Published On: vie, Oct 25th, 2013

Estado de Desecho

Por: Fernando Facchin B.

 

 

La CRBV nos dice que somos un país libre, independiente, con patrimonio moral, igualdad y soberanía, -Art. 1-; seguidamente nos informa que somos un estado democrático y de derecho, -Art. 2-; hoy esos anunciados de la carta magna constituyen una “distopía”, término acuñado por J. Stuart M. en contraposición al término “utopía”, empleado por T. Moro para designar a una sociedad ideal. El oficialismo en un extraño alarde filosófico político habla de “Tenemos patria”, cuando en realidad lo que tenemos es un sistema abordado por la mediocridad generalizada, el excesivo control social, político y económico, lo que se traduce en convertir nuestro país en una sociedad totalitaria, donde hemos pasado del “Estado de Derecho” a un “Estado de Desecho”, como lo explicaremos seguidamente.

La casta política gobernante es débil y cobarde, apadrina leyes que blindan a los delincuentes y desprotegen los derechos inalienables de los ciudadanos. Estos encubridores de delitos de lesa humanidad que no prescriben deberían.

Se impone un sistema político que por razones del desarrollo global supera con creces el estalinismo, nacismo, y fascismo, es la imposición de lo más parecido al mal más absoluto creado por el hombre, amparado en la égida del castrocomunismo, es la aberración de la ética y la valentía política, lo que lo convierte  en una gobernabilidad débil, incapaz y frágil, que nos ha llevado por la senda del “Estado de Desecho”, debido a la destrucción de los valores superiores de la democracia y del ordenamiento jurídico constitucional,  hoy por hoy es un sistema rechazado por la mayoría de los ciudadanos; definitivamente se requiere de una “reinstitucionalización” del país.

Lo lamentable es que lo malo atrae la maldad y ésta está repleta de tentaciones y nos lleva hacia una crisis de graves consecuencias, en esto hay que tomar en cuenta la responsabilidad del gubernamental donde queda demostrada la cobardía que suelen tener todos los autócratas incapaces. El miedo a los propios actos mezclado con una desmedida ambición lleva a actuaciones dignas de un enfermo mental. La cobardía, la traición y la sociedad al borde de la demencia, pretendiendo convencer al país que vive en un “Estado de Derecho”, cuando la  realidad es un lamentable “Estado de Desecho”, social, político y económico.

Cada día asistimos a un espectáculo cansino y bochornoso protagonizado por los oficialistas ensartados en un continuo intercambio de amenazas, insultos y descalificaciones y violaciones a los derechos fundamentales que monopolizan la vida política, social y económica del país. Estamos hartos  de esta situación.

Deberíamos estar avergonzados de ser capaces de cambiar tanta ignominia y de ver como se reparten las riquezas del país impunemente, sin escrúpulos, con unas instituciones convertidas en gendarmes de los opositores y celestinas de los oficialistas.

En efecto, en nuestro país lo que impera no es la ley, sino el poder autocrático, en otras palabras, lo que impera no es el “Estado de Derecho”, sino un putrefacto “Estado de Desecho”, donde lo grave de la situación es que las instituciones del estado vulneran flagrantemente la Constitución y las leyes. La antijuridicidad y la corrupción son más que evidentes.

“Reinstitucionalizar el país sería una buena misión de este Gobierno, pero ha demostrado hasta ahora que no tiene voluntad de hacerlo” Henry Falcón.

ffacchinb@gmail.com 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>