Publicado el: Mar, Feb 21st, 2017

EEUU arrecia condiciones de asilo y agiliza deportaciones, según memorando

asilo venezolano600-400
El nuevo memorando del Departamento de Seguridad Territorial, que amplía otro parecido filtrado la semana pasada, está más orientado hacia los inmigrantes ilegales o indocumentados que se encuentran ya en territorio estadounidense

La Casa Blanca se apresta a anunciar en los próximos días una nueva orden ejecutiva sobre inmigración pero el Departamento de Seguridad Territorial (DHS, por sus siglas en inglés) ha enviado ya a los directores de las diversas agencias que lidian con cuestiones migratorias un memorando estableciendo las reglas de acción.

La orden ejecutiva presidencial, informó la Casa Blanca, será un poco más ‘suave’ en su lenguaje que la anterior, para no tener problemas ante un cuestionamiento en los tribunales. Sin embargo sus líneas maestras siguen.

Así, se mantiene la prohibición indefinida de ingreso a los refugiados de Siria, los 90 días de espera para los refugiados y la moratoria de 120 días en el otorgamiento de visas a ciudadanos de siete naciones de mayoría musulmana, a modo de establecer un sistema de escrutinio mucho más riguroso.

El gran cambio es la puntualización de que los residentes permanentes en Estados Unidos oriundos de esos siete países pueden ahora ingresar sin problemas y los que se han hecho ciudadanos también, o sea, ninguna aerolínea los puede retener en el extranjero solo por eso.

Aún así, por las reglas del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), los oficiales en las fronteras pueden, aleatoriamente, someter a un interrogatorio adicional a los residentes permanentes oriundos de los siete países de mayoría musulmana en cuestión: Siria, Irán, Irak, Sudán, Libia, Somalia y Yemen.

A su vez, el nuevo memorando del DHS, que amplía otro parecido filtrado la semana pasada, está más orientado hacia los inmigrantes ilegales o indocumentados que se encuentran ya en territorio estadounidense.

El documento, obtenido por la cadena CNN, firmado por John Kelly, secretario de Seguridad Territorial, es un pilar de la agresiva política antiinmigrante establecida por el presidente Donald J. Trump en los primeros días de su mandato, e introduce algunos pasos que hacen más difícil la aceptación de exiliados políticos o menores de edad no acompañados por adultos.

A partir de ahora, “el funcionario que procesa los pedidos de asilo debe tener en cuenta las declaraciones del solicitante extranjero pero también hechos de los cuales se haya enterado por otras fuentes”, indica el memorando. Además, “el funcionario, solamente después de concluir (que el solicitante) tiene un miedo (fundamentado de regresar a su país) y tras analizar toda la evidencia creíble, puede decidir si tiene derecho al asilo o no, y evitar una deportación, basado (en los preceptos) de la Convención Contra la Tortura, establecido por la autoridad legal”. O sea, el funcionario de Inmigración puede decidir si recomienda que el extranjero reciba asilo político o no en Estados Unidos, si tiene razones para temer ser torturado si regresa a su país. De todos modos, el solicitante de asilo sólo será puesto en libertad a la espera de una decisión final, si demuestra sin ninguna duda su identidad y no constituye un peligro para la seguridad de Estados Unidos.

El memorando establece claramente que las autoridades migratorias pueden devolver a México a sus ciudadanos que se encuentran a la espera de una solución a su pedido de emigrar a Estados Unidos. O sea, a esperar un desenlace fuera del país.

Un detalle: el memorando saca a relucir un acápite de las leyes de Inmigración aplicado muy raramente y que autoriza que un extranjero, a la espera de un pedido de asilo, sea enviado a un país fronterizo con Estados Unidos. En este caso, muchos solicitantes oriundos de países Centroamericanos pudieran quedar varados en territorio mexicano a la espera de la solución de su caso.

Por otro lado las nuevas reglas, al elevar la rigurosidad de la aplicación de las leyes migratorias, permiten a las autoridades detener un mayor número de inmigrantes indocumentados y conceden más autoridad a los oficiales de Inmigración. Se espera que a partir de su aplicación, las cárceles de Inmigración reciban un mayor número de presos.

Uno de los puntos básicos de estas instrucciones es que acelera notablemente el proceso de deportación de los indocumentados, incluso sin esperar la decisión de un tribunal de Inmigración.

La portavoz de ICE, Gillian Christensen, no quiso confirmar a CNN que el memorando de Kelly con las instrucciones sea el texto definitivo, hasta que no sean oficializados. Sin embargo, no desmintió su contenido. El texto no es definitivo y todavía puede ser alterado, pero está inicializado por el secretario de Seguridad Territorial, como se puede constatar aquí.

Estas instrucciones también autorizan al Gobierno federal a transferir a las autoridades estatales y locales algunas responsabilidades migratorias como la detención de indocumentados. Esta capacidad, sin embargo, no es extensible a la Guardia Nacional que, según reveló la agencia Associated Press la semana pasada, pudiera ser movilizada por el Gobierno federal para asistir a las autoridades locales en tareas de aplicación de las leyes migratorias.

Por último, tan pronto estas directivas sean finales, “todo funcionario de inmigración puede arrestar a un extranjero solo por el simple hecho de creer que se encuentra violando las leyes migratorias”, lo cual les concede una autoridad absoluta que no tenían hasta ahora.

Fuente;diariolasamericas.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>