Publicado el: Vie, Jul 1st, 2016

El revocatorio, respuesta a un desafío

Revocatorio28M8
Fernando Facchin B.

La interacción de la sociedad ha demostrado valentía y decisión enfrentándose a un sistema de gobierno denominado “canallocracia”
El régimen tiene una precaria solidaridad de un grupúsculo censurado social, económica y políticamente por una conducta pública y privada reñida con la moralidad y la democracia

“El Revocatorio” constituye una respuesta a un desafío que se ha impuesto la sociedad civil para rescatar el país de la mediocridad, la ineptitud y la honestidad de la política pública donde no se puede determinar los límites entre ambición y conciencia.
La interacción de la sociedad ha demostrado valentía y decisión enfrentándose a un sistema de gobierno denominado “canallocracia”, donde priva la ineptitud, la ineficiencia, la ambición y la corrupción, donde los bandoleros y aventureros de la política se imponen.
“El Revocatorio” es el desiderátum del sentimiento de libertad, soberanía y moral política. El régimen tiene una precaria solidaridad de un grupúsculo censurado social, económica y políticamente por una conducta pública y privada reñida con la moralidad y la democracia, con una sobrecarga en el morral de la ignominia que cargan a sus espaldas.
La actuación del régimen no es extraña, es producto de del bandolerismo oficial ejecutado por hombres fracasados en su vida, militares, abogados de alquiler, oportunistas, peculadores, psiquiatras y malversadores marcados indeleblemente con el hierro candente de la ignominia.
La valiente y cívica jornada de la recolección de firmas frente a la tragicomedia del oficialismo cobarde y el diferimiento permanente del proceso revocatorio, impulsa a la sociedad civil ante la opinión pública nacional e internacional como una comunidad democrática y valiente, en contra de un régimen canalla y amañado que se encuentra en su recta final.
Los baldones que el pueblo ha recibido de las fuerzas armadas y policiales son delitos de lesa humanidad, hay uniformados audaces y aventureros, inadaptados a la civilidad, quienes deslumbrados por el falso brillo de algunos méritos y de los arreos militares aunados a la ambición crematística sin importarles ni la dignidad ni el honor de su rango y condición han masacrado al pueblo y han han hecho mal uso de las arcas del erario público.
Los indignos venezolanos con jerarquía en el régimen han perfeccionado el arte de la calumnia, del engaño y de la mentira, tanto así que se engañan entre ellos mismos, pero como decía teólogo francés Talleyrand-Perigot “Hay un arma màs fuerte que la calumnia: LA VERDAD”
Con el proceso revocatorio el pueblo ha reafirmado su fe en si mismo, en su fuerza de voluntad como única fuente de legitimidad política en el país. La sociedad se colocó a la cabeza de una cruzada por la libertad frente al reducto de déspotas fracasados. “Nada va bien en un sistema político en el que las palabras contradicen a los hechos”. Napoleón.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>