Publicado el: Sab, Dic 26th, 2015

España: La debilidad facilita los pactos

Rajoy-y-Sánchez
La posibilidad de un pacto entre Rajoy y Sánchez es posible a causa de la debilidad de ambos. El acuerdo no sería duradero pero evitaría acudir ahora a las urnas.

Es un hecho en la Unión Europea de hoy que los gobiernos de coalición sean mayoría. El mismo Parlamento Europeo es una gran coalición entre los conservadores y la socialdemocracia.

Grecia es gobernada por un extraño pacto entre Syriza y un partido nacionalista de derechas. La coalición de gobierno que preside Angela Merkel está formada por la democracia cristiana y por la socialdemocracia. Ya ocurrió en 1966 cuando el socialista Willy Brandt entró en el gobierno de la República Federal que estaba presidido por Kurt Georg Kiesinger. Al cabo de tres años, los socialdemócratas ganaron por primera vez las elecciones y Brandt fue el primer canciller socialista. Los liberales alemanes, el FDP, han sido la muleta de gobiernos de izquierdas o conservadores. Ahora están fuera del Bundestag.

Funcionan, bien o mal, pero funcionan, coaliciones de corte izquierdista en Portugal, Suecia y Dinamarca. En Portugal el cambio se produjo en cuestión de semanas después de haber sido investido un gobierno conservador poco después de las elecciones del pasado día 4 de octubre.

Finlandia y Bélgica están gobernadas por partidos conservadores, con tintes xenófobos en el caso finlandés, y Bélgica no tiene el hábito de gobernarse con un partido hegemónico. Hay coaliciones de colores parecidos y las hay de formaciones contrapuestas, como es el caso de Austria y Holanda. Gran Bretaña estaba gobernada por la coalición conservadora y liberal demócrata hasta que Cameron ganó las elecciones de mayo por una inesperada mayoría absoluta.

Francia tiene un presidente y gobierno socialistas pero la cohabitación se ha producido en más de una ocasión en la V República. Italia es una alianza política permanente, incluso en el mandato de Renzi.

Lo que pasó el domingo en las elecciones españolas es la puesta en escena de la inevitabilidad de los pactos. Puede que sean imposibles, con lo que habría que acudir a nuevas elecciones. Pero antes de dar este paso es prudente agotar todas las posibilidades para que haya un gobierno aunque sea mucho más tarde de lo previsto en el calendario. Y puesto que no hay mayoría absoluta el gobierno tendrá un punto de heterogeneidad de programas y de personas.

Ello significa enterrar total o parcialmente la idea de imponer soluciones para la legislatura. En este tipo de negociaciones no se ponen todos los detalles del pacto encima de la mesa en el primer día. Puede que se lleguen a sugerir cambios de personas. No cabe esperar un gobierno a la vuelta de la esquina. Pero tampoco hay que eternizar las negociaciones.

La situación no es nueva pero sí muy compleja. La posibilidad de un pacto entre Rajoy y Sánchez es posible a causa de la debilidad de ambos. El acuerdo no sería duradero pero evitaría acudir ahora a las urnas.

Publicado en La Vanguardia el 24 de diciembre de 2015

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>