Publicado el: Sab, Feb 20th, 2016

El Gran Cisma, la separación de la Iglesia católica y las ortodoxas

papa y patriarca
Actualmente los ortodoxos representan al tercer grupo más grande dentro del cristianismo, después de católicos y protestantes

Como Gran Cisma se conoce a la primera gran escisión ocurrida en el seno del cristianismo, que separó a las Iglesias de Occidente y Oriente en el año 1054.

El pontífice de la Iglesia occidental en Roma y el jerarca de la Iglesia oriental en Constantinopla (hoy Estambul) se excomulgaron entonces mutuamente debido a diferencias teológicas y disputas políticas. Éstas últimas estaban inscritas también en la rivalidad entre el Imperio Bizantino y el Imperio Romano occidental.

Desde el cisma existen varias Iglesias ortodoxas autónomas. La más grande es la Iglesia ortodoxa rusa con unos 150 millones de fieles, según sus propias cifras. Los ortodoxos representan hoy en día al tercer grupo más grande dentro del cristianismo después de católicos y protestantes.

Los ortodoxos se consideran los guardianes más genuinos de la tradición cristiana. Sus oficios religiosos se caracterizan por liturgias particularmente solemnes que pueden durar horas y, en caso de festividades muy importantes, incluso toda una noche.

Los ortodoxos rechazan la autoridad de los papas. A diferencia de la Iglesia católica, no tienen uno sino varios jerarcas (por ejemplo los patriarcas de Moscú, Estambul o Jerusalén).

Los sacerdotes ortodoxos no están obligados al celibato como los curas católicos y pueden casarse antes de ordenarse. Sólo los obispos ortodoxos deben permanecer solos.

El acercamiento

El papa Juan Pablo II (1978-2005) declaró el acercamiento entre las Iglesias católica y ortodoxas como uno de sus principales objetivos. La relación, sin embargo, se tensó cuando el Pontífice católico creó cuatro obispados en Rusia en el año 2002.

Pese a ello, el patriarca ruso, Kirill, siempre ha resaltado la existencia de valores comunes entre católicos y ortodoxos.

El sucesor de Juan Pablo II, Benedicto XVI, volvió a alentar el acercamiento. El patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, viajó en 2013 a Roma para la misa inaugural del pontificado de Francisco, en la primera visita de ese tipo en más de 1.000 años.

Francisco, que aboga también por tender puentes entre las Iglesias cristianas, visitó a Bartolomé I en Estambul en noviembre de 2014 durante un viaje a Turquía.

Aunque el papa ya se ha reunido en el pasado con patriarcas ortodoxos, éste es el primer encuentro desde 1054 entre el pontífice católico y un patriarca ruso.

Kirill, de 69 años, es considerado un defensor del diálogo de religiones o ecumenismo. El patriarca ruso es también un defensor de valores familiares tradicionales y es cercano al presidente ruso, Vladimir Putin. El líder del Kremlin ve a la Iglesia ortodoxa como parte de su aparato de poder.

El papa argentino, de 79 años, aboga también desde hace años por el diálogo entre el catolicismo y las demás Iglesias cristianas.

El Patriarcado de Moscú consideró que las diferencias entre ambas partes no están superadas del todo, pese a la histórica reunión de Francisco y Kirill.

“Esperamos que este encuentro abra un nueva capítulo en las relaciones de nuestras dos Iglesias”, señaló el metropolitano Hilarión, el encargado de relaciones exteriores del patriarcado, en declaraciones que publicó el diario Komersant.

Las Iglesias ortodoxas, unos 250 millones de fieles en todo el mundo

Las Iglesias ortodoxas son autónomas desde hace casi 1.000 años tras el cisma que las separó de la Iglesia católica romana.

En virtud de la llamada “autocefalía” de cada grupo, los ortodoxos congregan en unas 15 iglesias a alrededor de 250 millones de fieles en todo el mundo y constituyen con ello el tercer grupo más grande dentro del cristianismo, después de católicos y protestantes.

No hay, sin embargo, cifras precisas sobre su número. La Iglesia ortodoxa es con unos 150 millones de miembros la más grande con amplia diferencia, según datos de Moscú. En Europa existen también la Iglesia ortodoxa griega y la serbia, entre otras.

Aunque la mayoría de ortodoxos se concentran en Europa oriental y Cercano Oriente, también existen Iglesias ortodoxas en países americanos como Estados Unidos, México, Cuba, Venezuela, Argentina y Chile, entre otros.

Entre el grupo de las Iglesias ortodoxas orientales están la siria, la copta, la armenia y la etíope. El patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, tiene un papel importante como líder honorífico de los cristianos ortodoxos.

diariolasamericas.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>