Faltan dos días para la renovación de partidos políticos y las organizaciones que integran la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aún no logran un consenso sobre su participación en el proceso que convoca el Consejo Nacional Electoral.

De los nueve partidos que integran el G9, seis han tomado posturas opuestas. Mientras Acción Democrática, Movimiento Progresista y Avanzada Progresista se someterán a la renovación; Alianza Bravo Pueblo, La Causa R y Vente Venezuela se oponen a la legalización.

Los dirigentes de otras organizaciones políticas como Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular todavía no han fijado posición definitiva. Aunque dirigentes de la tolda aurinegra como el diputado Luis Eduardo Parra han asegurado que “pese al ensañamiento del CNE, hemos asumido el reto de validar”.

Por su parte, el partido naranja convocó un pleno nacional este jueves 2 de marzo para definir su estrategia electoral.

La coalición opositora prometió una respuesta unitaria después de anunciar su proceso de reestructuración el pasado 17 de febrero. Pero aún después de la prórroga que dio el CNE de tres semanas para la legalización, los partidos siguen sin ponerse de acuerdo.

El exsecretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, criticó la falta de consenso. “Soy militante socialcristiano de la Unidad. Maniobra oficialista exige estrategia común. No participo ni participaré en ninguna validación”, escribió en su cuenta de Twitter.

Posición que fue compartida por la dirigente de Vente Venezuela, María Corina Machado, pese a que su organización no puede participar en el proceso porque no tiene tarjeta.

Fuente: Efecto Cocuyo