Published On: lun, Feb 11th, 2013

Expectativa sobre futuro de la Iglesia tras renuncia del Papa

La sorpresiva y súbita dimisión del Papa Benedicto XVI, el otrora cardenal Joseph Ratzinger, ha dejado a la Iglesia Católica a la expectativa de quién pudiera ser el próximo pontífice y cuál será su proyección hacia el mundo de hoy.

También pone fin al período de transición de la Iglesia entre el Papa Juan Pablo II, cuyo pontificado de casi 27 años fue uno de los más largos de la historia, y el próximo sucesor de Pedro.

“Cuando se eligió a Benedicto XVI siempre se dijo que era un Papa de transición porque ya era un hombre bastante mayor”, explicó el sacerdote de Miami Juan Luis Sánchez, quien también es teólogo e historiador. “Ha terminado inesperadamente porque no se sabía lo que pudiera durar. Nos ha sorprendido a todos, incluyendo a la gente en Roma”.

Benedicto XVI anunció su dimisión a partir del próximo 28 de febrero por su delicado estado de salud conocido por toda la curia vaticana desde el momento de su elección en el 2005, por lo que estableció una agenda menos intensa que su antecesor, uno de los líderes mundiales más viajeros que llevó el Evangelio a 129 países durante su pontificado.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, declaró Benedicto XVI al comunicar su renuncia, la primera de un pontífice en casi 600 años. “Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando”.

El próximo Papa, que debería ser elegido antes del próximo 31 de marzo tras la celebración de un cónclave en la Capilla Sixtina, deberá plantear cuál va a ser la actividad de la Iglesia en este período y su estrategia.

“Me imagino que será distinta”, dijo Sánchez. “Juan Pablo II era un hombre eminentemente pastoral y Benedicto XVI un teólogo y académico. No sabemos cómo va a ser el próximo”.

Benedicto XVI tendrá plenos poderes hasta las 8 p.m. del 28 de febrero hora de Roma, declaró en rueda de prensa el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, al agregar que a partir de ese momento empieza lo que, según la doctrina jurídica y canónica se denomina como sede vacante.

Posteriormente, un máximo de 120 cardenales se reunirán a puerta cerrada entre 15 y 20 días para no tener contacto exterior, precisó Lombardi.

 Daniel Shoer Roth/El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>