Publicado el: Mar, Ago 25th, 2015

España detiene yihadistas en operación antiterrorista

Yihadistas enviados a Siria e Irak animan a amigos a atentar en España
Detenidas 14 personas en una operación antiterrorista desarrollada por España y Marruecos
Los arrestados formaban parte de una red de captación y envío de combatientes extranjeros para unirse a las filas de la organización terrorista Estado Islámico150 españoles combaten en zonas en conflicto y cada uno estaría en contacto con una media de dos allegados

Agentes de la Policía Nacional española y de la DGST de Marruecos han detenido en San Martín de la Vega (Madrid) y en varias ciudades marroquíes a catorce personas supuestos miembros de una red que captaba y enviaba combatientes para Estado Islámico o Daesh.

Según han informado a Efe fuentes policiales, la operación conjunta se ha desarrollado esta madrugada en el municipio madrileño de San Martín de la Vega, donde ha sido detenida una persona, y en las ciudades marroquíes de Fez, Casablanca, Nador, Alhucemas y Driouch.
Las investigaciones se han centrado en una red que captaba y enviaba combatientes extranjeros para unirse a las filas de la organización terrorista Daesh en la región sirio-iraquí que mantiene bajo su control, informa el ministerio del Interior.

Las actuaciones en España de la operación antiterrorista de las dos policías han sido coordinadas por el titular del juzgado número 3 de la Audiencia Nacional. La operación continúa abierta.
El pasado 28 de julio, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, indicaba que 126 combatientes terroristas, nacionales o residentes en España, se habían desplazado desde aquí a zonas de conflicto para luchar con el Estado Islámico, y de ellos, 25 han muerto inmolados o en combate.
Este año se ha desarrollado una veintena de operaciones contra el terrorismo yihadista con más de medio centenar de detenciones.

En la última de ellas, el pasado día 11, era detenido un vecino de la localidad coruñesa de Narón por apología y enaltecimiento del terrorismo por internet, al vender prendas de vestir con emblemas yihadistas y fotos de atentados del Daesh, que quedó en libertad con cargos.

También unos días antes, el 4 de agosto, la Policía alemana detuvo en Stuttgart (Alemania) a un yihadista que había huido de Españatras una operación policial en la que se detuvo a una captadora del Daesh en Arrecife (Lanzarote), y que tenía una Orden Europea de Detención emitida por la Audiencia Nacional.

Yihadistas enviados a Siria e Irak animan a amigos a atentar en España

Los Servicios de Inteligencia han detectado que españoles que combaten en zonas en conflicto como Siria e Irak, sobre todo bajo disciplina de Estado Islámico (EI), están exhortando a sus amigos que por una u otra razón no siguieron sus pasos para que cometan atentados en nuestro país, como fórmula alternativa de hacer también la yihad contra el infiel. Esta modalidad de terroristas en potencia incrementa el nivel de riesgo, que se extiende también a cualquier país de occidente que tiene nacionales combatiendo a favor del «Califato Islamista».
Los últimos datos en poder de los Servicios de Información sitúan en torno a 150 el número de españoles desplegados en Siria e Irak. No hay constancia de que en la actualidad haya compatriotas haciendo la yihad en Malí y tampoco se ha detectado presencia de ellos en Libia, un país en el que los terroristas de EI avanzan aprovechando la situación de caos que ha derivado en un estado fallido.

De ello se desprende que se mantiene el goteo incesante de combatientes que desde nuestro país se desplazan a Siria e Irak. Es decir, ni hay tendencia a la baja ni tampoco se ha visto un repunte. España sigue así entre los países de la Unión Europea con menos nacionales desplegados en las zonas en conflicto, en parte, por la eficacia de las Fuerzas de Seguridad y las distintas medidas adoptadas para frenar el reclutamiento, lo que le ha convertido en referencia antiterrorista en la comunidad internacional. Sí se ha detectado una mayor presencia de mujeres y menores entre los reclutados en nuestro país con destino al «Califato Islámico», bien para convertirse en terroristas suicidas o, en el caso de las muchachas, en esclavas sexuales. Una de las células desmanteladas en España se dedicaba exclusivamente a reclutar mujeres.

Retornados detenidos

Desde hace aproximadamente dos años, los países occidentales mantienen activadas las alarmas ante el riesgo de que estos desplazados, tras permanecer un tiempo haciendo la yihad, retornen a sus países de origen, más radicalizados si cabe, con experiencia en conflictos bélicos y, por tanto, preparados para atentar. El caso deAyoub El Khazzani es, de momento, el último conocido. No sin dificultades, los Servicios de Inteligencia pueden conocer más o menos qué ciudadanos de un determinado país han viajado a aquellas zonas asoladas por Estado Islámico y controlar, en colaboración con otras agencias, sus movimientos en el caso de pretender retornar. En España, por ejemplo, ya han sido detenidos varios de los yihadistas que regresaron.

El problema se agrava al constatarse que los combatientes desplazados están enviando mensajes a sus amigos de mayor confianza, a través de las redes sociales, en los que les comentan que para hacer la yihad no hace falta desplazarse allí, sino que pueden hacerla en España perpetrando atentados con los medios de los que dispongan: cuchillos, atropellando con el coche, envenenando depósitos de agua… Las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por ABC calculan quecada combatiente puede tener una media de dos amigos de su máxima confianza. Se trata, por tanto, de terroristas en potencia, mucho más descontrolados para los Servicios de Inteligencia.
Retornados, amigos instigados desde la distancia para cometer atentados… Y, además, los denominados «combatientes frustrados». Esto es, aquellos que eludieron una operación policial cuando estaban a punto de desplazarse a Siria o Irak, pero que el desmantelamiento de su célula les despojó de la logística necesaria para preparar y realizar el viaje. Se trata también de terroristas en potencia porque ya se han sometido a procesos de radicalización y adoctrinamiento, han interiorizado el compromiso de sumarse a la yihad, de tal manera que pueden desahogar su frustración cometiendo atentados en su propio país.

Riesgo alto

España mantiene, de momento, el nivel 4 de alerta por riesgo alto de atentado yihadista. Se activó a raíz de los últimos atentados de Túnez y Francia, entre otros motivos, atendiendo a la proximidad geográfica de ambos escenarios elegidos por los seguidores de EI. Se da la circunstancia de que tras aquellas salvajadas, las redes sociales se incendiaron con redobladas amenazas dirigidas a España. Y no solo bajo el pretexto de recuperar Al Andalus, sino como represalia por las operaciones antiterroristas que llevaron a la cárcel a destacados cabecillas islamistas. El caso es que los responsables antiterroristas aconsejaron hace escasas fechas al Ministerio del Interior mantener ese nivel de alerta porque a todo ello se ha sumado otro factor de riesgo: una comunicación procedente de la República Arábiga, donde Al Qaida concentra capacidad operativa, hacía un llamamiento a los «hermanos musulmanes» para que liberen a los presos recluidos en cárceles españolas por delitos relacionados con su actividad yihadista. Con especial insistencia en los arrestados este año.
Un reciente informe de Estados Unidos muestra su preocupación por la creciente influencia extremistas entre conversos españoles.

ABC

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>