Publicado el: Dom, Jul 2nd, 2017

Encuestas hunden cada día mas a Maduro, incluídos los grupos chavistas, y aspiran su salida en 2017


7 de cada 10 venezolanos aspiran a que Maduro abandone Miraflores en 2017
La mala percepción incluso se traslada a los venezolanos que se auto definen como chavistas. Para 66% de quienes que se identifican con la Revolución Bolivariana la situación del país es negativa

El piso político de Nicolás Maduro sigue deteriorándose y con él las instituciones que sirven de soporte institucional a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente. La leve recuperación que experimentó durante el último trimestre de 2016 se diluyó en medio de las protestas de los últimos tres meses provocando que al día de hoy 90,5% de los venezolanos describan como negativa la situación del país.

Según los resultados del último estudio de opinión pública de la firma Datanálisis el deterioro es evidente. Al momento de asumir formalmente la presidencia en el mes de abril de 2013 solo 46% de los ciudadanos calificaba negativamente el rumbo del país, en un poco mas de tres años esta maña percepción creció 44,5 puntos porcentuales.

La mala percepción incluso se traslada a los venezolanos que se auto definen como chavistas. Para 66% de quienes que se identifican con la Revolución Bolivariana la situación del país es negativa.

La gestión de Maduro no escapa de esta mala percepción. 8 de cada 10 venezolanos evalúan negativamente su desempeño como Jefe del Estado. Cuando fue electo para la primera magistratura del país 55% de los ciudadanos valoraba positivamente su desempeño como Presidente encargado. No obstante, después de 38 meses en el poder apenas 20% de los venezolanos cree que el desempeño de Maduro es positivo.

Sin embargo, si se analiza en detalle a quienes califican positivamente a Maduro se puede encontrar que la calidad de la aprobación de gestión es mínima. Para 10,5% de los ciudadanos el desempeño del Jefe del Estado es apenas “regular hacia bueno”, mientras 6,9% lo considera “bueno” y solo 3,4% (dentro del error muestral del estudio) piensa que el desempeño es “muy bueno”.

Solo creen quienes se dicen chavistas

La mayoría de los venezolanos que se definen como chavistas aún valoran positivamente el desempeño de Maduro. Para 71% de quienes se dicen oficialistas el Jefe del Estado tiene una labor positiva por el bienestar del país. El problema para Maduro es que el chavismo se ha reducido a solo el 18,4% de los venezolanos. Según Datanálisis 37,6% de los ciudadanos pueden definirse como opositores, mientras 43% se autodefinen como independientes. En este segmento, 82% de los ciudadanos (que se dicen independiente) valoran negativamente la labor del Jefe del Estado.

Ni siquiera en los estratos pobres de la población, el mercado político-electoral principal del chavismo, la gestión de Maduro es bien valorada. La percepción positiva sobre su desempeño se reduce a 10% de los ciudadanos que se ubican en la clase ABC, 21% de los ciudadanos de la clase D, mientras entre los ciudadanos con menos recursos, la clase E, la aprobación positiva llega apenas a 24%.

La mala valoración de Maduro es extensiva a sus principales soportes en el Gobierno. Para 71% de los venezolanos la labor del Vicepresidente Ejecutivo Tareck El Aissami es negativa. Resultados similares se encuentran cuando se indaga en la percepción de los ciudadanos sobre el desempeño del Defensor del Pueblo Tareck William Saab: 70% de los ciudadanos perciben negativamente su labor por el bienestar del país.

Aunque no es soporte de Maduro, sino su principal adversaria dentro de la estructura de poder formal del gobierno venezolano, la Fiscal General Luisa Ortega Díaz tampoco es valorada positivamente por la mayoría. Hasta la primera semana del mes de junio 57% de los ciudadanos percibe negativamente su gestión y apenas 28% la describe positivamente. Además la calidad de esta aprobación también es mínima: 17% piensa que es regular hacia buena, 9,8% la describe como buena y solo 1,8% considera que es “muy buena”.

Más poder para Maduro

Aunque la mayoría de quienes se dicen chavistas (71%) aseguran que la Asamblea Nacional Constituyente convocada por Maduro servirá para garantizar la paz y la estabilidad del país, el discurso oficial no llega a quienes se dicen independientes y mucho menos a los opositores.

40,5% de los independientes creen que la ANC servirá para darle más poder a Maduro evitando que entregue el poder; mientras 20,5% cree que esta convocatoria persigue evitar la elección presidencial de 2018 y 12% considera que le permitirá dar un Golpe de Estado. Entre los independientes apenas 10,9% cree que la ANC servirá para garantizar la paz.

Entre quienes se dicen opositores 57% asegura que la ANC persigue perpetuar a Maduro en el poder, 21,9% considera que busca eliminar la elección presidencial y 14% percibe que esta convocatoria es la excusa para dar un Golpe de Estado.

De hecho, solo quienes se dicen chavistas creen que la ANC puede resolver los problemas del país. Con esta idea concuerdan 65,8% de los ciudadanos que dicen identificarse con la revolución bolivariana, opinión que solo comparten 10% de los independientes y 2,7% de los opositores.

Poderes mal valorados

Institucionalmente la Asamblea Nacional Constituyente de Maduro se apoya en el Consejo Nacional Electoral (CNE), la Fuerza Armada Nacional (FAN) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Tres de las instituciones peor valoradas en el país. 73% de los ciudadanos describen negativamente la actuación del organismo comicial, percepción que ha crecido sostenidamente después de las elecciones parlamentarias del año 2015 cuando 52% de los venezolanos describía positivamente el desempeño del árbitro electoral. No es distinto el caso de la FAN: 73,4% de los ciudadanos describen negativamente su labor.

En el caso del TSJ la valoración negativa ha crecido sostenidamente desde el año 2012, coincidiendo con las decisiones que avalaron que Maduro asumiera temporalmente la presidencia del país durante el primer trimestre del año 2013. En ese momento 32% de los ciudadanos valoraba mal la actuación de los magistrados. Al día de hoy siete de cada 10 ciudadanos describen negativamente la labor del máximo tribunal.

¿Qué debe hacer Maduro?

Según el estudio de Datanálisis 18,5% de los venezolanos que se dicen chavistas creen que Maduro debe entregar el poder en 2017, mientras 45% se inclina porque se retire al culminar su mandato el 10 de enero de 2019. No obstante 33% cree que debe ser reelegido para otro periodo.

Entre los independientes apenas 3% cree que lo deberían reelegir, mientras 24% estima que debería culminar su periodo en 2019, mientras 67% aspira a que entregue el poder en 2017. Entre quienes se dicen opositores 95% anhela que Maduro salga de Miraflores este año.

En conclusión: para 68,9% de los venezolanos (18,5% de chavistas, 67,4% de independientes y 95,2% de opositores) Maduro debe entregar el poder este año.

El estudio de Datanálisis se realizó entre el 20 de mayo y el 4 de junio. Consistió en mil entrevistas en hogares a personas mayores de 18 años inscritas para votar. Tiene un error muestral de +/- 3,04% y un nivel de confianza de 95%.

 

Fuwnte:diariolasamericas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>