Published On: dom, Sep 8th, 2013

En el PSUV dirigentes se están bajando del barco

Rebelión en la granja chavista: dirigentes empiezan a desertar

El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) enfrenta una rebelión en sus filas en medio del descontento generado en sus bases por el favoritismo y arbitrariedad con que el régimen de Nicolás Maduro designó a sus candidatos para las elecciones municipales de diciembre, dijo el líder opositor Pablo Medina.

“Hay una rebelión nacional de militantes del PSUV que están en descontento por el dedazo de Maduro y de su cogollo, cuando impusieron a dedo más de 47 por ciento de los candidatos a alcalde de toda Venezuela”, dijo Medina en una entrevista telefónica.

“No respetaron la decisión de las bases. Y pasaron por encima de lo que ellos llaman la democracia participativa. Demostraron a sus bases que lo de la democracia protagónica era un gran fraude ”, agregó.

La decisión de Maduro impulsó a decenas de sus dirigentes comunales a separarse del movimiento creado por el fallecido Hugo Chávez.

Según Medina, cerca de 126 dirigentes chavistas de importancia a nivel municipal han decidido romper filas con el PSUV y el también oficialista Polo Patriótico para competir directamente contra los 335 candidatos impuestos por la máxima cúpula revolucionaria.

“Los 126 dirigentes están en rebelión. Desconocieron el dedo de Maduro. Están organizando una asamblea nacional”, dijo.

Los dirigentes decidieron apartarse del chavismo individualmente. Pero si de la asamblea a ser realizada este mes emerge un movimiento nacional, el acontecimiento tiene el potencial de alterar la ecuación política vigente en el país.

Sin dudas, amplificaría los problemas que ya lucen muy serios para el chavismo, ya que la gente que está dejando el oficialismo estaban desempeñando una función clave, señaló.

“Esto es una fractura. Es una herida muy profunda. Son gente que llevan años en esta lucha, dentro de las parroquias. Muchos de estas personas están vinculados con los Consejos comunales. Y a toda la estructura social que montó el gobierno de Chávez”, dijo.

Un número de los dirigentes también están en control de los denominados colectivos, organizaciones comunitarias creadas para defender la “Revolución Bolivariana” en la calle, con las armas de ser necesario.

Por otro lado, los desertores ahora están compitiendo en lugares claves del país, como la populosa zona de Petare, al este de Caracas, así como dentro de la capital, en el Municipio Libertador.

Según Medina, los dirigentes que se están separando del chavismo son activistas que se han ganado sus posiciones de liderazgo dentro de las comunidades trabajando directamente con los habitantes de sus localidades.

Ellos son los que habían mantenido la lealtad del voto chavista en estos sitios, encargándose de brindarle explicaciones a la gente sobre lo que el chavismo pretendía realizar para mejorar sus condiciones de vida.

“Ellos son los que llevan el día a día. Son el vínculo entre el chavismo y la calle. No son personas que están aisladas de las dificultades del país. Sufrían al igual que sus vecinos los temas de la inseguridad, la escasez de alimentos, y son quienes le han estado dándole explicaciones a la gente”, comentó.

Los problemas de desunión en las bases del PSUV obligaron al heredero de Chávez a hablar.

“Da tristeza que perdamos el tiempo en la vieja politiquería y en las aspiraciones personales”, dijo Maduro la semana pasada, al hacer un llamado a los militantes del PSUV para que dejen de lado “los egoísmos” y sus “aspiraciones a ocupar cargos públicos”.

Al optar por nombrar directamente las candidaturas para las elecciones municipales de diciembre, Maduro está siguiendo los pasos de Chávez, quien en sus últimos años tomó este tipo de atribuciones con muy pocas personas dentro de su movimiento atreviéndose a llevarle la contraria.

Pero el liderazgo interno de Maduro es muy inferior al que tuvo Chávez, comentó Medina, y la designación del actual líder del chavismo desestimó en los ojos de muchos líderes comunitarios sus logros y años de servicio.

La pérdida de los enlaces con la calle es una situación que luce peligrosa para el chavismo, cuando los graves problemas de desabastecimiento erosionan el respaldo que tenía en los barrios populares.

“Es peligroso, especialmente en una situación como esta, de escasez definitiva, donde los hospitales dicen que no tienen insumos, donde la población atraviesa por problemas alimenticios muy graves. Todo esto acentúa la inestabilidad del régimen”, dijo Medina.

 El Nuevo Herald

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>