Publicado el: Sab, Feb 28th, 2015

EL EXTRAÑO ATRACTIVO DE LA “IZQUIERDA”

Por: Emilio Saenz

Cuando hacia finales del siglo XVIII, el grupo de los “jacobinos”, quienes se sentaban a la izquierda en la Asamblea Nacional, no se imaginó que el término “izquierda” seria asociado con ideas de justicia social y se envolvería en un manto de rebeldía del oprimido, contra el poderoso.
¡Curiosa asociación! Porque una vez que alcanzaron el poder, entre 1792 y 1794, desataron el terror, escribiendo posiblemente las páginas más sangrientas de la Revolución Francesa, al instaurar los tribunales populares, que juzgaban y condenaban a todos los opositores; técnica sumamente eficaz, que aún sigue siendo aplicada por los gobiernos “izquierdistas”, sin embargo, pese a esto, el término no se asocia con baños de sangre, aún cuando sucesivos izquierdistas como Joseph Stalin y Mao Zedong hicieron su mejor esfuerzo en reforzar el concepto, al ser responsables de cientos de miles de muertos. Claro, se puede alegar que los “derechistas” también tienen su historia, pero ese no es el punto en este comentario, sino preguntarnos ¿Por qué tienen los izquierdistas tan buena prensa, en contraste con los otros?
En nuestros días, uno se encuentra que en medios respetables se escribe acerca del “dictador” Pinochet y en la misma página se refieren al presidente Fidel Castro. ¡Increíble! Cuando ambos tienen las manos tintas en sangre.
Se dice, que si matas a un hombre eso te califica como asesino, pero si matas a mil te convierte en un estadista.
¡Peor aún! Se pretende permitir que Cuba se incorpore a la OEA, a pesar de lo lejos que se encuentra de cumplir con las normas y preceptos establecidos en la Carta Democrática, por la que se supone deben regirse sus miembros. Es como invitar a un zorro a que cuide un gallinero.
Por su parte el pueblo venezolano, quien ha sido abandonado por los gobiernos “hermanos” porque al parecer no es políticamente correcto, ni da buena prensa, criticar a un gobierno izquierdista, se enfrenta todos los días a un régimen que se aparta cada vez mas de esas normas y preceptos y se pregunta ¿Cómo se puede salir de esta pesadilla?
Siendo justos, no es correcto decir que todos los gobiernos izquierdistas son dictatoriales, porque en la medida que se respeten las normas de alternabilidad y democracia no habrá problemas. Sólo lo hay, cuando el fin último es mantenerse en el poder “ad infinitum” como pasa en Cuba, Venezuela y Corea del Norte, sin contar unos cuantos aprendices de dictadores, que se aplican con pasión al ejercicio de la eternidad.
En conclusión, creo que lo que les da el halo romántico a los izquierdistas debe ser el síndrome de David contra Goliat con una pizca de Robin Hood. Y quizás al principio sea así, pero una vez en el poder se someten a una dieta de esteroides que los convierten en un ente que de revolucionarios solo queda el discurso. En fin, revolución viene del latín “revolutio” que significa “una vuelta”. En otras palabras, después de todas las muertes, miseria y hambre, una revolución regresa al mismo punto de partida; unos cuantos pasos más atrás. ¿Valió la pena?

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>