento de Seguridad Nacional a certificar que cada uno de los refugiados sirios admitidos “no es una amenaza a la seguridad del país”.

Contrastes

Mientras que Obama prometió admitir a 10.000 refugiados antes de septiembre de 2016, Francia, que fue víctima de los atentados, dijo que seguirá aceptando a los sirios y acogerá a 30.000 en los próximos dos años.

También hay contraste de posturas dentro de EEUU: Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara baja, dijo que la legislación republicana “cierra de golpe la puerta a madres y niños desesperados que huyen de la violencia inenarrable” del EI.

En la misma línea, el senador Harry Reid, líder de la minoría demócrata en el Senado, reiteró que “ignorar nuestra obligación moral hacia estos refugiados sería abandonar nuestros principios”.

Por el otro lado, el presidente de la Cámara, Paul Ryan, afirmó que “si nuestras fuerzas policiales y servicios de espionaje no pueden verificar que cada una de las personas que vive aquí no es una amenaza para la seguridad, no se les debería dejar entrar”.

En ese sentido, el agente del FBI retirado César Paz, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que más allá del ingreso de refugiados, las autoridades de EEUU no deben descuidar a los muchos campos de entrenamiento de terroristas religiosos que ya están en nuestro país.

El líder musulmán Wilfredo Amr Ruiz señaló que “esta decisión (de impedirles la entrada a los refugiados) podría provocar que empiecen a llegar ilegalmente y sin registrarse, y eso sí que representa un peligro para la seguridad nacional”, en una entrevista con Univisión.

Diario Las Américas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>