Publicado el: Dom, Mar 30th, 2014

El Vaticano podría ser el mediador en el conflicto venezolano

-El Vaticano intenta mediar entre el gobierno de Venezuela y la oposición

-Nicolás Maduro cita al ex nuncio y secretario de Estado como posible interlocutor

La posibilidad de que el Vaticano medie en el enfrentamiento, cada vez más cruento, entre el gobierno de Venezuela y la oposición se venía valorando desde hace semanas, pero tanto su extrema complejidad como el deseo del Vaticano de mantener su actividad mediadora bajo el radar de los telediarios aconsejaban una discreción extrema. Una cualidad que no adorna precisamente a Nicolás Maduro, quien la noche del jueves, con la televisión en directo, se refirió al asunto a voz en grito: “¡Que venga Pietro Parolin! ¡Que venga!”. Se refería al actual secretario de Estado del Vaticano y nuncio apostólico en Venezuela desde 2009 a 2013.

La voz tronante de Maduro terminó por romper la discreción buscada por el Vaticano y su portavoz, el jesuita Federico Lombardi, no tuvo más remedio que referirse al asunto, si bien tratando de encausarlo de nuevo hacia los límites de la prudencia. “La Santa Sede está dispuesta a hacer todo lo posible por el bien y la serenidad de Venezuela, pero es necesario todavía profundizar y tener más elementos para verificar cuáles son las expectativas y las premisas para desempeñar un papel útil. Es lo que se está haciendo en las últimas horas”. Sobre la posibilidad de que sea nada menos que el secretario de Estado del Vaticano quien asuma la dirección –y el riesgo—de una mediación tan difícil, Lombardi no dijo ni que sí ni que no: “El cardenal Parolin conoce bien y ama Venezuela y está ciertamente dispuesto y deseoso a hacer lo posible”.

La primera evidencia de la posible mediación de la Iglesia apareció hace 10 días, en lo que tal vez fue una cándida filtración. En su cuenta de Twitter, el jefe del Comando Estratégico Operacional (CEO) de las Fuerzas Armadas venezolanas, general Vladimir Padrino López, registraba la visita a su cuartel general del nuevo nuncio apostólico en Caracas, monseñor Aldo Giordano. “Grata y santa visita”, la calificó, al tiempo que mostraba unas fotografías donde ambos intercambiaban regalos. “La paz sigue siendo el camino para Venezuela”, completó.Que el nuevo nuncio –nombrado en octubre pasado por el papa Francisco- estuviera con el principal oficial militar tenía un propósito. Un importante representante de la oposición venezolana, que pidió no ser identificado, confirmó en Caracas que desde hace meses el Vaticano se prepara para mediar en la crisis venezolana. “Giordano ha sido muy colaborador y ha hecho su trabajo, desde que llegó a la nunciatura se ha ganado la confianza de todos los actores del conflicto”.

La fuente aclaró que la mediación sería ejercida por el estado Vaticano y no por la iglesia venezolana, a la que el régimen bolivariano considera, salvo excepciones, antirevolucionaria. Ello explicaría, por ejemplo, las recientes declaraciones de Ovidio Pérez Morales, arzobispo de la ciudad de Los Teques (estado de Miranda) y todavía influyente ex presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en las que, más que una mediación, sigue pidiendo abiertamente pedía la salida de Madura y la conformación de “un gobierno de transición, de integración, de unión y de salvación”.

A propósito de la visita durante la pasada semana de una misión especial de cancilleres de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), el gobierno venezolano se dijo dispuesto a aceptar los buenos oficios de un tercero para dialogar con la oposición. Tanto el presidente Nicolás Maduro como el canciller Elías Jaua ya mencionaron a Pietro Parolin como eventual “testigo” de los diálogos. En 2013, el papa Francisco recibió en la Santa Sede tanto a Maduro cono al líder opositor y ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonski. A este le dio seguridades de que seguía con atención los eventos en Venezuela y que para ello había nombrado a uno de sus mejores hombres, el italiano Aldo Giordano, como su representante en Caracas.

Desde su conversación con el Sumo Pontífice, Maduro cita a menudo anécdotas y frases de esa visita durante sus largas intervenciones por televisión. El gobierno de Caracas, que define su revolución bolivariana como “profundamente cristiana”, además de socialista, quiere creer que la asunción del cardenal Bergoglio significó un giro a la izquierda en la posición universal de la Iglesia Católica.

El conflicto entre el Gobierno de Venezuela y la oposición, que comenzó el 12 de febrero, ha cobrado la vida de 39 personas. La más reciente fue Roberto Annese, un universitario de 33 años, que falleció a tiros el viernes cuando participaba en una manifestación en Maracaibo.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>