dolares en venezuela

Bajar el precio del dolar en Venezuela, un sueño imposible

 Una politica cambiaria en agonia

 

El cúmulo de empresas que no reciben dólares en Cadivi ha sufrido una importante merma en el acceso a las divisas que permiten comprar materias primas, repuestos o productos terminados que resultan esenciales para abastecer al mercado y mantener en movimiento a la rueda de la economía.

Las estadísticas oficiales desnudan que en el primer semestre de este año, por vía alterna a Cadivi, la economía recibió una oferta de 639 millones de dólares, que se traducen en una severa reducción de 88% respecto a los 5 mil 197 millones de dólares que fluyeron durante el mismo lapso de 2012.

Hasta febrero de este año el Gobierno mantuvo al Sitme, un sistema que inyectaba divisas al mercado a través de bonos, y luego no hubo un nuevo dólar salvo una subasta aislada por 200 millones que sirvió de prueba para el Sicad, el mecanismo con el que espera disminuir el déficit de divisas a partir de la próxima semana.

Ante el declive en la oferta de divisas por los canales regulares la demanda se ha desplazado al mercado paralelo, donde el valor del dólar alcanza niveles récord, impulsando el precio de una amplia gama de productos y servicios como vestido, calzado, espectáculos y electrodomésticos, entre otros.

Aparte de que el dólar tiene un altísimo costo en el mercado paralelo, este mecanismo no es capaz de abastecer eficientemente al mercado y por ende las importaciones privadas registran un declive de 10,5% en el primer trimestre.

Otro factor a tomar en cuenta es que el salto de la inflación ha golpeado la capacidad de compra de la población y el consumo pierde fuerza.

Ya vienen

La promesa del Gobierno es que a partir de la próxima semana el Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad) comenzará a subastar dólares, al menos dos veces al mes, para reducir la sequía de billetes verdes en los distintos sectores de la economía.

La estrategia consistirá en convocar a subastas específicas donde empresas de un mismo ramo podrán comprar dólares a un tipo de cambio que en promedio, de acuerdo con Ecoanalítica, se ubicará en los 14 bolívares por dólar.

De esta manera respecto al Sitme, donde el dólar tenía un precio de 5,30 bolívares, el Sicad concretaría una devaluación en el orden de 164%.

Las proyecciones de Ecoanalítica apuntan a que en total durante este año “el Sicad financie 6,8% del total de las importaciones privadas, es decir, 3 mil 800 millones de dólares”.

La lucha


El 26 de marzo el Presidente Nicolás Maduro señaló que “nosotros tenemos un objetivo con el Sicad, torcerle el brazo completico al dólar paralelo y lo vamos a lograr”, sin embargo, todo apunta a que no será fácil.

El tanque de reservas que tiene el Banco Central para colocar dólares en el Sicad a fin de elevar la oferta de manera importante y obligar a que el billete verde caiga de precio en el mercado paralelo registra un descenso de 13% en el año y el Fonden, un fondo donde el Gobierno almacena petrodólares, no cuenta con mayores recursos para alimentar al sistema.

La alternativa estaría en abastecer al Sicad a través de la emisión de bonos en dólares, pero al igual que con el Sitme, la colocación diaria de títulos aumentará constantemente la deuda del país y llegará el punto en que se hará insostenible.

Un elemento importante es que para disminuir la brecha entre ingresos y gastos el Banco Central de Venezuela fabrica bolívares que ingresan a la economía e incrementan la demanda de divisas.

Entre abril de 2012 y abril de este año el Banco Central fabricó 76 mil millones de bolívares para financiar a Pdvsa que aumentaron la presión en el mercado cambiario.

El Universal

Noticias Relacionadas

Aporte su Opinión

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *