Publicado el: Lun, Ene 11th, 2016

EL VERDADERO ROSTRO DE SIMÓN BOLÍVAR

simon bolivar3
Por; Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño*

LOS RETRATOS DE SIMÓN BOLÍVAR.
Para el momento de su muerte, aun no existía la fotografía; técnica inventada en Francia por Louis Daguerre y Joseph Niepce, como el primer procedimiento fotográfico que se difundió en Paris en 1839, conocido como el Daguerrotipo; constituido por un Trípode, sobre el que se encontraba una Caja Negra o Cámara oscura contentiva de los lentes y de los productos químicos de fijación y revelado de la imagen; esos cajones negros los llegamos a ver y a fotografiarnos por los años 50 en los alrededores del Teatro Municipal de Valencia; mas específicamente frente a Sanidad. Si Bolívar se hubiere embarcado pare Europa, quizás tuviéramos fotos de él; pero sí tenemos la de su médico de cabecera el Dr Prospero Revérénd; lo cual nos demuestra el que le hizo caso al libertador, cuando en su conversación final le dijo: “Y usted que hace aquí, vuelva a su país donde ya flamea la bandera tricolor”; él volvió y por eso tenemos sus daguerrotipos y el de Edgar Allan Poe entre otros. Pero si bien no contamos con una foto del genio de América, contamos con su Retrato físico y su Retrato moral.
El Retrato físico de 1828 cuando contaba 45 años de edad, el General en Jefe Simón José Antonio Bolívar, aparentaba tener unos 50 años, debido a su muy avanzada “Tisis” (Hoy Tuberculosis); poseía un cuerpo delgado y extremamente flaco; brazos, muslos y piernas descarnados, frente grande surcada de arrugas muy marcadas, que se hacían mas aparentes cuando se llenaba de mal humor y cólera, pelo abundante y lleno de canas; sus ojos habían perdido el brillo de la juventud pero conservaban la viveza del genio, cejas espesas, canosas y arqueadas, nariz aguileña y proporcionada, boca grande y de blancos dientes y de sonrisa agradable; el color de su tez es tostada, que oscurece mas con su mal humor bilioso. Su rostro expresa pesadumbre, pensamientos tristes e ideas sombrías.
En contraposición su Retrato Moral es la de un hombre extraordinariamente genial, de inmensa inteligencia, que no tiene nada que ver con su agotada expresión física, que aun guarda el dominio de escribir en sus diferentes estilos como hombre de Estado, como militar y como hombre privado; lo cual manifestó en su última proclama y en sus dos últimas cartas personales a su prima Fanny en Paris y a su noble compañera Manuelita Sáenz. En el aun existe el forjador de ideas no comunes y muy originales; siempre despierto para defender su dignidad, honor y gloria; todas estas condiciones fueron las que le permitieron superar las desgracias, el infortunio y las traiciones hasta el momento final de su gloriosa existencia; acelerada por un diminuto microbio llamado 52 años después de su muerte como “BK”, contribuyendo así a la historia de de microbiología clínica contemporánea.
En lo que respecta a la desafortunada imagen que nos presentaron, después de su exhumación efectuada durante el irrespetuoso gobierno de Chávez el 16 de julio del año 2010 a la una de la madrugada; la cual representó la quinta exhumación, pero esta vez sin una justificación científica certificada por las Academias de Medicina y de Historia de Venezuela; quizás, para que su fuerza espiritual iluminara mágicamente a quienes inhumanamente no lo han dejado descansar en paz. Muy a su pesar los Universitarios y los Venezolanos en general, aspirábamos el que luego de haber extraído el ADN- mitocondrial de uno de sus dientes y vuelto a inhumar por quinta vez, lo dejen tranquilo pero que nos dieran un resultado acorde con la Medicina Legal y Antropológica contemporánea, estando incluido la evaluación del ADN del Mycobacterium tuberculosis. Y, no el que nos dieran solamente una evaluación de la configuración física o fenotípica del genio de América; ya que su legado histórico-filosófico lo conocemos a través de su Retrato Moral, que lo ha convertido en inmortal y ejemplo ante las atrocidades cometidas contra él, estando incluida este plagio de su rostro, que casi lo confunden con un homo sapiens de Neandertal.

La realidad de esa imagen es la siguiente:

Bolivar
El verdadero retrato es el de arriba: fue hecho en Lima (Perú) por el Artista: José Gil de Castro (1785-1841), considerado un Retratista y fue un artista de transición entre la Colonia y la República. De ese Retrato Bolívar dijo:”…tener la mas grande exactitud y semejanza”
bolivar copia
El segundo: es un MAL plagio del primero mas no una reconstrucción antropomórfica de su verdadero rostro, al que solamente le faltó el lunar para ser un ascendiente ancestral de los Chávez; esto fue todo lo que nos presentaron después del científico (¿?) estudio de su ADN, donde tampoco negaron su muerte por TBCP ni afirmaron su muerte por envenenamiento; que era el fin deseado por el difunto paranoico.
De igual forma y muy resumidamente debo aclarar el que para obtener una perfecta Reconstrucción facial forense, se toma en cuenta la presencia del cráneo real o una reproducción perfecta del mismo, conocer su edad, sexo, raza, complexión, condiciones de vida y de su muerte, conocimiento del ADN-paterno y del ADN-mitocondrial materno; todos estos factores aunados a la fotogrametría y la craneometría computadas, serán las bases que le permitirán al artista forense posicionar el tejido blando que represente la musculatura y la piel cráneo-facial, lo que le permitirá obtener en un 80% la similitud facial de la persona estudiada.
Genéticamente debo aclarar, el que es el ADN-Mitocondrial se transmitirán en dirección vertical, es decir que es pasado a todos los hijos, pero solamente las hijas son las que le transfieren a las subsiguientes generaciones mas no los varones y por ello, es que nos permite trazar la línea genética directa de nuestro REAL origen racial, familiar o antropológico; mientras que el ADN-nuclear(ADN-n) no lo permite; él, solamente nos da los caracteres genotípicos paternos, que es lo que se debió aclarar con los restos del Libertador y no el habernos presentado una vulgar foto de su rostro producto de una mala Craneometría antropológica, al que solo le faltó ponerle el lunar del difunto comandante; por tales motivos, no se puede admitir como real esa figura apática de un primitivo e increativo ser, como la real imagen de nuestro Libertador Simón Bolívar ¡VOILÁ¡

* Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>