Publicado el: Lun, Ene 25th, 2016

En pocas palabras: Bellaquería

elias jaua
Por: Ramón Peña

En junio de 2013 el entonces Canciller Elías Jaua, estentóreo y desde su pedestal de arrogancia, exclamó: “¡No hay papel toilet, pero tenemos patria!”. Con aquel perturbador dislate épico nos anunciaba la inminencia de una era de escasez, racionamiento y colas, al mejor estilo del socialismo ortodoxo. Para enriquecer su proclama, el apparatchick agregó: “¡La patria no se mide en un supermercado…!” (Sería admirable si hoy se atreviera a repetir esta perla en una cola del Bicentenario).

Ese mismo año el precio del barril de petróleo venezolano promedió 99.87 dólares. Con un pretendido sentido de racionalidad económica, el presupuesto de la nación de ese ejercicio fiscal había sido calculado a 55 dólares por barril, lo cual generaría un excedente de unos 45 dólares por barril, que multiplicados por el volumen de exportaciones de Pdvsa, dejaría teóricamente una importante suma para futuras contingencias. De esa reserva, 16.1 mil millones de dólares fueron transferidos al Fonden, ese fondo creado por Chávez en 2005 supuestamente para cubrir los períodos de “vacas flacas”. Hoy, de existir esos activos líquidos, estarían resueltas las privaciones de alimentos y medicinas y honrada la enorme deuda comercial. Pero al parecer, no quedaron ni los pelos de aquella reserva.

Por eso, solicitar poderes excepcionales para corregir la economía es un sarcasmo que ofende la inteligencia de los venezolanos y una trampa burda para comprometer a la Asamblea Nacional en el desastre acumulado por Chávez y sus herederos. Para nuestra fortuna, semejante bellaquería fue respondida por la Asamblea con castiza expresión: ¡a otro perro con ese hueso!

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>