Published On: sáb, Ene 18th, 2014

El dólar paralelo de Venezuela subió un 9% tras discurso de Maduro

El bolívar se derrumba en Venezuela tras discurso de Maduro

El paquete del régimen de Nicolás Maduro para estabilizar la economía venezolana ha comenzado a surtir efecto -aunque quizás no el deseado- ya que las medidas anunciadas han propiciado en solo dos días una depreciación del “bolívar paralelo” cercana al 9 por ciento.

La moneda venezolana cerró el viernes en nivel de los 74.96 bolívares por dólar en el mercado paralelo, cayendo desde el tipo de cambio de de 68.4 bolívares en que se encontraba horas antes de que Maduro hablara el miércoles ante la Asamblea Nacional, según datos publicados por Dolartoday, un sitio en internet dedicado a seguir el mercado negro.

Analistas dijeron que la caída del dólar paralelo, que pese a ser ilegal es el único al que muchos venezolanos tienen acceso, se debe a que el discurso de Maduro en vez de ayudar a paliar la incertidumbre sobre el futuro económico del país, lo que hizo fue acentuarla.

“Esas medidas son totalmente contraproducentes porque lejos de despejar dudas, las profundizaron”, comentó desde Nueva York Francisco Ibarra, director de la firma de asesores Econométrica.

“Realmente ahora nadie sabe cómo va a ser el régimen cambiario. Ahí no hay ninguna claridad”, sostuvo Ibarra.

En su discurso, Maduro anunció que el tipo de cambio oficial será mantenido en niveles de 6.30 bolívares por dólar, descartando los vaticinios de que la moneda venezolana estaba excesivamente sobrevaluada, y que debía ser llevada a niveles de 12 o 14 bolívares por dólar.

Maduro dijo al mismo tiempo que eliminaría la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI), y que será el recién anunciado Centro Nacional de Comercio Exterior el que en el futuro estará a cargo de las operaciones cambiarias.

Pero Maduro no brindó explicaciones sobre quiénes tendrán acceso al tipo de cambio de 6.30, qué cantidad de dólares serán ofertados a través del Sistema Alternativo de Asignación de Divisas (Sicad), y en consecuencia, quiénes tendrán que seguir acudiendo al mercado paralelo, donde la divisa estadounidense es vendida a un precio 12 veces mayor al tipo de cambio oficial.

Y pese a que reiteró el tipo de cambio de 6.3, en el fondo es una mentira que en Venezuela no se esté aplicando una devaluación, aseguró el diputado opositor Andrés Velásquez.

“Nicolás […] dijo que desaparece Cadivi y concentraría todo en el nuevo organismo de comercio exterior y el Sicad. Todos sabemos que el Sicad no se maneja a 6.30 por dólar sino con otros costos para la moneda norteamericana. Simplemente camuflajeó una devaluación”, destacó en declaraciones recogidas por la prensa local.

El diputado aseguró que el desequilibrio económico venezolano no podrá ser corregido hasta que el gobierno tome medidas serias para enfrentar una tasa de inflación que en el 2013 superó el 56 por ciento, compitiendo por ser la más alta del planeta.

“Esto, por supuesto, afecta a los más pobres y necesitados. Siria que está en guerra, tiene un nivel de inflación más bajo que Venezuela”, comentó.

El sistema cambiario se ha vuelto la piedra angular de la economía de Venezuela, país que depende cada vez más de las importaciones para surtir la demanda interna de productos. Eso se debe, según los economistas, a la sostenida destrucción del aparato productivo del país provocada por 14 años de políticas hostiles para el empresariado.

Y las medidas de Maduro dieron pocas razones para atenuar la desconfianza del sector privado, comentó la firma Barclays Capital.

“Los efectos del ajuste siguen siendo poco claros, dada la falta de una estrategia económica declarada por el gobierno”, comentó la firma en un informe.

Por otro lado, la firma advirtió que el país deambula por un peligroso andén y su posición financiera frente a los mercados internacionales podría complicarse si Maduro cumple con sus amenazas de profundizar la Revolución Bolivariana.

“Si no se producen nuevas medidas [para corregir los desequilibrios] y el gobierno continúa con el camino a la radicalización, nosotros esperaríamos nuevos recortes por parte de las agencias de calificación de riesgo”, dijo Barclays.

“Esto podría tener impactos negativos significativos para los activos venezolanos, en vista de que algunos administradores de fondos tienen restricciones sobre la preservación de activos con dos calificaciones C en sus cartera de inversiones”, resaltó.

Por el momento, es muy poco lo que las medidas de Maduro hicieron para aplacar el inmenso apetito de los venezolanos para adquirir dólares.

Ibarra dijo que las proporciones de la demanda varían dependiendo, obviamente, del precio al que el dólar es cotizado, pero que a un nivel de 6.30 la masa de bolívares persiguiendo dólares sería casi absoluta.

“No menos del 75 por ciento de los bolívares que están en Venezuela están represados por el control de cambio. Es decir, que si tuviesen la oportunidad, esa proporción de liquidez se iría a una moneda dura”, sostuvo.

Y si repentinamente se liberara el mercado cambiario, la tasa entre el bolívar y el dólar se dispararía a un nivel muy por encima del 6.30, aunque todavía considerablemente por debajo de los 75 bolívares en que el dólar es cotizado en el mercado negro.

“Si lo liberaras, el tipo de cambio se iría fácilmente a lo 30 o 35 bolívares”, comentó Ibarra.

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>