Published On: vie, Nov 29th, 2013

Eric Ekvall, Ingenuo y Quijote del fraude electoral en Venezuela

El historiador Agustín Blanco-Muñoz bajo el titulo de” Eric Ekvall y la cloaca-fraude electoral” deja constancia de las fatigas de este analista político en denunciar el fraude electoral cometido reiteradamente por el chavismo. Lo más grave, sin embargo, es la denuncia de la complicidad de los propios dirigentes de la oposición venezolana.

 

 

En el homenaje que la CPTamayo y el Centro de Estudios de Historia Actual de la UCV le rindieran a Eric Ekvall (EE), hicimos referencia al activista e investigador del área electoral, quien termina por autocalificarse de ingenuo.

A esta convicción llega Eric al experimentar que no había interés alguno de parte de los dirigentes de la MUD, que califica de cloaca, en captar sus explicaciones sobre el poder y alcance de la maquinaria de fraude establecida en el sistema electoral venezolano.

En efecto, el 1 septiembre del 2012 Eric Ekvall hace una exposición, recogida en YouTube, sobre el fraude electoral desde el RRP del 15A-04. Y cuando Teodoro Petkoff (TP) lo contrata para su campaña en las primarias, le manifiesta que fue la única persona de estatura pública que se enfrentara personas como Henry Ramos Allup, Enrique Mendoza, Pablo Medina cuando denunciaron el fraude el 15A-04, su respuesta: para denunciar fraude hay que tener las pruebas.

La hipótesis que sostiene EE es que el fraude electoral, que se produce a partir de votantes fantasmas, registro electoral inflado y maquinarias trucadas, requiere de un componente político encargado de desviar o impedir todo brote de protesta. Y que por consiguiente debía existir una relación a nivel de acuerdo entre gobierno y esa oposición.

En agosto del 2006 EE conoce a Mercedes Febres Cordero, Guillermo Salas, Alfredo Weill, Villalobos, la gente de Esdata y se entera de que llevaban un mes tocando la puerta del comando de Rosales para explicarles cómo se haría el nuevo fraude. Y habla con Omar Barboza sobre el tema. Su respuesta fue la misma de TP: a esos académicos locos no hay que pararles.

Finalmente, fue Diego Arria quien logró 20 minutos para que sus compañeros de comando escucharan el informe. Y no hubo siquiera preguntas.

A mediados de noviembre TP en entrevista con Carlos Croes señala: hay una brecha insuperable a favor de Chávez. Máxima alarma para EE. Y fue cuando se preguntó: ¿quién trabaja para quién? ¿Quién está encompinchado con quién?

Se había contratado a la firma Penn y Schoen para realizar unas encuestas. EE contacta a Schoen quien le explica que la encuesta normal, casa por casa, no recogía el factor miedo y que por consiguiente sus resultados carecían de valor real.

Incluso ellos decidieron hacer una encuesta paralela para demostrar lo que decían. La diferencia fue de 14 puntos. En las primeras Chávez tenía una ventaja de 27 puntos y en la segunda de sólo 13. A los porcentajes atribuidos a Chávez había que restarle los puntos obtenidos por efectos del miedo.

Y es así, como se concluye que la diferencia real entre los dos candidatos es de un 6% y que el 03D las curvas se cruzan por las tendencias y que la diferencia sería de un 3%. Por tanto, con una campaña agresiva se podía ganar, aún conociendo las ventajas del gobierno.

Pero el comando interno estaba en otras andanzas. Y en esta dirección es clave el testimonio de EE: cuando Chávez gana con la brecha histórica de 27 puntos me declaro en rebeldía y sigo, con cierta sorna, tocando en la puerta de Omar Barboza: ¿quieres saber del fraude? ¡No vale, no! Y así terminé de comprobar mi hipótesis y le dije: “tu formas parte del problema. Estás metido en el fraude”.

Luego EE sale al exterior a divulgar el asunto y al regresar advierte que todas las claves de seguridad de sus correos habían sido cambiadas en 24 horas. Ahí dijo: me retiro y me voy a dedicar a otra cosa.

EE agrega algunos datos hasta la fecha no desmentidos. Un periodista americano, muy agresivo y valiente, que estuvo largo tiempo en el país, le dijo tener conocimiento de una convocatoria que hiciera José Vicente Rangel a los precandidatos Rosales, Borges y TP a través de este último.

Se habrían reunido en La Guzmania. JVR ofreció 300 millones de dólares para la campaña de la oposición, a cambio de tres requisitos: seleccionar en forma inmediata el candidato, avalar el triunfo de Chávez el 03D y no hacer ningún tipo de impugnación. Recordemos que el 03D Rosales reconoció el resultado antes que terminase el conteo.

En el mismo sentido EE cita una conversación que habría sostenido con el general Francisco Usón Ramírez quien le habría informado que un agente de la DIM destacado en Ramo Verde le informó que Rosales, Borges y TP fueron vistos varias veces en altas horas de la madrugada en Miraflores en reuniones con Chávez.

Ese testimonio, de acuerdo a la fuente directa, tiene una corrección: el personaje no era agente del DIM sino suboficial de la custodia de Miraflores que fue enviado a Ramo Verde en cumplimiento de un castigo. Y en conversación con Carlos Ortega y en presencia de Usón Ramírez, le hizo la exposición de las visitas de los precandidatos a Miraflores.

De allí que EE concluye su hipótesis sobre el panorama electoral venezolano afirmando que desde hace muchos años el gobierno tiene comprado, coaccionado, infiltrado, caballos de Troya, llámese como se quiera, a grandes sectores influyentes de la oposición. Por eso el fraude es y ha sido un tema tabú. Algo de lo que nadie quiere hablar.

Y agrega: la MUD está podrida de personas que en el fondo están trabajando en contra de Henrique Capriles. Y hay muchos que han vendido o alquilado su conciencia en este proceso.

Por eso reitera: yo veo a la MUD como una cloaca, sencillamente un vehículo para ambiciones políticas, en especial la comisión técnica. Pero también hay buena gente y con ideales en la MUD que cree en Capriles y trabaja por él. Pero quizás por cada persona así, hay una persona que está trabajando en contra de él.

Y entre los prototipos de miembros cloacas de la MUD EE menciona a Félix Arroyo quien ocupa hoy el rango de contacto permanente de la MUD con el CNE del régimen. Puede quitar y poner a los testigos de mesa. Por eso es que en 2006 se habla de que había sólo 60% de testigos. Pero dentro del comando se sabía perfectamente que solo había 25 o 30%. Y con esas mesas desatendidas fácil robar elecciones.

Y cuando en su final EE se ve inmerso en este albañal, dice que se arrepiente de haber llamado a votar después del 2006, sabiendo que el fraude se montaba con la complicidad de una cloaca llamada MUD.

Y cuando observamos el arrepentimiento de EE pasamos revista al inventario de una década denunciando el fraude-trampa, como lo hicimos, por ejemplo, en Ultimas Noticias, 15/03/03: Aquí no habrá elecciones sin fraude o en La Razón, 07/09/2003: La trampa-espectáculo del RRP.

Y hoy no hay votante que no tenga en cuenta que ejerce su “derecho” a un voto regido por el fraude-trampa. ¡Que historia amigos!

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>