Publicado el: Jue, Ago 7th, 2014

Ex ministro de Planificación chavista: Estamos en hiperinflacion

Felipe Pérez Martí sobre la situación económica y las medidas que vienen

“Estamos al borde de un abismo”, Felipe Pérez Martí

En un reciente encuentro auspiciado por la Asociación Venezolana de Ejecutivos que llevó por nombre La relación entre la política económica y el desarrollo, los economistas Felipe Pérez Martí y Ronald Balza debatieron sobre la actual situación económica y las posibles medidas que estarían por tomarse. A continuación se reproducen algunas de las conclusiones planteadas por Felipe Pérez Martí, ex ministro de Planificación, durante esta charla.

1. Estamos al borde del abismo en materia económica, social y política,sin embargo,se sabe que de las grandes crisis salen grandes oportunidades. La cosa está tan desquiciada en materia de políticas económicas que, por ejemplo, si haces unos arreglos mínimos, logras milagros.

2. Estamos viviendo los tres factores clásicos de hiperinflación:

Un déficit endémico gigante del sector público: dos dígitos del PIB, por 8 años consecutivos. Un solo año de déficit de 7%, en España, produjo una crisis terrible. Nosotros tenemos 8 años con un déficit por encima del 10%: ése es el primer elemento clásico de una hiperinflación en todos los lugares del mundo donde ha ocurrido.

Monetización del déficit: entre el 70 y el 80% del déficit ha sido monetizado con dinero inorgánico.

Disminución de la demanda real de dinero: esto es un comportamiento racionalmente estudiado, esperado, conocido y documentado en todos los procesos hiperinflacionarios. Implica que nadie quiere los billetes. La gente lo que quiere son bienes o dólares, terrenos, apartamentos, carros, neveras o lo que sea, pero nadie quiere los billeticos. La gente tiene una habitación especial en sus casas para acumular bienes como papel toilette, aceite y compran de todo, porque saben que si no consumen ahorita, después eso costará el doble. Ése es un comportamiento conocido: no es una guerra económica, ni de los productores ni de los consumidores.

3. La gente tiene expectativas inflacionarias muy bien fundamentadas. Con un déficit tan grande y la insostenibilidad fiscal endémica, como pasa acá en Venezuela, monetizas el déficit y produces inflación. A menos que te financies con deuda externa, que no es una medida inflacionaria. El problema es que hay una capacidad limitada de endeudamiento externo: se han estado endeudando, como han podido, con los chinos, con los rusos, etcétera, de manera que hay una situación clarísima de un inicio de hiperinflación moderna. Decimos moderna porque en estos tiempos nadie tiene hiperinflación en el mundo. Venezuela es el único país donde eso pasa y, como se ven las cosas, puede llegar a muchísimo más.

4. Otro problema de este gobierno es el desguace del aparato productivo capitalista y socialista. Aquí nadie puede producir bajo el régimen cambiario que tenemos. Con 100% de sobrevaluación, ¿quién va a vender un pollo a 30 si criarlo le cuesta 40? Eso es algo que todo el mundo sabe que no funciona. Lo que pasa es que no tienen economistas en el gobierno.

5. Hay problemas tremendos de producción, desabastecimiento y una explosividad social. ¿Cómo es posible que tengamos un salario mínimo de un poquito más de 4.000 Bs. y una cesta básica alimenticia en 10.000? Ni con dos salarios mínimos puedes comer. Mucho menos vestirte, transportarte o comprar los implementos educativos.

6. En materia de resultados, la gestión de este gobierno ha sido de derechas, porque la distribución del ingreso ha empeorado. No hablemos del Índice de Gini, porque eso lo que muestra es la distribución del ingreso salarial. Aquí los ricos se han hecho más ricos. La distancia ha crecido entre pobres y ricos. Cuando revisas las cifras, ves que la distribución del ingreso ha empeorado y la clase media se ha depauperado por completo. De manera que las manifestaciones que han ocurrido con los jóvenes estudiantes no son parte de ninguna guerra económica, ni del imperialismo ni de la burguesía, sino que es la gente pidiendo cacao. ¿Cómo alguien puede vivir así?

7. Estamos ante una situación en la que los sectores pobres chavistas están sufriendo tremendamente. El pronóstico que hago, si el gobierno no toma las medidas, es de una explosión social. Económicamente esto no se mantiene, pero políticamente tampoco, porque el chavismo de base es el que va a tumbar al gobierno si esto sigue así. Con los saqueos y las protestas de calle, con los trabajadores pidiendo aumentos de sueldo a partir de septiembre, eso no lo para nadie.

8. Si sinceras el tipo de cambio, recuperas 11 puntos del PIB y ya no tienes déficit. No tienes necesidad de emitir dinero sin respaldo y frenas la inflación en seco.

9. El gobierno debe tener conversaciones con los industriales y empresarios. Si hablas con el sector productivo y estableces reglas claras de juego, se lograría un milagro porque los 160 mil millones de dólares que se han fugado, si generas las condiciones, regresarían inmediatamente para aprovechar las nuevas oportunidades.

10. Tienen que generar una política fiscal sostenible, una política cambiaria sensata y una política monetaria creíble. En el Banco Central de Venezuela tienes que poner a alguien que no sea del gobierno. Ésa es la manera de frenar la hiperinflación. Esas medidas tienen que tomarlas porque sí o, si no las toman, el gobierno entrará en serios problemas.

11. También tiene que haber un acuerdo político, porque no es sólo lo económico. Tiene que llegarse a un acuerdo de gobernabilidad con la oposición. Aquí se lograrían milagros tremendos si se hacen las cosas sensatas. Así es posible el desarrollo a largo plazo, que implicaría el empoderamiento de la gente.

Prodavinci.Albinson Linares

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>