Published On: vie, Feb 28th, 2014

El bravo pueblo de Venezuela

    Por : Guillermo I Martinez*

La corrupción de Maduro, la escasez de productos de primera necesidad y la violencia en el país es lo que ha llevado a los venezolanos a salir a las calles a protestar

A veces los alzamientos populares se propagan como un virus. En esos casos los brotes se limitan a países cercanos o por los menos a aquéllos que comparten la misma religión. Lo que no es usual es ver dos levantamientos populares en distintas y lejanas partes del mundo.

Eso es lo que hemos presenciado en Ucrania y en Venezuela en estos días. Estos levantamientos tienen sus diferencias, pero son bien parecidos.

En ambos países es el pueblo el que ha salido a las calles a demandar la renuncia de presidentes con poca popularidad, que no han podido, no han sabido, o no les ha convenido gobernar para el bien de sus conciudadanos.

En Ucrania el detonante fue la decisión del presidente Víktor F. Yanukóvich de acercar su país a la política de Rusia en vez de moverse hacia la Unión Europea y a los Estados Unidos como quería la mayoría de los ucranianos. Yanukóvich huyó el fin de semana pasado y ahora el problema mayor que tienen los ucranianos es decidir cuál de los tres partidos de oposición debe gobernar.

En Venezuela es la corrupción del presidente Nicolás Maduro y su incapacidad para controlar la inflación, la escasez de productos de primera necesidad, y violencia en el país, lo que ha llevado a los venezolanos a salir a las calles a protestar y a exigir que se vaya del poder.

La inflación en Venezuela subió el 56% en el 2013. El Gobierno socialista de Maduro controla las divisas lo que ha provocado una falta de productos del consumo diario.

A eso hay que agregarle que Venezuela tiene una de las tasas más altas de criminalidad en el hemisferio Occidental. No es difícil ver las razones por las cuales los venezolanos quieren que Maduro se vaya del poder.

Los ucranianos viven bajo la sombra de Rusia y temen que Vladimir Putin decida en cualquier momento mandar tropas al vecino país. Los venezolanos temen que Cuba mande fuerzas especializadas en controlar protestas para ayudar a Maduro. Ya en Twitter hay quienes dicen que en Venezuela hay tropas cubanas, pero se ha podido verificar.

Maduro fue escogido por su predecesor Hugo Chávez para gobernar una vez que él muriera. Chávez era mucho más carismático que Maduro. El actual presidente no lo es. Para muchos es un payaso que habla con pajaritos que le dicen lo que Chávez quiere que se haga en el país.

La oposición tiene dos líderes jóvenes con mucha presencia y popularidad -Leopoldo López y Henrique Capriles Radonski-. En este caso fue López quien llamó al pueblo venezolano a salir a las calles a protestar.

Los venezolanos le hicieron caso y salen a las calles a diario para armar barricadas y protestar en gigantescas marchas por todas las ciudades del país. Los que protestan van armados con la bandera venezolana y con su valentía. Maduro ha sacado a las calles a miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y a matones a sueldo que usan potentes motos para atacar al pueblo.

El Gobierno usa escopetas de perdigones, balas y rifles para golpear a mansalva a los que protestan. A mediados de semana ya habían muerto por los menos 18 personas, una de ellas una reina de belleza. Maduro ha hecho todo lo posible por controlar el alzamiento popular. Trató de dividir a la oposición, ofreciendo que quería dialogar con Capriles, gobernador del Estado de Miranda.

Maduro tenía la esperanza que podría negociar con Capriles, que ha mantenido una posición más moderada con respecto a las protestas populares que López. Pero Capriles no cayó en la trampa y se negó a dialogar con Maduro hasta que éste no liberara a López y a todos los presos políticos.

No es usual que las protestas callejeras puedan derrocar a gobiernos que gozan del apoyo de los militares. Así y todo las protestas continúan. Los venezolanos levantan barricadas para bloquear el tránsito y en las noches usan piedras para pelear contra los efectivos del Gobierno.

Ésta es la primera gran batalla librada en la internet en el hemisferio occidental. Las fotos y los videos salen en Twitter y Facebook mucho antes de que sean publicados. En Venezuela el Gobierno controla todos los canales del país. Han impuesto una censura férrea. Pero no han logrado impedir que los hechos se vean en el mundo cibernético.

La imagen que dan es la de un Gobierno que se tambalea en el poder. Los venezolanos piden ayuda al mundo en las redes sociales.

Pero de la misma forma que los ucranianos lograron vencer, el bravo pueblo de Venezuela también lo hará.

*Periodista Cubano

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>