Publicado el: Vie, Mar 13th, 2015

El fraude gubernamental

FERNANDO FACCHIN B.

El gobierno de Nicolás Maduro ha resultado un fraude político, social y económico para el país, su política de estado está destinada a la manipulación de la opinión pública mediante el ritualismo fetichista destinado a influir en el resultado de las elecciones parlamentarias.

Para el fraude existen elementos fundamentales como son el mito y el fetichismo; allí debemos referirnos a la manipulación sobre la figura del “Comandante eterno” y al “antimperialismo”, lo que se corresponde con una acción afectiva y volitiva, donde predomina una mentira repetida tantas veces para convertirla en verdad, con un amplio rechazo a las ideas, valores y sentimientos democráticos, siempre susceptibles de manipulación oficial con la consigna de estar “en pie de guerra”, que no pasa de ser un imaginario fantasioso para crear expectativas falsas y temores recurrentes.

La crisis se debe a la falta de legitimidad de las instituciones fundamentales del estado, empezando por la presidencia, donde ya predomina la ingobernabilidad por la desesperanza social frente a la degradación política de discursos manipuladores y vacíos de significado, contenido y credibilidad convincente, lo que impide la cohesión en favor del gobierno.

Por razón de lo dicho, el gobierno se aferra al fetichismo, dándole a “los ojos” “poderes mágicos o sobrenaturales” con carácter de amuleto para tratar de guiar el pensamiento y la conducta social.

Del mito y el fetiche hacen un ritual macabro invocando la muerte, con el mito determinan la creencia sobre la figura del fallecido, cuyo sarcófago vacío de cadáver lo convierten en actividad ritualista, una actividad repetitiva del “Cuartel de la Montaña” y el fetiche: “los ojos”, te miran, te siguen y te condenan una supuesta traición.

La incapacidad gobierno para sobreponerse a su falta de credibilidad y debilitamiento, se debe a no tener una agenda de cara a la sociedad, sino un programa de afianzamiento al poder para la destrucción del país.

En situaciones desesperadas los gobiernos debilitados, incapaces y sin credibilidad, recuren siempre a medidas extremas de desespero como son los mitos, ritualidad y fetichismo, como elementos milagrosos y misteriosos para superar la crisis

Es el momento oportuno para deslastrase del relato mítico en que se encuentra atrapado el oficialismo y comenzar un trabajo con la sociedad sobre bases políticas reales. “La transición comenzó, lo más útil es canalizarla para que conduzca a la libertad y la democracia.” (C. Blanco dixit). “No le temo a la represión del estado; le temo al silencio de mi pueblo”.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>