Publicado el: Mar, Jul 7th, 2015

Grecia con nuevo ministro pero sin cambio de posición

Hay 18 ministros preocupados y uno que no se da cuenta
El sustituto de Varufakis cambia el tono, pero no el fondo de la posición griega

El cambio más sustancial en la posición griega ha sido el nombre del ministro de Economía. El sulfúrico Yanis Varufakis ha dado paso a Euclides Tsakalotos, un economista de 55 años al que se presupone un mayor anclaje -al menos en los modos- con la corriente general de sus colegas en el Eurogrupo. El finlandés, Alexander Stubb, dijo a la salida de la reunión de ayer en la que se estrenaba el nuevo representante heleno que al menos la atmósfera había sido «buena» y que Tsakalotos le parecía «un hombre muy educado», lo que seguramente era una manera de recalcar que su predecesor no lo era.

Algunos de los ministros llegaron a llevarse bien en lo personal con el ahora dimitido. Entre otros el español Luis de Guindos, que siempre dijo que no tuvo ningún problema con Varufakis, a pesar de que este le acusó varias veces de conspirar contra Grecia. Según Stub, Tsakalotos se comportó ayer de forma «profesional» y digna e hizo «un retrato muy preciso de la situación de la economía griega».

Mientras su dimisionario antecesor ha desaparecido en moto (con su esposa de pasajera sin casco, como reflejo de la peculiar relación que mantienen los griegos con las reglas), a Tsakalotos le queda la misión de reconstruir como pueda la confianza rota en los últimos cinco meses. En su mensaje de despedida, Varufakis dijo que se llevaba consigo «el odio de sus detractores», así que su sustituto se ha encontrado su asiento en la sala de reuniones limpio de agravios y de rencores.

Nacido en Holanda y educado en Gran Bretaña, este profesor de Economía forma parte del núcleo duro de Syriza y, desde el punto de vista ideológico, es difícil situarlo en una posición muy distinta de la de Varufakis. Mientras el irreverente que llamaba terroristas a sus interlocutores se prepara ahora para seguir construyendo su propia leyenda de rebelde sin causa, Tsakalotos se tiene que encargar de recomponer los muebles rotos, sin cambiar lo esencial de la posición del gobierno populista. El tono ha sido más cordial en este primer Eurogrupo en el que participaba, pero tampoco ha sido una balsa de aceite. El belga Johan Van Overtveldt dijo que se había sentido incómodo «en una sala donde había 18 ministros conscientes de la gravedad de la situación y uno que no parece darse cuenta».

ABC.es

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>