Publicado el: Sab, Jun 20th, 2015

El Calabozo de la Libertad: Shannon, Diosdado y otras metidas de pata de EEUU

Por: Gustavo Azócar Alcalá

Unas fotografías publicadas recientemente en la prensa, en las cuales se observa a Thomas Shannon, Secretario Adjunto del Departamento de Estado de EEUU, muy sonriente al lado de la canciller Delcy Rodríguez, y del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, mejor conocido como el Número 2, han encendido las alarmas en los sectores democráticos venezolanos.
Hay muchísima gente indignada, no sólo en Venezuela, sino también en muchas otras partes del mundo, incluyendo EEUU, luego de ver las fotografías que muestran a Shannon muy sonriente, en Haití, junto al presidente de ese país, platicando muy animadamente, con Rodríguez y Cabello, como si las cosas en Venezuela estuvieran, como diría Bill Clinton, de lo más chévere.
La indignación obedece, entre otras cosas, a que una parte importante de los venezolanos no entiende cómo es que el funcionario más importante del Departamento de Estado norteamericano después de John Kerry, se reúne y se toma fotos con la sonrisa de oreja a oreja con un diputado que, de acuerdo con informaciones publicadas en grandes medios de comunicación de EEUU como The Wall Street Journal, está siendo investigado por fiscales de EEUU bajo acusaciones muy graves, como esa de ser nada más y nada menos que el jefe del narcotráfico en el país.
Pero en mi modesta opinión, nadie debería extrañarse de la reunión entre Shannon y Cabello. Barack Obama se reunió en Panamá con Raúl Castro, uno de los dictadores más crueles de América Latina, sólo superado por su hermano Fidel. Obama se tomó muchas fotos con Raúl, y lo hizo delante del mundo entero. Pero Obama también se reunió, en Panamá, con Nicolás Maduro, el principal responsable de la grave crisis política, económica y social que vive Venezuela.
Shannon no solamente se ha reunido con Delcy y Diosdado. Antes de ese encuentro en Haití, el alto funcionario del Departamento de Estado habló al menos en dos ocasiones con Nicolás Maduro. A comienzos de abril, poco antes de la Cumbre de las Américas, Shannon viajó a Venezuela con la firme intención de evitar que Maduro montara un show con las supuestas 10 millones de firmas que había recogido contra Obama. La misión de Shannon fue cumplida al pie de la letra. Maduro dejó las firmas en Caracas a cambio de una reunión de 5 minutos con Obama.
Shannon regresó a Caracas en mayo y conversó nuevamente con Maduro. Y Ahora, el 13 de junio, se reunió con Diosdado Cabello en Haití. Ahora bien: ¿estas reuniones de Shannon se hacen por qué Shannon es loco y hace lo que le da la gana? Por supuesto que no. Shannon es un empleado de Obama y, por tanto, hace lo que Obama le diga. Y la orden de Obama parece haber sido clara: EEUU quiere dialogar con el gobierno de Maduro.
Nadie sabe con exactitud el alcance de los diálogos entre los gobiernos de Maduro y Obama, pero lo realmente cierto es que en lo que se refiere a Venezuela, el gobierno de Barack no parece haber dado pie con bola. La forma como EEUU ha manejado su relación con el gobierno venezolano ha sido de una torpeza monumental. La reunión de Shannon con Cabello es la sexta gran metida de pata del gobierno de Obama con relación a Venezuela. Veamos:
1) En julio de 2014, las autoridades de Aruba, detuvieron al general Hugo Carvajal Barrios, sobre quien pesan graves acusaciones por supuestos vínculos con el narcotráfico internacional. Los cubanos y los funcionarios de Maduro se movieron por todo el mundo, presionaron al reino de Holanda y amenazaron con romper los contratos que el gobierno venezolano tiene con empresas holandesas para la construcción de unos barcos en astilleros ubicados en Cuba. También presionaron duro con el tema del petróleo. Los empleados de Obama en el Departamento de Estado, no pudieron hacer nada y Carvajal regresó a Caracas triunfante.
2) En octubre de 2014, el gobierno de Maduro y sus asesores cubanos lograron sentar en una silla del Consejo de Seguridad de la ONU a María Gabriela, la hija del ex presidente Chávez. Maduro y sus asesores cubanos hicieron lobby en toda América Latina para conseguir su propósito, mientras los asesores de Obama en el Departamento de Estado estaban mirando hacia otro lado.
3) En marzo de 2015, Obama firmó una Orden Ejecutiva sancionando a 7 funcionarios de Nicolás Maduro acusados de violar los derechos humanos. La medida generó las protestas del gobierno de Maduro, sobre todo porque la orden declaraba a Venezuela como “una amenaza para la seguridad nacional de EEUU”. Maduro utilizó la orden ejecutiva para hacer campaña y hasta aumentó unos punticos en las encuestas.
4) En abril de 2015 Obama se retractó y dijo que “no creemos que Venezuela sea una amenaza para EEUU”. Al mismo tiempo, un funcionario del Departamento de Estado explicó que la Orden Ejecutiva era sólo un formato y que debía ser redactado de esa forma.
5) En la Cumbre de las Américas, celebrada en Panamá, Obama se reunió unos pocos minutos con Maduro. Fue un encuentro secreto, sin cámaras, sin periodistas, sin fotos. Pero Maduro hizo alarde de ello como si se tratara de un gran triunfo. La Casa Blanca confirmó el encuentro sin hacer mayores comentarios.
La metida de pata número seis, ha sido esta reunión en Haití, entre Shannon y Diosdado Cabello, la cual le ha caído como anillo al dedo al denominado Número 2 del gobierno venezolano, sobre todo porque le permite mostrar al mundo que aparentemente no tiene nada que temer del gobierno norteamericano.
Shannon sabe muy bien quién es Diosdado Cabello. Y lo sabe, entre otras cosas, porque entre 1996 a 1999, Shannon fue Consejero político de la embajada de EEUU en Caracas. De manera que esa reunión en Haití no fue casual, ni mucho menos un montaje. Todo lo contrario: fue una reunión fríamente calculada.
La reunión en Haití está siendo utilizada como propaganda política por Diosdado Cabello, quien hace pocos días declaró: “Yo estoy seguro que las relaciones entre la patria de Bolívar y EEUU van a mejorar porque por primera vez en mucho tiempo, hay disposición al más alto nivel (…) Venezuela sigue siendo proveedora de petróleo de EEUU y nunca hemos dejado de suministrarle petróleo a Norteamérica (…) los dirigentes de la derecha venezolana se quedaron con los crespos hechos (…) no sólo salí del país sino que también me reuní con Shannon, el que no la debe no la teme”
Nicolás Maduro declaró el pasado 27 de mayo que “el diálogo con EEUU va muy bien”. El vicepresidente Jorge Arreaza dijo por su parte que “se están comenzando a distender las relaciones con EEUU. Ha habido reuniones (…) ahora están lanzando puentes desde EEUU”
Tal parece que Maduro, Diosdado y Arreaza se encuentran felices y contentos con la forma como los viene tratando el gobierno de EEUU a través del señor Thomas Shannon. Los que no parecen estar muy contentos son los venezolanos demócratas, la mayoría de los cuales sigue creyendo en el cuento del gallo pelón, es decir, en le falsa teoría de que los norteamericanos enviaran a sus portaviones, repletos de marines, para salvarnos de esta catástrofe.
El encuentro de Haití sirve, entre otras cosas, para que volvamos a poner los pies sobre la tierra: EEUU no nos va a sacar de esta crisis. Somos nosotros mismos, los venezolanos, los que tenemos que hacer todo cuanto sea posible, para rescatar y recuperar a el país con el que todos soñamos. Y eso sólo podemos hacerlo de una manera: organizándonos, poniéndonos de acuerdo, luchando juntos, unidos, con un solo plan y un solo objetivo, sin ambiciones personales y con un solo interés de por medio: Venezuela.

SC. 20 de junio de 2015

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>