Publicado el: Vie, May 1st, 2015

Empresas Polar: ¿Próxima a caer en las garras del gobierno?

Maduro pretende “controlar” la arepa de los venezolanos
El régimen de Nicolás Maduro está subiendo el tono de las amenazas contra Empresas Polar, considerada como la mayor empresa de Venezuela detrás de la estatal PDVSA, en lo que es visto como un nuevo intento por adquirir el control sobre la distribución de la harina de maíz precocida marca P.A.N., uno de los productos alimenticios más consumidos en Venezuela.

Una serie de expresiones públicas lanzadas recientemente por altos funcionarios del chavismo dejan entrever la posibilidad de que el régimen intervenga las operaciones del fabricante de la reconocida marca, que abastece cerca de la mitad de la harina utilizada para hacer arepas en Venezuela, dijeron analistas.

“Lo que está buscando el gobierno es asumir el control de la distribución”, dijo en Miami el asesor político Esteban Gerbasi.

“La intención es explotar la marca Polar en sus centros de distribución, porque ellos [el régimen] lo que están suministrando es de malísima calidad y quieren terminar de controlar el alimento de los venezolanos”, agregó.

Además de Harina P.A.N., Empresas Polar produce varias docenas de otras marcas, desde cerveza y salsa de tomate hasta atún y avena, además contar con la concesión de la marca Pepsi Cola.

Pero el gobierno no estaría interesado en asumir la producción de la empresa de alimentos, sabiendo muy bien que las expropiaciones que el régimen realizó de las otras productoras de harina de maíz condujeron en pocos meses a la virtual desaparición de sus productos en los anaqueles del país.

“Ellos quieren que Polar siga produciendo, pero quieren ser los encargados de la distribución. Quieren tener el control, para distribuir el hambre”, agregó Gerbasi.

Según un funcionario del gobierno citado por el periodista Nelson Bocaranda en el sitio de noticias Runrun.es, la intervención de las operaciones de Polar podría ser anunciada el viernes como parte del nuevo paquete de medidas económicas que Maduro prepara para el Día del Trabajo, como una nueva manera de encarar la crisis de escasez que sufre el país.

“El objetivo es el control total de la distribución de los productos de la Polar a través de la intervención de sus centros de distribución para luego poder hacer grandes redireccionamientos hacia los canales que el gobierno decida”, dijo la fuente, cuya identidad no fue revelada por Bocaranda.

“Así, todo los productos que Alimentos Polar distribuye hoy día a las 20,000 bodegas podrán mandarlos a PDVAL, Bicentenario [negocios operados por el chavismo] y los supermercados privados”, agregó.

El régimen, que por años ha ejercido presión sobre empresas Polar, en el pasado ha amenazado con expropiar a la compañía, argumentando que su dueño, el magnate Lorenzo Mendoza, ha financiado a la oposición.

Pero las acusaciones alcanzaron un punto álgido esta semana luego de que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, acusara a la empresa de emprender “un plan de guerra” contra el gobierno venezolano involucrando a la entidad militar privada estadounidense, Blackwater.

“La empresa terrorista Blackwater utiliza mercenarios al servicio del Departamento de Estado de los Estados Unidos para conducir operaciones en Siria, Libia, Afganistán e Iraq, especialmente para desestabilizar gobiernos, apoyar invasiones y proteger los intereses petroleros”, manifestó Cabello en su programa Con el Mazo Dando.

“Esto es parte de la Guerra Económica. Detrás del Plan Garra pueden encontrarse operaciones ocultas y violentas de Guerra No Convencional para atacar al sector productivo económico nacional”, denunció.

En una carta abierta dirigida a Maduro, Mendoza salió en defensa de Empresas Polar, argumentando que el único interés del grupo empresarial es producir alimentos.

“Empresas Polar genera el día de hoy más de 30,000 empleos, mientras que durante este año amplió la capacidad de producción de Harina P.A.N. en 43 millones de kilos mensuales, en nuestra planta de Chivacoa, y la de margarinas en 2.5 millones de kilos mensuales, en nuestra planta de Valencia”, declaró Mendoza en la misiva.

“Todo esto demuestra que somos parte de la solución y nuestro compromiso es contribuir por todos los medios que nos sea posible a que cada venezolano disponga de los productos que requiere, de manera oportuna y asequible”, señaló el comunicado.

Venezuela, que durante años disfrutó de una bonanza petrolera sin precedentes, enfrenta ahora una de las mayores crisis económicas de su historia tras el colapso del modelo petro-populista implantado por el chavismo.

La crisis, que mantiene los anaqueles de la mayoría de los supermercados vacíos, obliga a la gran mayoría de los venezolanos a pasar gran parte de sus días haciendo cola para poder adquirir los pocos productos de alimentos que se encuentran disponibles.

El Nuevo Herald/Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>