Published On: Mar, Nov 19th, 2013

Ex vicepresidente de USA ve el Canal de Panamá como “salvavidas” del comercio mundial

 

-El vicepresidente de EEUU busca estrechar el nexo de la vía canalera con estratégicos puertos estadounidenses en el litoral Atlántico

 

El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, llegó este lunes por la noche a la capital panameña para ratificar el valor esencial del Canal de Panamá como “salvavidas” del comercio marítimo mundial y como socio estratégico de un corredor de puertos estadounidenses en el Océano Atlántico. Pero la visita del segundo hombre más importante de la Casa Blanca también refrendará el apoyo de Washington al presidente panameño Ricardo Martinelli, en un país agitado por una prolongada controversia jurídica y constitucional entre el Tribunal Electoral y la Corte Suprema de Justicia que amenaza la estabilidad institucional de una nación con una de las más pujantes y sólidas economías de América Latina y el Caribe.

Biden llegó a Panamá en compañía del secretario de Transportes de Estados Unidos, Anthony Fox, así como de congresistas y alcaldes estadounidenses, en una visita signada por el interés de la administración del presidente Barack Obama de destacar la importancia que tendrá la ampliación del Canal—que empezó en 2007 y deberá concluir en 2015—en las operaciones de los puertos de Charleston, en Carolina del Sur, de Baltimore, en Maryland, y de Savannah, en Georgia.

La ampliación de la vía interoceánica, construida por Estados Unidos de 1904 a 1914 y que estuvo bajo dominio estadounidense hasta 1999, permitirá el paso de buques con una capacidad tres veces mayor que la que tienen los que en la actualidad cruzan la ruta canalera en ambos sentidos. El tránsito de buques denominados “Post—Panamax” a partir de 2015, con rangos superiores a los 400 metros de largo y 50 de ancho y más de 12 mil contenedores, repercutirá en las operaciones de los tres puertos, que controlan cerca del 30% de los fletes mundiales marítimos, según las previsiones oficiales estadounidenses. El 5% del comercio marítimo mundial transita por el Canal.

El vicepresidente “visitará el Canal, una obra insignia tanto para los estadounidenses, que lo construyeron, como para nosotros los panameños, que actualmente los administramos y manejamos con alta y reconocida eficiencia”, informó el ministro panameño de Relaciones Exteriores, Fernando Núñez Fábrega.

El Canal y sus áreas aledañas, que fuero asumidas inicialmente a perpetuidad por Estados Unidos como enclave militar y geopolítico, comenzaron a ser entregadas a los panameños tras la suscripción de un paquete de tratados en 1977 entre el “hombre fuerte” de turno en Panamá, Omar Torrijos, y el entonces presidente de Estados Unidos, James Carter, en un proceso de 22 años.

Biden “está sumamente entusiasmado en observar de qué manera Panamá se desarrolla utilizando la infraestructura al servicio de los empresarios locales y extranjeros para generar inversiones y riqueza para el país”, explicó Núñez Fábrega.

Las actividades principales del visitante se desarrollarán martes y miércoles, cuando está programado el final del viaje. Biden planeaba visitar Panamá en septiembre anterior, pero suspendió el viaje aparentemente porque en esas fechas existía una fuerte tensión de Washington con Siria por el uso de armas químicas en la guerra civil de esa nación, aunque sí acudió a la escala en México.

Antes de que Biden iniciara su viaje, la Casa Blanca distribuyó una declaración acerca de que el vicepresidente quiere insistir en el mensaje de que la ampliación del Canal, que desde 1999 es administrado plenamente por Panamá, es un “salvavidas” para el transporte y el comercio marítimo del orbe, ya que será clave para Charleston, Baltimore y Savannah, con su desarrollo y generación de fuentes de empleo y sus resultados colaterales en la economía estadounidense.

En ese panorama, Biden se ha hecho acompañar de los alcaldes de Baltimore, de Atlanta, Georgia, y de Filadelfia, Pensilvania, estados de la costa este de Estados Unidos. Un grupo de legisladores es parte de la comitiva del vicepresidente.

Martinelli y Biden rubricarán un convenio bilateral—denominado “Global Entry”—que facilitará el ingreso migratorio y aduanal de los panameños en las terminales aeroportuarias de Estados Unidos.

En la agenda del vicepresidente en Panamá aparecen asuntos como la exigencia panameña de que Estados Unidos retire armas químicas que permanecen en San José, una isla de este país sobre el litoral Pacífico al menos desde 1947. Núñez reveló que Washington desplegará un equipo técnico en la isla en una fecha todavía por definir, ya que “lo más importante de esto es que Panamá pueda ser retirada de la lista de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas de las Naciones Unidas (OPAQ), por tener ese tipo de artefactos sin detonar, y que la Isla de San José recupere su valor turístico”.

El alto funcionario llegó a un país con una prolongada crisis entre los poderes electoral y judicial, por un fallo de la Corte en materia de propaganda política que el Tribunal ha considerado como violatorio de su independencia como órgano supremo en asuntos de comicios, por lo que las cúpulas de ambos poderes mantienen un escenario de tensión marcado por marchas callejeras. En lo que ya es una candente campaña, Panamá se apresta a realizar elecciones generales en mayo de 2014 y el periodo de cinco años de gobierno de Martinelli concluirá en julio del año entrante.

Al respecto, el canciller panameño dijo que, en una visita a Washington la semana anterior, el secretario de Estado, John Kerry, expresó “reconocimiento” y “confianza” en torno a los comicios de Panamá y que “estaba seguro” que esas elecciones se “desarrollarán de forma prístina”.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>