Publicado el: Vie, Dic 30th, 2016

El madurismo rimbombante y la hambruna en Venezuela

Colas en-Venezuela-para-compar-comida-
Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño.

Por Hambre se entiende la necesidad fisiológica de nutrirnos mediante una correcta y equilibrada alimentación; mientras que la Hambruna es producto de la carencia de alimentos debido a una guerra o a una catástrofe climática por sequias o inundaciones; mientras que el termino de Hambrear, es el hacer padecer voluntariamente de hambre a una ciudad o a un pueblo, con el objeto de debilitarlo y de someterlo, para que este se rinda sumisamente, lo cual en la antigüedad se lograba, al sitiar a un pueblo para que este por hambruna se rindiera.

En Venezuela, la primera Hambruna la padecimos durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), cuando éramos gobernado por el dictador J.V Gómez, quien se mantuvo neutral ante lo que aquí se llamaba “La guerra de Europa” muy a pesar de su “Germanismo”; para ese entonces, nuestra economía se fundamentaba en la exportación de cuero, café y cacao y nosotros importábamos trigo, máquinas de coser, de escribir, pianolas, Ford tablita y maquinas registradoras, que eran el sueño de todo pulpero etc. Pero esa guerra europea nos impidió el intercambio comercial y, lo primero que nos faltó fue la Harina de trigo, por lo que el gobierno se vio obligado a rebajar a la mitad el Gasto Público, por lo que quien tenía en aquel entonces un sueldo mensual de 300 Bs, se le redujo a 150.Bs, todo producto de esa “Guerra Europea”, lo cual es muy diferente a la Hambruna que padecemos los venezolanos en el 2016, producto de la incapacidad y a la corrupta administración del gobierno Cívico-Militar del Madurismo; pero ella, no es consecuencia de ninguna guerra. Volviendo a la hambruna de 1914, ella obligo al ciudadano, a voltear los cuellos de sus roídas camisa y trajes, el remendar sus zapatos, zurcir sus camisas, el usar los trajes y zapatos de lujo solamente los domingos etc. Como consecuencia de esta grave situación de causa externa, se produjo un éxodo de jóvenes y de familias venezolanas a los EEUU, pero no como lo estamos haciendo hoy hacia Florida, sino hacia Nueva York, donde algunos sobrevivieron a costa de trabajos manuales o de servicios públicos de mesoneros, sirvientes etc. Esto dio origen a esas famosas y muy agradables canciones venezolanas que dicen: “ Todo el que va a Nueva York se vuelve tan embustero, que allá lavaba platos y aquí que era platero…y el que cargaba cajas el que era cajero…. Y a la muy tarareada canción de Juan José, que dice así:….Allá viene Juan José, viene de la gran capital, mas pretencioso que un pavo real echándose de gran señor…dice que viene rico y recomendado…Ay Juan José, ya no sabes montar ni hacer caminar tú burro, Burro no se monta con sombrero ni con zapatos, ni con anillo de mucho brillo, ni con pañuelo muy amarillo, ni con bastón con puño de oro. ¡Oh¡ Juan José………

Desafortunadamente hoy día nuestro Éxodo o Diáspora, está constituido por nuestros hijos, nietos y familiares; afortunadamente bien preparados y por ello, muy bien admitidos en esos países; familias, a los que obligatoriamente nosotros debemos hacer retornar cuéstenos lo que nos cueste, para que esta anarquía de ignorantes cívico-militares a la que ya Revocamos el día 6-12-2015, comprendan que estamos hartos de tanta incompetencia, magnificada con este disparate fiscal de los Billetes de 100Bs; lo cual es una vergüenza nacional e internacional para el 80% de los venezolanos de Buena Voluntad. ¡VOILÁ¡

*Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>