Published On: lun, Feb 24th, 2014

EL PUNTO DE NO RETORNO

La represión es incompatible con la paz

Fernando Facchín B.

“El bien y el mal no van por el mismo camino; el hielo y el carbón no caben en la misma estufa.” Refrán chino

De la manera más cínica, el ilegítimo de Miraflores llama a una “Conferencia por la Paz”, cuando en el país prevalece la represión, la persecución, el genocidio, la degradación personal y el insulto gratuito, acciones viles de un gobierno que ha perdido la poca legitimidad que poseí y ha caído en la ingobernabilidad absoluta, todo ello incompatible con un proceso de paz, esa convocatoria  no es más que una bomba de humo, trapo rojo para ocultar la realidad del país.

Hoy la opinión pública nacional apoya activamente el movimiento de los jóvenes que busca una solución política de cambio que un gobierno terrorista, por su tozudez, no puede ofrecer, aunque han tenido ante sí una oportunidad histórica para apostar por una estrategia de paz y a cambio masacraron a jóvenes inermes que reclamaban por su futuro; el gobierno con la represión, persecución, detenciones arbitrarias, genocidio y utilización de la fuerza bruta irrespeta a la voluntad de los ciudadanos que pacíficamente reclaman sus derechos.

El ilegítimo y su soberbia, falta de inteligencia política y moral, incapacidad ciudadana e ineficiencia política no entiende que para avanzar en el camino de la paz es imprescindible desactivar las medidas de represión y de excepción incompatibles con un proceso de paz, así su convocatoria presidencial es una farsa, un acto más del circo político con el que quiere tapar su fracaso personal y político.

Definitivamente, a lo largo de los últimos 15 la mentira y la desinformación se han convertido en las industrias más productivas de la maquinaria represiva con la que elchavismo ha intentado acabar con la legítima lucha del pueblo venezolano por sus derechos, por recuperar lo que simple y llanamente le corresponde, por el contrario el chavismo hoy convertido en castrocomunismo madurista, escondiéndose bajo la máscara acto de constricción por la paz, oculta que el terrorismo de estado empleado contra los estudiantes y el pueblo, es la máxima expresión militarista y amoral para mantener la dominación social, política y económica mediante el terror y la represión. El genocidiocontra la Masa inerme que protesta legítimamente, producto de los asesinatos ordenados desde la residencia, aunados a las detenciones selectivas, la utilización sistemática de la tortura, el cierre de medios de comunicación, la lista de delitos de lesa humanidad cometidos por el gobierno es, simplemente, interminable.

Y esa lista de delitos, opresiones y humillaciones diarias se pretende ocultar bajo el manto raído de la convocatoria a una falsa paz. El fracaso de las estrategias de guerra y represión es evidente, se mantiene abierta permanentemente una profunda crisis política, social y económica contra el país entero. Una mentira por miles de veces que sea repetida no dejade ser una mentira. Que no le quepa ninguna duda a nadie que de continuar la actual situación de opresión y conculcación de derechos la lucha se mantendrá hasta que concluya esta situación de injusticia y farsa política de un gobierno asentado sobre la barbarie.

Basta de aceptar que el descaro oficialista intente utilizar tácticamente un falso proceso de paz para engañar al pueblo o trate simplemente de neutralizar la protesta legítima y opte finalmente por insistir en la vía de la imposición represiva y genocida.

Los venezolanos nos encontramos ante una nueva y gran oportunidad para ofrecer un futuro distinto a nuestra generación de aguerridos y a las futuras generaciones, es nuestra obligación salvar al país de la satrapía oficialista, estamos frente al “PUNTO DE NO RETORNO”. Nunca como ahora habíamos podido vislumbrar con tanta claridad un horizonte en el que la vulneración de los derechos humanos desaparezca definitivamente, la sinrazón de la imposición que alimenta el conflicto sea cosa del pasado y podamos dar paso a un nuevo tiempo político en el que todos saldríamos ganando.

La sociedad venezolana en pleno apoya consensuadamente las posiciones y los pasos de quienes actúan de manera valiente y decidida asumiendo riesgos personales importantes en pos de una solución democrática, dando la espalda a quienes insisten en alimentar la injusticia, el odio y la venganza de manera irresponsable y mezquina apostando por la represión, el genocidio y el enfrentamiento.

En Venezuela tenemos 15 años sin paz, sin justicia y sin igualdad

Febrero 24/2014

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>