El “ofensor del pueblo”

Franco Casella, micrófono en mano, acusó al defensor del pueblo, Tarek William Saab, de ser el “ofensor del pueblo”.

Una acusación que complementó José Brito, quien dijo que ante la ausencia del defensor, la resistencia ciudadana pacífica “logrará la salvación del pueblo”.

Robert Alcalá instó al funcionario a renunciar y dejar que la AN escoja a otro que no sea “cómplice” de la ruptura del orden constitucional cometida por los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Los parlamentarios decidieron, por unanimidad, investigar a Saab por su participación de la ruptura del orden constitucional.

La AN también aprobó un acuerdo sobre la inconstitucionalidad y nulidad de la denuncia de la carta de la OEA anunciada por el jefe de Estado y un acuerdo en condena a las muertes causadas por la represión y en solidaridad con los familiares de las víctimas.

Fuente: Efecto Cocuyo