Publicado el: Dom, Dic 1st, 2013

El Salvador: ¿Corrupción del presidente anterior, Francisco Flores?

Funes denuncia a su antecesor por la “pérdida” de 10 millones de dólares

El presidente salvadoreño reclama a Francisco Flores que aclare le destino del dinero donado por Taiwán en cheques a su nombre

Lo nunca antes visto está ocurriendo en El Salvador: el presidenteMauricio Funes reclama a su antecesor, Francisco Guillermo Flores Pérez, que aclare el destino que le dio a 10 millones de dólares que le donó la República China de Taiwán, con cheques a su nombre y que estaban destinados a una institución estatal, a la cual nunca ingresaron.

Grave el asunto: la denuncia fue hecha por Funes frente a las cámaras de televisión, el jueves pasado, con papeles en mano del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, cuando recientemente esta institución reportó una “operación sospechosa” y señalaban con todas sus señas a Francisco Guillermo Flores Pérez, nacido el 17 de octubre de 1957, residente en San Salvador y expresidente de El Salvador, en el periodo 1999-2004.

El ROS (Reporte de Operación Sospechosa Número 30000028623051), mostrado por Funes en la televisión y publicado posteriormente en medios locales, detalla que entre octubre de 2003 y marzo de 2004, la embajada de Taiwán emitió dos cheques, por cuatro millones de dólares y un millón de dólares, respectivamente a nombre de Francisco Guillermo Flores Pérez; posteriormente, cinco millones de dólares adicionales. Los cheques fueron endosados y depositados en el Banco Cuscatlán de Costa Rica, luego enviado el dinero a un banco en Bahamas, por medio de uno de Miami –International Bank of Miami-. Este último banco fundado con capital de dos grandes empresas salvadoreñas fue cerrado por sospechas de lavado de dinero.

El expresidente Flores es actualmente el jefe de campaña del candidato presidencial Norman Quijano, de la opositora y derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), partido que gobernó 20 años consecutivos, entre 1989 y 2009. El señalado se ha limitado a decir que niega cualquier acto de corrupción y recomendó al presidente Funes hacerse una revisión de su “estado mental”. Sin embargo, intentó aclarar que los fondos habían sido destinados como aporte a la campaña presidencial de 2004.

Este fin de semana salió públicamente el expresidente de ARENA en aquella época, José Antonio Salaverría, para aclarar con “tristeza y pena”, que esos fondos nunca llegaron al partido político.

Las interrogantes de Funes, quien exige a la Fiscalía General que investigue el caso, son de que el exmandatario aclare el destino de dichos fondos que deberían estar registrados en el erario público, porque eran destinados a la agencia estatal Instituto Libertad y Progreso, sin embargo, no hay registro de los 10 millones de dólares. Tampoco se sabe porqué si aquellos dineros eran destinados a una entidad estatal o a un partido, se emitieron a nombre personal del expresidente Flores, ni se sabe porqué fueron enviados al extranjero. En todo caso, si se comprobara que fueron aportes para una campaña presidencial, sería una ilegalidad grande dado que la Constitución de la República prohíbe este tipo de operaciones.

Desde el propio bando de ARENA, algunas voces, como las de su actual líder, Jorge Velado, ha dicho que será el propio Flores quien aclare el destino de los 10 millones, pero denunció al presidente Mauricio Funes y al partido oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), de orquestar una campaña y una persecución política en contra de ARENA en la presente campaña por la presidencia, cuyas elecciones se llevarán a cabo el 2 de febrero de 2014.

Las otras culpas de Flores

Pero otra parte, el presidente Funes dio a conocer este fin de semana nuevas pérdidas en perjuicio del Estado mientras Flores fue mandatario, como por ejemplo, dos laudos arbitrales ante las empresas internacionales Nejapa Power y Alstom Brasil, respectivamente, que costaron al país en total 777 millones de dólares.

Igualmente, detalló sobre la venta de unas generadoras térmicas a empresa Duke Energy, misma que después fue contratada para que pusiera a operar las mismas generadoras vendidas, casi por el mismo precio, es decir, por 125 millones de dólares.

“¡Qué negocio más maravilloso! Bill Gates debería comprar este tipo de estrategias”, ironizó Funes en referencia a la transacción beneficiosa a favor de Duke Energy, puesto que en menos de tres años había recuperado 110 de 125 millones de dólares que invirtió en la compra de las generadoras térmicas.

A estos casos Funes le ha sumado las pérdidas por el contrato entre la estatal de electricidad CEL y italiana Enel, por el valor de 1.800 millones de dólares, motivos por los cuales 9 altos ex funcionarios de Flores serán enjuiciados judicialmente acusados de peculado, en el próximo año después de las elecciones, según determinó un tribunal de San Salvador.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>