Published On: Vie, Oct 25th, 2013

El bolívar en caída libre y dificil de parar

El dólar supera la barrera psicológica de los 50 bolívares en Venezuela

El tipo de cambio venezolano en el mercado negro, el único al que tienen acceso la gran mayoría de venezolanos, superó el jueves la barrera psicológica de los 50 bolívares por dólar, en una nueva señal sobre el acelerado deterioro económico en la nación sudamericana.

La cotización del dólar paralelo, el cual es ilegal en Venezuela, cerró el jueves en 53.51 bolívares por dólar, según el sitio de internetwww.dolartoday.com, que hace seguimiento de las transacciones en el mercado negro.

La nueva cotización del dólar paralelo representa una depreciación del bolívar del 75.08 por ciento frente a los niveles de 13.33 bolívares por unidad en que se encontraba hace 12 meses.

El tipo de cambio oficial, al que solo tienen acceso un selecto grupo de empresarios, se mantiene fijo en 6.3 bolívares por dólar, pero la mayoría de los economistas creen que el sobrevaluado nivel es insostenible y pronostican que el gobierno de Nicolás Maduro se verá obligado a devaluar nuevamente la moneda nacional después de las elecciones municipales de diciembre.

El nivel récord alcanzado el jueves se produce en el marco de la aguda escasez de dólares por la que atraviesa el país sudamericano, mientras el gobierno libera volúmenes de divisas muy inferiores a los requeridos por la economía para operar.

También se produce en el marco de una política monetaria muy expansiva, marcada por la inyección de una inmensa cantidad de bolívares inorgánicos que probablemente llevará la inflación a cerrar este año con una tasa superior al 50 por ciento. De hecho, el gobierno reconoció el jueves que la inflación anualizada en septiembre había alcanzado el 49.4 por ciento, su nivel más alto en 13 años.

“El mercado está seco de dólares, no hay oferta. No hay quien venda dólares”, afirmó José Guerra, profesor de la escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela , quien agregó que la escasez de productos que registra el país también está contribuyendo a alimentar la demanda de divisas estadounidenses.

“Los venezolanos no saben qué hacer con los bolívares que tienen. No se pueden comprar un carro, porque no hay carros, no se pueden comprar una vivienda porque no hay viviendas. No vale la pena colocar el dinero en un banco porque el rendimiento está muy bajo, entonces la gente busca el dólar”, agregó.

Venezuela -cuyo aparato productivo ha quedado atrofiado por años de políticas revolucionarias- ha registrado una drástica caída no solo en sectores claves como el de la construcción y la manufactura de bienes duraderos, sino también en la producción de alimentos y de artículos básicos de consumo, requiriendo cada vez de más dólares para importarlos.

Según los economistas, el problema es agravado por la renuencia del gobierno venezolano a poner sus finanzas en orden, en medio de un déficit fiscal que ha alcanzado ya niveles insostenibles.

Alejandro Arreaza, economista jefe para la región Andina de Barclays Capital, dijo que el déficit fiscal consolidado alcanzó los 20 puntos del Producto Interno Bruto el año pasado.

“Buena parte de ese déficit se venía cubriendo con financiamiento monetario, es decir, el banco central imprimiendo billetes y financiando directamente al gobierno”, dijo Arreaza.

“Cuando tienes ese tipo de política, se traduce en más inflación, y entonces es mucho más difícil darle más estabilidad al tipo de cambio, dado a que estará sometido a presiones para colocarlo en un nivel más cercano al diferencial de inflación entre tu país y tus principales socios comerciales”, explicó.

La creación de dinero inorgánico no es una práctica que ha disminuido bajo el mandato de Maduro, quien asumió las riendas del país tras el fallecimiento del presidente Hugo Chávez a inicios de este año.

De hecho, Maduro parece estar volcando más bolívares sobre la economía que su antecesor, decretando -por ejemplo- dos aumentos del salario en los últimos dos meses, lo que genera a su vez más presión sobre los precios de los productos, y en consecuencia sobre el tipo de cambio.

Y en lo que empeora la situación en un corto plazo, la economía será sometida en diciembre a un mayor incremento de la liquidez monetaria con el tradicional desembolso de las utilidades, que para los trabajadores venezolanos representa un mes adicional de pago.

Esto, inevitablemente, hará que la moneda nacional continúe depreciándose en las próximas semanas.

“Con el aumento de la cantidad de bolívares en circulación, aumentan también las presiones sobre los precios, y en particular sobre el tipo de cambio”, comentó Arreaza.

Los elevados volúmenes de bolívares en circulación hacen casi seguro que Maduro se vea obligado a devaluar nuevamente el tipo de cambio oficial.

“Eso es un hecho”, comentó Guerra, quien prevé que el tipo de cambio oficial será colocado en un nivel superior a los 10 bolívares por unidad. Barclays Capital comparte esa misma estimación.

 El Nuevo Herald/Antonio María Delgado

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>