TecnoenviosExpress.com/
www.portobellomiami.com
  • Entre sus objetivos también aparecen empresarios, políticos y líderes   de grupos críticos del chavismo
    Con agentes infiltrados en varios   círculos, los servicios de inteligencia de Venezuela siguen de cerca los   pasos de periodistas, políticos y empresarios en Estados Unidos al menos   desde 2003.

    Según un documento del Servicio Bolivariano de   Inteligencia (SEBIN) fechado en junio de 2012, por instrucciones del ministro   de Interior y Justicia y también director de ese cuerpo de seguridad, Miguel   Rodríguez Torres, se solicitó a la Dirección de Inteligencia el perfil   completo de algunos reporteros cuyas denuncias han resultado incómodas para   el gobierno de Caracas.

    La activista de derechos humanos y coordinadora de   Venezuela Awareness Fundation, Patricia Andrade, aseguró que cuenta con más   de 30 informes que prueban que ha sido espiada con el objetivo de obtener   información sobre sus rutinas diarias, conversaciones telefónicas, entre   otras informaciones. Aseguró que ha recibido llamadas con amenazas de muerte   en su residencia en los Estados Unidos y que quienes llamaron utilizaron   número privados. Relató que, de acuerdo con las características de los datos   que aportan al SEBIN, los agentes del espionaje tienen contacto muy cercano   con personas que la conocen en EEUU. Además, las descripciones revelan que   incluso conversaciones privadas han sido escuchadas.

    Patricia Andrade acudió a oficinas del Buró Federal de   Investigaciones (FBI) y alertó sobre el hecho. Luego de conocer sobre el   incidente, las autoridades federales advirtieron que cualquier intervención   de las líneas telefónicas o correos electrónicos no puede realizarse desde el   territorio venezolano, sólo en los Estados Unidos.

    El documento con la orden de realizar labores de   espionaje es una comunicación oficial que incluye instrucciones desde la   Dirección General del SEBIN y fueron solicitadas por el departamento de   Coordinación de Procesamiento de Información a la Unidad de Redes Electrónica   y Requerimientos de Información.

    Esas unidades incluyen a expertos especializados en   seguimientos informáticos y enlazamiento de datos para aportar información   personales, de empresas e incluso pasado delictivo de las personas   investigadas. Los datos se complementan con la información obtenida por los   agentes en el sitio de la investigación fuera de Venezuela.

    Uno de los periodistas que ha estado en el blanco de los   agentes de la inteligencia venezolana y cuyo nombre aparece en el documento   oficial es Gerardo Reyes, responsable del Departamento de Investigación del   canal Univision. Reyes aseguró que la fecha del documento coincide con una   investigación periodística que realizó sobre el presunto desvió de más de 300   millones de dólares depositados en el fondo de pensiones de jubilados de la   compañía estatal venezolana PDVSA.

    Al conocer que estaba en la mira de los servicios de   inteligencia venezolanos, Reyes comentó que “sería mejor que (el gobierno   venezolano) se gastara el dinero en defender a la gente, proporcionarle   mantequilla, huevos y papel higiénico”.

    Casto Ocando , otro periodista investigativo de la   cadena Univision, quien también aparece mencionado en el documento, no se   sorprendió con la noticia. Ocando aparece mencionado en la orden de espionaje   después de la emisión del documental “La amenaza iraní”, elaborado por la   cadena televisiva hispana y que llevó al gobierno de Hugo Chávez a cerrar el   consulado venezolano en Miami como represalia.

    Ocando consideró que “hay un esfuerzo de un gobierno   autoritario que quiere controlar a los periodistas, incluso, fuera de su   país. Recordó que el espionaje en Estados Unidos es un delito federal muy   grave.

    Las operaciones de espionaje del SEBIN han aumentado   durante el actual gobierno venezolano. En 2005 se celebró una reunión con   representantes de la oposición venezolana en un medio de comunicación en el   centro de la capital                                                                       . Durante el encuentro tuvo lugar un acalorado   debate a puertas cerradas. Pocas horas después de culminada la cita, se   conoció que varios micrófonos habían sido instalados en el auditorio donde   tuvo lugar la conversación. Los “bugs” (como se le conoce en el mundo del   espionaje) fueron colocados por agentes de la antigua Dirección General   Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), ahora SEBIN,   que en ese momento era dirigida por el actual ministro de Interior y   Justicia, Miguel Rodríguez Torres.

    Andrade destacó que el espionaje incluso colecta datos   sobre movimientos migratorios de venezolanos. Relató que una vecina recibió   una llamada telefónica de un desconocido, quien le exigió que le diera el   número de la activista. Además relató el seguimiento del que fue objeto otra   persona cercana a su círculo personal, cuyas líneas telefónicas fueron   cortadas con el objetivo de ser intervenidas, según constató un técnico de la   compañía telefónica.

    Agregó que cuando Nicolás Maduro era presidente de la   Asamblea Nacional en 2004 reveló a los diputados algunas conversaciones   registradas entre Andrade y otras personas, con el objetivo de ligarla a   actividades delictivas. Las “revelaciones” de Maduro fueron transmitidas en   un programa de la televisión oficial de Venezuela VTV en horas de la   medianoche.
    Diario Las Americas

     

     

    0 comments
    VIDEOS

    Continuar leyendo

    Continuar leyendo

    Tasas de Cambio Paralelas

    Venezuela

    Dolar Paralelo
    Dólar Blue
    Publicidad
    Periplos/

    facebook-fan

    twitter-follow

    Webs Amigas

    La voz de la libertad

    Liberen presos politicos de Venezuela

    Un blog para la libertad

    Subscribase a nuestro boletin

    Publicidad

    Lectura
  • Misterioso: A Crime Novel by Arne Dahl

    Misterioso: A Crime Novel
    Arne Dahl