Publicado el: Vie, Abr 10th, 2015

El perfil de un diputado

FERNANDO FACCHIN B.

Uno de los grandes debates que debe darse en Venezuela se basa en el hecho cierto de un parlamento que no representa la voluntad ni el sentir del ciudadano; entre la AN y la situación real del país cada día se profundiza más un verdadero abismo; en la AN están instaladas las rojas hordas de la mediocridad política y abuso de poder, por tal razón hoy se requiere del factor motivacional a la sociedad, lo que permitiría canalizar el esfuerzo, la energía y la conducta electoral de la ciudadanía hacia el logro del éxito en las parlamentarias, es de considerar que quienes aspiren a la diputación deben tener una base política, un pensamiento y una ideología, conjuntamente con un compromiso político que contribuya a la motivación ciudadana.

Es hora poner a prueba nuestra vocación de grandeza contra la mediocridad imperante. El país está abierto al peligro y a la esperanza, en consecuencia, la dinámica política en lo sucesivo debe ser en función al triunfo electoral en las parlamentarias, proceso que se construye en un escenario donde parece no habernos percatado de los desafíos que implica; en política, cuando hay contradicciones graves, polarización y división, no se va a ninguna parte, o se llega, irremediablemente, al fracaso.

El gobierno no va a pasar de la mediocridad a la institucionalidad, todo indica confrontación. El desafío es ser reactivos a las posiciones de confrontación del gobierno y establecer una agenda en base a los objetivos políticos electorales; en tanto se agrave la situación interna del país, la realidad se tornará peligrosa por varios factores; entre ellos porque el oficialismo utilizará las armas para mantenerse en el poder.

Los legisladores tienen como objetivo socio/político la búsqueda del bien común, el fortalecimiento de los valores éticos, morales y la preservación de los principios democráticos de solidaridad, justicia, equidad, igualdad, libertad, transparencia y respeto al Estado de Derecho, aparte de su función legislativa y de control del ejecutivo, con ninguno de esos objetivos y funciones cumple el actual parlamento, el cual presenta un perfil cada vez menos político y cada día más mediocre.

Debemos entender que estamos frente una gran oportunidad para que la sociedad haga una evaluación de los candidatos a diputados y aprecie la condición de cada candidato a diputado a la AN, por cuanto ellos ejercerán un cargo de absoluta relevancia política y tomarán decisiones que nos afectarán a todos los ciudadanos, por las razones expuestas, el perfil de un diputado debe ir acompañado de su condición académica, intelectual y política, conocimiento y sensibilidad social. Conviene ser conscientes de por quién vamos a votar. El debate debe ser político.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>