Publicado el: Mar, May 9th, 2017

Futuro empresarial: ¿se modernizarán o desaparecerán todas las empresas?

Por: Edith Gómez*

Para que cualquier negocio crezca y avance, se debe poner la vista sobre algún elemento que represente su futuro. También pensar solo por un par de segundos en todos los progresos que se han visto en cada uno de los campos. Por este motivo hay que preguntarse, ¿cómo cambiarán las necesidades de tus clientes? Y, sobre todo, ¿cómo te vas a adaptar tú a todo esto?

Los entornos, las estructuras organizacionales e incluso las estructuras físicas, han recibido modificaciones. En estos momentos con nuevos modelos de negocio, la introducción de tecnologías y la búsqueda de la libertad económica, han contribuido a que el día de hoy, no se parezca en nada al de hace unos años. Y esto mismo ocurrirá si lo proyectamos hacia el futuro.

Novedades en las que hay que poner la mira y cosas que no podemos subestimar, son las que mencionaremos más adelante.

Descentralización y estructuras horizontales

Todos los esfuerzos que se están realizando y que indican un incremento desmedido del rendimiento en los modelos básicos de negocio, suponen que llegaremos a un punto en que la descentralización y la flexibilidad dentro de las empresas, serán totalmente necesarias. Esto implica, entre otras cosas, que el teletrabajo estará a la orden del día.

Tal como su nombre lo indica, teletrabajo, no es más que asumir la jornada de trabajo desde cualquier lugar del mundo, dentro del horario habitual de oficina de una zona horaria. Al final de todo, para desempeñar la mayor parte de las tareas diarias sólo es necesario un ordenador y una buena conexión a Internet. Se ha demostrado que al tener este tipo de libertad, los trabajadores se sienten mucho más vigorosos y son más productivos.

Trabajar con esta nueva modalidad, relativamente, te permitirá manejar una cantidad de personal mucho más grande y poder ofrecer un mejor nivel de atención a usuarios o consumidores de otras partes del mundo.

De la misma manera, se presagia que en el futuro cercano, todos ejercerán el liderazgo dentro de un equipo. Esto debido a que se están eliminando las creencias de una estructura piramidal, lo que hará que la voz y el voto sean más equitativas. Esto a su vez, generará más empleos autónomos e independientes (de los cuales podemos observar ya muchos en la realidad presente).

Almacenaje y flujo de información

Tal como ya podremos haber observado, la ecología se está adueñando de gran parte del mercado, invadiendo cada uno de los sectores en los que pueden encontrarse fallos de higiene, seguridad industrial, malos manejos de materiales químicos, etc. Por lo que entre otras cosas, se cree que el uso del papel para informes y demás, desaparecerá.

No hace falta preocuparse por facturas, ya que existen programas que permiten el encriptado seguro de las facturas y las hace escaneables, incluso para los teléfonos inteligentes. Al estar homologadas por la agencia tributaria encargada, se puede hacer un mejor uso de ese papel.

Además, estos mismos permiten mantener un flujo de información más sencillo con las entidades financieras respectivas.

En cualquier caso, para que esto pueda suceder, será necesario que toda la información esté almacenada en la tecnología de “la nube”. Lo que permitirá tener un acceso a ella en cualquier momento en que sea necesario, tanto para los que pertenezcan o no a la compañía, siempre y cuando sea información de su incumbencia.

Cultura de empresa

Esto, como quizá muchos pensarán, ya no es más de lo mismo que sucede actualmente. Tengamos en cuenta que las empresas generan o crean un modelo, por el que quieren ser identificados por sus seguidores e interesados con habilidades pertinentes para sus cargos. Esto sin contar que debemos tener presente la alta competencia en el mercado de las ofertas laborales, que a su vez generan pocas oportunidades de un empleo considerado “digno”.

Con los cambios que se producirán, las compañías se verán en la total obligación de reinventar todos sus valores y aprender nuevos métodos para incentivar y motivar a sus propios trabajadores y por supuesto, al talento que quieren atraer para mantenerse en pie.

Por lo cual, la prioridad principal de toda organización, van a ser sus empleados, (más que el mismo cliente, así que ojo) pues son estos la única forma de contacto directo masivo, en comparación con la poca cantidad que podrían atender solo los directivos, sin contar que estos últimos tienen otras labores.

Se visualiza un panorama de oficinas sin paredes, con espacios abiertos y con mucha mayor libertad, sin contar con la admisión de talento del exterior, que le permitirá a ese negocio tener un aire fresco cada cierto tiempo y demostrarles a sus empleados la versatilidad laboral a la que se busca recurrir.

Esto último no se aplica a todos los casos, pero ya hay muchos lugares que se están adaptando a estos cambios, que seguramente, se darán en un nivel mundial, a manera de prueba. Y por si fuera poco, los resultados parecen apuntar muy bien a las posibilidades. Pero aunque ese no fuera el caso, lo único que haría sería postergar más el tiempo que tomará todo esto en implantarse.

¿Qué tal te suena y qué opinas de estas posibles adaptaciones? ¿Te gustan o no? ¡Esperamos tu opinión!

 

*Editora – gananci.com

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>