Published On: mié, Sep 3rd, 2014

El Tiempo: Maduro co-gobierna bajo una plataforma militar

El Diario El Tiempo de Bogotá hizo un análisis de los cambios ministeriales anunciados el martes en la noche por el Presidente de Venezuela Nicolás Maduro. A continuación lo que los periodistas y analistas de este prestigioso periódico colombiano piensan del «Sacudón»:

¿Por qué el presidente Nicolás Maduro se vio obligado a hacer este cambio en su gabinete ministerial?

La situación económica venezolana se deteriora vertiginosamente cada día, lo mismo que la popularidad del presidente Maduro y la confianza en su gestión. Por eso, aunque debería tomar fuertes medidas de fondo para corregir las distorsiones, se decanta por tomar medidas políticas que no tienen mayor impacto ni en la economía ni en su popularidad y que tienen dos objetivos. El primero es demostrar que la revolución está «trabajando», «haciendo algo», y el segundo es redistribuir el poder entre los actores políticos del gabinete, que cada vez presionan más por cuotas de influencia. Recordemos que Maduro no es Chávez y no tiene el control que éste tenía sobre sus seguidores. Maduro se sustenta en una especie de co-gobierno en el que las facciones lo apoyan en la medida en que éste reparta la torta del poder.

¿Por qué pasa a Rafael Ramírez de la presidencia de PDVSA al Ministerio de Relaciones Exteriores?

Es una incógnita, porque hace menos de dos semanas el propio Maduro dijo que Ramírez «seguirá al frente de la Vicepresidencia Económica». Hay dos hipótesis: Ramírez había logrado amasar demasiado poder al frente de PDVSA, el Ministerio de Energía y ahora Maduro lo «neutraliza» poniendolo más cerca de él y más lejos de la «chequera petrolera», porque no puede sacarlo del todo del gobierno y todavía lo necesita para continuar las negociaciones con socios como China, que tienen en Ramírez a su principal interlocutor. La segunda es que, con Ramírez un poco lejos del área económica, también se enfrían algunas de sus propuestas, como el aumento del precio de la gasolina. Es decir, Maduro se quitaría de encima la presión de Ramírez para tomar medidas impopulares y continuar con más comodidad aceptando la asesoría del cubano Osvaldo Borrego en materia económica, que no serían del total agrado de Ramírez.

¿Qué intención tiene la creación de la Vicepresidencia de Desarrollo del Socialismo Territorial y del Ministerio de Comunas y Movimientos Sociales, que ahora va a ocupar Elías Jaua?

Esa Vicepresidencia tiene como objetivo retomar la idea del presidente Chàvez de crear el «estado comunal», en el que el poder ya no se distribuye entre alcaldías y gobernaciones sino en miles de «comunas» creadas en todo el país pero coordinadas directamente por la Presidencia de la República. El ministerio de las Comunas no es nuevo. De hecho hay todo un andamiaje legal para el funcionamiento de las comunas que hoy no se aplica, pero con Jaua allí sin duda se trata de un relanzamiento de algo que siempre ha acariciado el chavismo: redistribuir el poder entre las comunidades pero controlando directamente su fuente de ingresos y su funcionamiento, lo que en el fondo implica una mayor concentración en el Poder Ejecutivo. Jaua fue ministro de Agricultura y Tierras durante muchos años y seguro esa experiencia y su cercanía con factores de poder local le permitirán avanzar en la tarea del estado comunal.

¿Qué significa que se le entregue a otro militar, el general Marcos Torres, la Vicepresidencia Económica?

Eso exactamente: la entrega de una importante cuota de poder al sector militar, nada más y nada menos que la coordinación de la parte económica. Maduro cogobierna sobre una plataforma militar, y se comenta mucho en Venezuela sobre la avidez de poder de este sector, que podría deponer a Maduro en cualquier momento. Ninguno de los cambios representa un refrescamiento o medidas de fondo, no hay caras nuevas con ideas distintas, estamos hablando de un reacomodo de los protagonistas para mantener la revolución en los mismos términos.

¿Por qué se elige a Asdrúbal Chávez como nuevo ministro de Petróleos?

Es parte del reparto de cuotas de poder, esta vez a la familia Chávez. La concentración de poder que tenía Ramírez con la presidencia de PDVSA, el Ministerio de Energía y Petróleo (Menpet) y la Vicepresidencia Económica, ahora se reparte entre tres sectores: los militares (con la Vicepresidencia Económica), la familia Chávez (con Asdrúbal al frente del Menpet) y el propio Ramírez, pues Eulogio del Pino (nuevo presidente de PDVSA) es uno de sus más cercanos colaboradores.

¿Por qué se retoman ahora los «Cinco Motores de la Revolución» promulgados en 2006 por Chávez, rebautizados como las “Cinco Revoluciones”?

Es práctica constante del presidente Maduro retomar conceptos, ideas y planes de Chávez para dar idea de que se continúa el proyecto «revolucionario» en los mismos términos y con los mismos objetivos. En el fondo es un rebautizo sin transformación de fondo. Pero, además, la sectorización del gobierno en «revoluciones», «motores» y «vicepresidencias» es una forma de organización gubernamental muy parecido al funcionamiento del gobierno cubano.

¿Qué se puede esperar del nombramiento de Eulogio del Pino como nuevo presidente de PDVSA?

Del Pino es pupilo y cercano colaborador de Ramírez, es una de sus fichas y era el segundo al mando de PDVSA. No se puede esperar entonces nada diferente de lo que ya está pasando: que la estatal petrolera siga siendo la ‘caja chica’ del gobierno, con fuertes conexiones rusas y chinas dentro de la Faja del Orinoco y una producción modesta, como la que tiene ahora, que no supera los 3 millones de barriles diarios.

REDACCIÓN INTERNACIONAL EL TIEMPO

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>