Published On: mié, Feb 19th, 2014

El golpista Iván Carratú Molina

– Sus solidas denuncias son más que un atrevimiento ocasional

-Es un incansable ensayista que denuncia con fervor la violación de los principios democráticos por el chavismo castro-comunista

Por: Ignacio Plaz-Juanes
En febrero de 1992 el Vicealmirante Mario Iván Carratú, Jefe de la Casa Militar del ex presidente Carlos Andrés Pérez, exponía su vida para salvar la del Presidente Pérez. Al mismo tiempo, el Capitán Miguel Rodríguez Torres comandaba militares insurrectos que trataban de tomar a fuego cerrado La Casona, domicilio oficial de los presidentes de Venezuela. Matar al Presidente y su familia, era la consecuencia previsible de aquel ataque ventajista y desproporcionado. No fue así. Los pocos y valientes soldados que defendían La Casona no cejaron en su esfuerzo en proteger con sus vidas la familia presidencial. Pérez, no estaba en ese lugar. Carratú Molina había logrado poner a salvo al Presidente y lo conducía a una estación de televisión para decirles a los venezolanos que la democracia -esa vez- se había salvado.
Hoy, más de veinte años después, en una democracia vulnerada, aquel capitán alevoso es hoy el general más poderoso del ejército venezolano, mientras que el corajudo Mario Iván Carratú deambula por algún lugar del mundo acusado de urdir –¿sarcasmo o paradoja?- un golpe militar.
Una supuesta conversación entre él y el embajador Fernando Gerbasi que circula por las activas redes sociales de Venezuela, constituye la formula de juicio empleada para, inútilmente, tratar de amedrentar a quien el juicio popular tiene como valiente demócrata. Este expediente del montaje, las intervenciones telefónicas ilegales y el robo de información por hackers tarifados por el gobierno se han convertido en una práctica tan habitual que su sola publicación despierta tan abultadas dudas de legitimidad que las convierten en materia para la picaresca política.
Pero aquel marino, ajeno a la política, militar de convicción y formado en la hoy desvencijada doctrina de respeto y defensa de la democracia y sumisión al poder civil que prevalecía en el ejército venezolano, se ha convertido en un denodado activista en defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos. Dejó las armas y tomó los laureles del intelecto. Es un incansable ensayista que denuncia con fervor la violación de los principios democráticos por el chavismo castro-comunista entronizado en su país.
En camino a su doctorado en Ciencias Políticas, se ha convertido en un frecuente entrevistado por medios de prensa de distintos países. En esos espacios desmenuza con singular solvencia las tensiones que genera entre los militares el avasallamiento de la libertad y la ignominia de adjudicar a las fuerzas cubanas el comando del ejército de Venezuela. Una fuerza invasora que para asombro del mundo no llegó por la fuerza a apoderarse del país. ¡No!. Fue invitada por la nomenclatura gobernante a sustituir la indelegable obligación de proteger y defender el territorio y la seguridad nacional.
Sin duda que el expediente en que descansa la hostilidad oficialista hacia Mario Iván Carratú Molina tiene bases ciertas. Sus solidas denuncias son más que un atrevimiento ocasional. Van a la médula de las oleadas de manifestaciones populares que hoy sacuden a Venezuela. Basta con citar su declaración al ABC de España en la que sin empacho afirmara que: “Nicolás Maduro, quien al no tener el liderazgo militar, se apoya en las milicias comandadas por los cubanos”. Y si alguien practica la intolerancia desde los lejanos tiempos de la Sierra Maestra son los milicianos cubanos.
Hoy, en la Venezuela que busca reivindicar su democracia hay que tener presente que esa lucha se inscribe en términos agónicos. Haydé Santamaría, la llamada “Héroe del Moncada” y directora de La Casa de Las Américas, quien defraudada por la revolución castrista se voló los sesos, decía en la época de su radical espíritu revolucionario que:”La revolución no cuenta sus enemigos, sino que acaba con ellos”.
Febrero de 2014
Circula por redes sociales

------

------

Displaying 6 Comments
Have Your Say
  1. zoilavg dice:

    MICarratu TE CONOZCO, RESPETO NO ME HACE FALTA LEER, LA INDIGNACIÓN ME DA MAS FUERZAS PARA LUCHAR EL HONOR SI ES TU DIVISA, DE LOS MEJORES

  2. zoilavg dice:

    MICarratu A y Dios te acompañe y sigue ayudando a restaurar la Democracia,sino te conocen no estudiaron ni oyeron Historia de Venezuela

  3. elloroamarillo dice:

    MICarratu faltó decir honesto ,justo y gran venezolano bendiciones

  4. gaviota63 dice:

    La historia y los hechos son el mejor ejemplo de la honestidad y cabalidad de la persona en question, no hace alta lectura, solo hacefalta seguir el accionar y leer su blog. A la gente no le gusta que le digan las cosas como son, tanto a la partida totalitarista como a la parte «opositora» ….

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>