Publicado el: Lun, Feb 16th, 2015

El chavismo redobla su embestida contra la oposición venezolana

El chavismo ha redoblado sus embestidas contra la oposición democrática y contra los medios de comunicación independientes en paralelo a la crisis económica y social que azota al país. A más crisis, más represión. Un látigo político que se estira y golpea por todas partes, incluso dentro de las cárceles. Los presos políticos Leopoldo López, líder nacional de Voluntad Popular, y Daniel Ceballos, ex alcalde de San Cristóbal, la ciudad rebelde, sufrieron un nuevo capítulo de represión en la prisión militar de Ramo Verde.

Al mismo tiempo, Julio Borges (líder de Primero Justicia, el partido del gobernador Henrique Capriles), el alcalde caraqueño Antonio Ledezma y la ex diputada María Corina Machado eran acusados de participar en una fantasiosa trama golpista en la que muy pocos creen. Incluso a los dos primeros se les señala por querer “asesinar” a Leopoldo López

Maniobras gubernamentales que, según la propia oposición y distintos analistas políticos, tratan de expandir nubes de humo para tapar una realidad a la deriva: la mayor inflación del planeta, la macrodevaluación del bolívar y la aguda crisis de escasez y desabastecimiento que multiplica las colas a lo largo y ancho del país…

Fueron tres días de tensión los vividos por familiares y abogados de López, desde que el jueves en la noche un grupo de hombres armados y encapuchados, encabezados por el coronel Homero Miranda, director de Ramo Verde, rompió con un soplete un candado con el que el dirigente cerraba su celda y destrozó todo lo que había en el calabozo.

Desde esa noche enviaron a López a una celda de castigo, en la que está aislado del resto de los presos. También se le prohibió recibir visitas de sus familiares durante 15 días, confirmó su abogado Juan Carlos Gutiérrez.

El defensor detalló a EL MUNDO que la excusa para la requisa fue que supuestamente tenía un teléfono móvil que los militares aseguran que encontraron. “No lo he visto”, añadió tras visitarlo el viernes. Ayer pudo llevarle comida y confirmó que no fue maltratado físicamente. “Lo que buscan es aplicarle terror psicológico, pero me sorprendí porque me recibió con una sonrisa. Él no se va a doblegar”, aseveró.

Leopoldo López Gil, padre del dirigente, aseguró que el propio coronel Miranda fue quien rompió fotos familiares que su hijo tenía pegadas en la celda. “Le destrozaron los documentos y tiraron las cosas por el suelo”, afirmó.

El director de la cárcel amenazó con dejar permanentemente a López y a Ceballos en las celdas de castigo, que se conocen como tigritos y que sólo tienen una cama y un pequeño baño. Lilian Tintori, esposa de López, denunció que la vida de su esposo corre peligro. “El abuso de poder y la falta de ley hacen cada día más fuerte nuestro compromiso con Venezuela. Leopoldo sigue encerrado, aislado en una celda aún más pequeña, sin visitas familiares, sin comunicación”, aseguró.

El dirigente pudo entregar una carta a su esposa a través de su abogado: “Estoy bien, fuerte y firme, convencido de que cada atropello me hace más fuerte. Te pido que estés tranquila que estoy bien y estoy mejor si tú estás bien”.

Gutiérrez y López Gil coinciden en que el ensañamiento parece una reacción por el éxito de los contactos que ha hecho Tintori, junto a Rosa Orozco (madre de Geraldine Moreno, asesinada el año pasado por la Guardia Nacional), y Jonny Montoya (hermano del líder de los colectivos revolucionarios, muerto por un compañero en la manifestación del 12-F del año pasado).

Entre las organizaciones que siguen muy de cerca el caso López está Human Rights Watch, que ayer condenó el ataque: “Demandamos a la comunidad internacional, en especial a los Estados miembros de Unasur -los cuales salvo contadas y recientes excepciones han mantenido un silencio cómplice- que no traicionen sus obligaciones jurídicas internacionales, y de una vez por todas se pronuncien sobre los abusos cometidos en Venezuela y exijan la inmediata e incondicional liberación de López y de otros presos en similares condiciones”, afirmó el director de la División para las Américas, José Miguel Vivanco.

Tintori ha convocado para el próximo miércoles, cuando se cumple un año de la entrega y encarcelamiento de López, una manifestación pacífica, bautizada como Viste a Venezuela de blanco. “Escriban en un pañuelo blanco, en una tela blanca, sus deseos de paz y colóquenlo en una ventana, en los edificios, en las calles”, conminó la mujer del preso.

La ofensiva chavista contra la oposición coincide con un nuevo giro de tuerca contra los medios independientes del país. La próxima víctima es el diario ‘Tal Cual’, que dirige el ex guerrillero Teodoro Petkoff, uno de los intelectuales más críticos del país. A final de mes dejará de publicarse a diario para convertirse en semanario, obligado por la falta de papel. El gobierno impide la importación de papel para los medios que no están alineados con la revolución.

Este periódico, junto a ‘El Nacional’ y la web ‘La Patilla’, han recibido la última andanada de Diosdado Cabello, líder militar del chavismo. Incluso el propio Petkoff está obligado a acudir todas las semanas al juzgado. La última acusación oficialista contra Tal Cual es tan descabellada como las demás: ser “autor” del asesinato del diputado Robert Serra, en cuya muerte estuvieron involucrados sus escoltas.

La compra de Globovisión, ‘El Universal’ y la Cadena Capriles, además del sometimiento en la mayoría de las emisoras de radio, ha dejado sin voz a los que se oponen a la revolución. Una estrategia en la que Maduro está siendo más efectivo de Hugo Chávez.

Así lo confirma el último informe de Reporteros Sin Fronteras, que calificó 2014 como un “año negro” para la libertad de prensa en el país. “La Guardia Nacional disparó a periodistas en las manifestaciones, aunque estuvieran plenamente identificados”, destacó la organización en su informe.

EL MUNDO/ ESPAÑA

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>