Published On: dom, Ene 5th, 2014

Evo Morales en busca de un desarrollo sostenible

-Morales busca afianzar la economía boliviana

-El Gobierno de Bolivia celebra una reunión con representantes de empresas y movimientos sociales para evaluar su gestión. El presidente reconoce que Educación y Salud son puntos débiles

 

-Morales invita al sector privado para fortalecer la economia boliviana

-Fin del Socialismo del siglo XXI en Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha reunido este viernes en el poblado tropical de Villa Tunari, al “gabinete ampliado” en el que participaron los 20 ministros y decenas de viceministros del Gobierno, los ejecutivos de las grandes empresas públicas además de líderes productores de hoja de coca, y de los movimientos sociales afines al partido oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) con el fin de realizar un detallado balance de la actividad realizada e identificar los puntos débiles del gobierno.

“Más que una evaluación de si un ministro es bueno o malo, la reunión está enfocada al tema de la gestión”, adelantó el gobernante que, en varias ocasiones, ha expresado su satisfacción por el hecho de que en los meses pasados Bolivia ha concretado su participación como país receptor en la competencia internacional del Rally Dakar; ha logrado contar con un satélite propio de comunicaciones —lanzado el pasado diciembre desde China—, y ha logrado poner en marcha la producción en varias industrias.

Morales dijo que el país ingresó a la era espacial e industrial pero reconoce que los asuntos sociales, como la salud y la educación, se mantienen como los puntos débiles que necesitan refuerzo.

El mandatario ha urgido al gabinete a presentar “más iniciativas para garantizar el crecimiento económico, porque se trata de eso, de tener nuevas políticas económicas para tener un desarrollo sostenible”. Morales ha reiterado en un discurso público al inaugurar, después de la evaluación, una fábrica de papel cercana a Villa Tunari concluida por un consorcio chino. Villa Tunari, plaza fuerte de Morales, es un municipio a 168 kilómetros al este de Cochabamba.

El gobernante boliviano, que aspira a un tercer mandato en las elecciones presidenciales de octubre de 2014, ha omitido cualquier mención al respecto después de que el Tribunal Supremo Electoral anunció que no se permitirá ninguna campaña antes de los periodos señalados por ley. También ha informado de que en unas semanas más se hará pública la convocatoria a elecciones generales, pese a que el presidente Morales se adelantó a mencionar el 5 de octubre como día de los comicios en Bolivia.

El vocal del Tribunal Electoral, Ramiro Paredes, recordó, el jueves, a los partidos políticos que mientras no se emita la convocatoria oficial se prohíbe realizar campañas proselitistas, lo que si bien ha logrado cierto freno en los actos públicos del gobierno y de algunos partidos políticos en los medios de comunicación, no ha tenido mayor impacto en las redes sociales.

Las encuestas han mostrado que, pese al desgaste político en ocho años de gobierno, Morales continúa a la cabeza de los favoritos y tiene apoyo en más de la mitad del universo encuestado. Uno de los puntos fuertes es el crecimiento del país.

La economía boliviana se ha mostrado saludable en 2013, con un crecimiento del PIB del 6,5%, una de las mayores tasas logradas en los últimos años de acuerdo también a las cifras de organismos internacionales. Los planes para 2014 aspiran a consolidar una mayor tasa de crecimiento en base a las inversiones programadas para sectores productivos, especialmente del gas natural y del sector agrícola.

En una entrevista exclusiva con el periódico Opinión de Cochabamba, el presidente Morales expresa su convencimiento de que “el ser humano debe ser creativo, dar nuevas propuestas, nuevas ideas. Quiero recoger planteamientos que estén orientados a nuevos programas para seguir reduciendo la extrema pobreza”.

De acuerdo a cifras oficiales, la pobreza extrema se ha reducido en los últimos siete años de 62,9 por ciento a 40,9 por ciento en la población rural, mientras que en las áreas urbanas ha bajado de 24,3 por ciento a 12,2 por ciento, en 2012.

El periódico La Razón de La Paz explica que un factor importante para estos logros es la política de redistribución de la riqueza: casi un tercio de los bolivianos (poco más de tres millones) recibe una paga asistencial: la renta ‘Dignidad para los adultos mayores’, el bono ‘Juana Azurduy para las gestantes’ y el ‘Juancito Pinto’ que premia la regularidad en la asistencia escolar en el área rural y en zonas pobres de las ciudades.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>