Published On: sáb, Nov 10th, 2012
Sin categoría | By

Golpes al narcotráfico colombiano en Venezuela

La presencia de narcotraficantes colombianos en Venezuela ha sido notoria. Uno de los narcotraficantes recientemente apresados, conocido como ‘el Loco’ Barrera, teme por su suerte en Venezuela. Daniel Barrera fue capturado el pasado 18 de septiembre en San Cristobál (Venezuela). Por su cabeza, las autoridades ofrecían 5 mil millones de pesos de recompensa. Su poder corruptor era una leyenda en el oriente del país. Fue el séptimo jefe de carteles que buscó refugio en Venezuela. Su captura es la más reciente de una seguidilla de golpes contra el narcotráfico colombiano realizados con ayuda del Gobierno venezolano.
La radio W de Colombia ha comentado que desde que fue detenido no es posible la comunicación con él. La condición actual de Daniel ‘el Loco’ Barrera es una incógnita. Eso dicen sus familiares y abogado, que aseguran que desde el momento de su captura (18 de septiembre) no saben de él. En diálogo exclusivo con ‘La W’, el abogado Rafael Quiñónez aseguró que su cliente está aislado e incomunicado. No saben cómo está. «Tiene 52 días detenido e incomunicado, no se sabe en qué condiciones físicas y psicológicas está», afirmó el abogado, quien señaló que ha dirigido cartas a las autoridades carcelarias en Venezuela para poder reunirse con su cliente pero «han hecho caso omiso».

Quiñónez dijo además que hasta el momento no hay un procedimiento abierto en el país vecino para la extradición, expulsión o deportación del narco hacia Colombia. La mamá de Daniel Barrera, Ana Silva Barrera, también se refirió al tema. Aseguró a ‘La W’ que «el Estado venezolano es un delincuente porque la incomunicación de ‘El Loco’ Barrera es una forma de tortura sicológica». «Qué voy a hacer con esta nación venezolana tan corrupta y tan infame, tiene secuestrado a mi hijo», agregó.

En otro episodio, hace apenas unos meses, en el municipio Rojas, Estado Barinas, cayó Diego Pérez Henao, ‘Diego Rastrojo’, el tercero al mando de la temida banda criminal ‘Los Rastrojos’. En este caso, Venezuela lo deportó y está respondiendo por decenas de crímenes en el país.
En febrero del 2012 cayó Héctor Buitrago o ‘Martín Llanos’, considerado el último jefe paramilitar que había eludido a la justicia. Fue detenido en Anzoátegui, junto a su hermano ‘Caballo’, y deportado a Colombia. Según la Policía, huyó entre el 2004 y 2005 y se había dedicado de lleno al narcotráfico desde ese país.
En noviembre del 2011, las autoridades venezolanas capturaron a Maximiliano Bonilla, ‘Valenciano’, en Maracay, Estado de Aragua. Considerado como uno de los jefes de la ‘Oficina de Envigado’, fue extraditado a Estados Unidos.

En enero del 2010 cayó también el capo colombiano Salomón Camacho Mora, uno de los 10 narcotraficantes más buscados por la DEA y el FBI en todo el mundo y por quien el Gobierno de Estados Unidos ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares.
La ruta de los capos colombianos hacia Venezuela la hizo también Wílber Varela, ‘Jabón’, máximo jefe del cartel del norte del Valle. Él fue asesinado el 30 de enero del 2008 en el estado de Mérida, en una vendetta de la mafia.
Y uno de sus socios, Carlos Rentería Mantilla, ‘Beto Rentería’, fue capturado en Caracas el 3 de julio del 2010.

Recientemente en el Estado Anzoátegui fue detenido Jorge Cifuentes Villa, el enlace del ‘Chapo’, con una mujer de 19 años. Es el segundo capo colombiano capturado en los últimos meses en ese país. Cifuentes Villa fue capturado el pasado jueves en un sector conocido como Valle de Guanape. La Policía colombiana informó que llegaron al capo a través de fuentes humanas. Con esta información, que fue compartida con la Organización Antidrogas de Venezuela (ONA), hicieron seguimientos y labores de inteligencia. El narcotraficante, de 47 años, fue encontrado con una mujer de 19 años y de rasgos indígenas, quien afirmó ser la pareja de Cifuentes Villa. Cuando fue requerido por las autoridades se identificó con una segunda identidad con el nombre de Juan Carlos López Mejía, que había nacido el 16 de julio de 1969.
Cifuentes Villa era cabeza de un clan familiar que ha tenido nexos con el narcotráfico desde los años 80, cuando el hermano mayor, Francisco, era hombre de confianza de Pablo Escobar Gaviria.
Contra el narcotraficante pesa una circular roja de Interpol y una orden de extradición por delitos de narcotráfico. En noviembre del año pasado una corte para el Distrito Sur de La Florida formalizó el expediente contra Cifuentes Villa y la DEA avanzó en sus pesquisas hasta establecer que el enlace principal de este hombre y su familia con el Cartel de Sinaloa, es Alfredo Álvarez Cepeda, alias “Gabino”, familiar de el ‘Chapo’ Guzmán, mientras entre sus socios aparecen un israelí traficantes de armas radicado en Panamá y un español encargado del manejo de las empresas con sede en Ecuador.
En febrero del 2011 y junio del 2012, la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, hizo efectiva la extinción del derecho de dominio sobre 417 propiedades de los Cifuentes Villa, valoradas en 165 millones de dólares. Jorge Cifuentes Villa es hermano de Dolly, quien fue capturada en Envigado y extraditada en agosto pasado a los Estados Unidos.

Los nuevos aires que soplan en las relaciones entre Bogotá y Caracas han sido claves en los golpes al narcotráfico colombiano. Ahora el ‘Loco’ Barrera también será clave para determinar los alcances de la corrupción en las autoridades y la Fuerza Pública de Venezuela. Es difícil creer que tantos narcotraficantes radicados en ese país no tengan la protección de algunos funcionarios.

Con información de El Pais

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>