Publicado el: Jue, Nov 17th, 2016

El Rey pide “respeto a las instituciones democráticas y a la ley” en la Apertura de la XII legislatura

rey-de-espana-apertura-legislatura

El Rey reclama defensa de la cohesión social y regeneración de la vida pública

Felipe VI ensalza las decisiones de los tribunales como garantía esencial de la democracia.

El Rey ha defendido este jueves “la regeneración de la vida pública” y ha pedido diálogo y “respeto a las instituciones democráticas y a la ley”, durante el acto solemne de la apertura de la XII legislatura en el Congreso de los Diputados. “Dignifiquemos la vida pública y prestigiemos las instituciones”, ha asegurado Felipe VI ante las Cortes y en su primera intervención en el Parlamento como jefe de Estado.

En su discurso ha hecho un recorrido sobre asuntos como la regeneración democrática, los conflictos territoriales y la crisis económica y ha llamado a “fortalecer” el Estado del bienestar “porque ha sido, junto a las familias, un pilar básico para la protección social durante estos últimos años”. La sesión solemne, prevista en el Reglamento del Congreso, no pudo celebrarse en la anterior legislatura por falta de Gobierno y en esta se ha demorado hasta después de la investidura de Mariano Rajoy.

El jefe de Estado ha abordado la crisis institucional provocada por la ausencia de Gobierno y la repetición de elecciones, para asegurar que “la crisis de gobernabilidad se ha resuelto, finalmente, con diálogo, con responsabilidad y también con generosidad”. “No hay duda de que los intereses generales han estado muy presentes en su solución y de que, a largo de todos estos meses, nuestra Constitución se ha cumplido y los procedimientos constitucionales se han respetado”.

El Rey ha invocado “la capacidad de llegar a acuerdos, de lograr la mayor concertación en las cuestiones básicas; y necesita el compromiso de todos con el interés general para resolver los problemas de los ciudadanos. Dignifiquemos la vida pública y prestigiemos las instituciones”. Lo ha hecho ante una Cámara más fragmentada que nunca en democracia y en el arranque de una legislatura con Gobierno en minoría y plagada de tensiones entre los diferentes grupos.

Sobre la crisis económica ha empezado por poner de manifiesto “las profundas consecuencias en nuestro sistema productivo; pero también y sobre todo en las personas y en nuestra cohesión social, privando a muchos de nuestros compatriotas de empleo, especialmente a los más jóvenes”. Después ha lanzado un mensaje optimista, según el cual “el ritmo constante de recuperación de nuestra economía, su crecimiento y la generación de puestos de trabajo constituyen una realidad cierta y positiva que nos permite albergar fundados motivos en la superación de los desequilibrios generados por la crisis”.

En su discurso de unos 20 minutos, el Rey se ha referido a la corrupción para decir que “la regeneración moral de la vida pública es una cuestión de principios, de voluntad y decisión; es también una cuestión de orden en el funcionamiento de nuestro Estado de derecho, y antecedente necesario para poder recuperar la confianza de los ciudadanos. Y en ese sentido, los valores éticos deben inspirar nuestra vida pública y debemos también asentar referencias cívicas en nuestro comportamiento social. La corrupción, que ha indignado a la opinión pública en todo nuestro país y que debe seguir siendo combatida con firmeza, tiene que llegar a ser un triste recuerdo de una lacra que hemos de vencer y superar”.

Una parte destacada de su discurso estuvo dedicada al conflicto territorial, para la que invocó el diálogo, pero también el respeto a la ley y las decisiones judiciales, lo que puede entenderse como un mensaje directo a la Generalitat de Cataluña.

“El respeto y observancia de la ley y de las decisiones de los tribunales constituyen una garantía esencial de la democracia; porque en un Estado de derecho la primacía de la ley elimina la arbitrariedad de los poderes públicos y asegura el ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos. Igualmente, el diálogo y el entendimiento son exigencias de cualquier régimen de libertades. Por ello, el diálogo dentro del respeto a la ley es consustancial a la democracia”, ha asegurado.

En el acto no han estado presentes los parlamentarios de ERC ni de Bildu. Los de Podemos asistieron al discurso dentro del hemiciclo, pero han anunciado que no asistirán a la parada militar posterior en la puerta del edificio del Congreso. Un senador ha seguido el discurso con una bandera republicana y una diputada de IU se ha puesto de espaldas al Rey. Los parlamentarios de Unidos Podemos, PNV y PDECat no aplaudieron la entrada del jefe del Estado y los de IU no se han levantado cuando sonaba el himno.

El Rey ha estado acompañado por la reina Letizia y por sus hijas, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía. Solo han estado presentes los presidentes autonómicos de Castilla y León (Juan Vicente Herrera), Cantabria (Miguel Ángel Revilla), Asturias (Javier Fernández), Murcia (Pedro Antonio Sánchez) y Madrid (Cristina Cifuentes).

Fuente: El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>