Publicado el: Lun, Jul 4th, 2016

EEUU celebra el día de su independencia en medio de fuertes medidas de seguridad

usa flag
La nación cumple 240 años bajo la amenaza del terrorismo y sumida en dura batalla presidencial

La nación estadounidense celebra su gran día, cuando conmemora la firma de la Declaración de Independencia en 1776, de cara a una amenaza terrorista, sin que esto signifique que debemos abandonar los festejos.

Prácticamente todas las ciudades del país celebran el 4 de Julio con grandes desfiles alegóricos, conciertos públicos de música y un gran despliegue de fuegos artificiales que denotan el carácter patriótico de la festividad.

A esto, las autoridades federales suman un plan de contingencia para afrontar un posible acto de terror, tras los recientes ataques del grupo extremista ISIS en Orlando, Estambul, Daca y Bagdad.

Quienes acudan al Aeropuerto Internacional de Miami notarán una inusual presencia militar en la entrada del aeródromo y salones de la terminal aérea.

Asimismo, la vigilancia es reforzada durante las grandes fiestas públicas en cada una de las municipalidades de Miami-Dade y Florida.

Por otra parte, las ciudades de Washington DC, Nueva York y Filadelfia, entre otras, redoblan la vigilancia durante los festejos.

El eslogan “Si ves algo, dilo”, que simbolizó la lucha contra el terrorismo en Nueva York, tras el fatídico atentado el 11 de septiembre de 2001, continúa vigente.

Filadelfia, 4 de julio de 1776

La emancipación de los Estados Unidos de América tiene como fecha fundacional la declaración de independencia, el 4 de julio de 1776, de las 13 colonias que componían entonces la incipiente nación.

Fue precisamente la voluntad de ser libres lo que motivó a un congreso en armas, que representaba a los entonces territorios británicos, desde Georgia hasta la antigua Massachusetts, para abordar los pormenores que conllevaron al documento Declaración de Independencia.

En aquel entonces, la situación económica de las colonias era mejor que la Metrópoli, sin que ello otorgara una representación digna en el Parlamento británico, en Londres.

De hecho, los colonos, mayormente hijos de ingleses, se sintieron marginados y tras reclamar ciertas facultades, como una tasa tributaria justa y una delegación parlamentaria, comenzaron a fraguar el enfrentamiento armado, que tuvo por primer detonante la protesta Tea Party en Boston, el 16 de diciembre de 1773.

Tras tres años y medio de enfrentamientos armados, el trascendental suceso de la Declaración de Independencia, liderado por Benjamin Franklin, Thomas Jefferson y John Adams, tuvo lugar a la luz del día, en la antigua legislatura de Pennsylvania, en Filadelfia, que hoy conocemos como Independence Hall.

Revolución Americana

Cuenta la historia que la gran batalla final tuvo lugar el 19 de octubre de 1781 en Yorktown, en el estado de Virginia, donde las tropas independentistas fueron secundadas por las francesas, en su afán por combatir a los ingleses.

Dirigidos por el general estadounidense George Washington, que más tarde resultó el primer presidente electo del país, las tropas decidieron apostar por Nueva York, luego de debilitar la presencia militar británica en la zona.

Tras la captura de unos 8.000 soldados británicos y el debilitamiento moral del ejército colonial, Gran Bretaña y los fundadores de la Unión Americana llegaron a un acuerdo estratégico que condujo a la independencia y la fundación de los Estados Unidos de América.

Sin embargo, la autonomía definitiva no fue reconocida por Londres hasta el 3 de septiembre de 1783, cuando el Imperio británico aceptó la separación de las 13 colonias y firmó el Tratado de París.

De esta manera, Gran Bretaña otorgó a la nueva nación todo el territorio ubicado al este del río Misisipi, entre Canadá y Florida.

Constitución

La forma de gobierno y el camino a seguir para establecer la nacionalidad estadounidense, fue finalmente adoptada el 17 de septiembre de 1787 por la Convención Constitucional de Filadelfia y luego ratificada por el pueblo en convenciones realizadas en cada estado, bajo el nombre We the People, nosotros el pueblo, que preside el magno documento.

“Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una unión más perfecta, establecer justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros mismos y para nuestros descendientes los beneficios de la libertad, ordenamos y establecemos esta constitución para los Estados Unidos de América”.

Este documento fundamental es la ley suprema de la nación y es hoy la constitución nacional vigente más antigua en el mundo.

A esto sumamos el Bill of Rights, o Carta de los Derechos, que fue añadida en 1791, tal como fue prometida en 1788, para reconocer la libertad de expresión, la controvertida tenencia de armas y el debido proceso, entre otros.

Desarrollo

El territorio de la nación estadounidense creció con la compra de Louisiana a Francia en 1803 y la rebelión de los colonos en Texas, que conllevó a la intervención militar de grupos paramilitares y el Ejército estadounidense en México, que terminó con la adjudicación de los actuales territorios de Texas, Nuevo México, Arizona, Colorado, Utah, Nevada y California en 1848.

Mientras tanto, la Revolución Industrial, que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en el Reino Unido, conllevó a la transformación económica, social y tecnológica de Estados Unidos que atrajo a millones de inmigrantes hasta figurar entre las más poderosas del mundo.

Celebración

El país celebra el suceso histórico con fiestas públicas y un sinfín de fuegos artificiales pero la ciudad que presenció el nacimiento de la independencia lo festeja como ninguna otra.

Por esa razón, Filadelfia prepara un gran desfile cada año, a lo largo de la calle Chestnut, que rememora las cabalgatas de antaño, en la que los hombres visten trajes típicos militares y las mujeres sus largos vestidos de la época.

Esta vez, la gran ciudad del norte festeja la ocasión con la apertura del Museo de la Revolución Americana, que cuenta con una amplia selección de objetos que recogen la gesta patriótica, como mosquetones y espadas, plumas y catalejos, mapas y hasta una reproducción a escala real de un barco de guerra con el que se luchó en guerra de independencia.

Por otra parte, la ciudad asume su papel histórico con la campaña Once Upon A Nation, o Érase una vez una nación, que propone una ruta a seguir por el centro histórico de Filadelfia, donde se destacan las edificaciones que fueron testigos del nacimiento de la nación.

Además de las visitas a los edificios emblemáticos, un ejército de cuentacuentos, diseminados por lugares estratégicos del casco antiguo, contarán historias cortas sobre lo que pasó justo en ese punto, para que su audiencia pueda imaginar a los personajes históricos en acción.

Asimismo, resalta la propuesta de una cena al estilo del siglo XVIII, seguida de una incursión nocturna en el llamado Independence Hall, donde se debatió y adoptó la Declaración de Independencia.

En una recreación teatral, los Padres Fundadores de la nación, entre los que se cuentan John Adams, Benjamin Franklin, Thomas Jefferson o James Madison, debatirán a viva voz ante los visitantes sobre cómo redactar una Constitución que aún vive.

Pero hay más, Filadelfia será el centro del Partido Demócrata este verano, cuando celebre su convención nacional para elegir a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton como candidata a presidenta en las elecciones de noviembre.

diariolasamericas.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>