Publicado el: Jue, Ene 21st, 2016

¿Hay un plan B si Schengen se desmorona?

El presidente del Consejo Europeo da dos meses a la UE para resolver la crisis migratoria si no quiere que Schengen se desmorone, un tratado de libre circulación que comienza a resquebrajarse con la introducción de controles por parte de Dinamarca, Alemania y Suecia.

Donald Tusk ha dicho que tendrá en cuenta las condiciones del Reino Unido para permanecer en la UE en la cumbre que tendrá lugar en marzo.

“Las cifras del periodo navideño no son nada alentadoras, ha dicho este martes ante el Parlamento Europeo, con 2 000 personas que llegan a Europa cada día, según la Frontex. La cumbre de marzo será la fecha límite para ver si una estrategia común funciona. Y si no es el caso, tendremos que hacer frente a las consecuencias del colapso de Schengen.”

Las consecuencias del colapso de Schengen
El director de la federación alemana de comercio BGA, Anton Boerner, vaticina un coste altísimo para las exportaciones alemanas si la reinstalación de los controles dentro de la zona Schengen se perpetúa. “El coste del transporte por carretera podría incrementarse en 3 000 millones de euros”, estima.

“El 70% del comercio exterior alemán tiene lugar dentro de las fronteras europeas”, aseguraba Boerner al periódico Tagesspiegel, para quien “Schengen es uno de los mayores logros de la UE”:Una reacción en cadena que lleva hacia el desmoronamiento de Schengen
Austria ha sido el último país en apuntarse a la introducción de controles en sus fronteras en esta zona que incluye 26 países (25 de la UE más Suiza país que votó el 9 de febrero de 2014 en referéndum restringir el acceso de los ciudadanos de Europa a su territorio). En 2015, Austria registro 90.000 solicitudes de asilo, el triple que en 2014.

“Si Alemania impone controles, nosotros, también”, ha dicho el canciller Weiman.

A partir de ahora, 500 policías supervisan la entrada de los migrantes a través del puesto de Spielfeld con Eslovenia. Con este aumento de los efectivos podrán controlarse hasta 6 000 inmigrantes al día, incluso 11 000, en caso de gran afluencia, como fue el caso el verano pasado.

“Estos controles son necesarios, ha dicho el canciller austríaco, puesto que nos permiten rechazar la entrada a todas aquellas personas que no quieran solicitar el derecho de asilo y quieran dirigirse hacia los países escandinavos.”

Como una reacción en cadena, uno a uno los países de tránsito siguen blindándose contra la ola de migrantes. El ministro de Exteriores húngaro, Peter Szijjarto, ha anunciado el inicio de la construcción de una valla en su frontera este con Rumanía, ruta de tránsito alternativa tras sellar su frontera sur con Serbia y Croacia.

El ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, pidió el lunes a la canciller alemana que baraje la posibilidad de un cierre de fronteras si los 28 no llegan a un acuerdo sobre las cuotas de refugiados.

Merkel intenta en vano imponer una cifra de acogida a cada país, agilizar la construcción de centros de refugiados en las fronteras externas de la UE y convencer a Turquía para que actúe de manera convincente como muro de contención para los refugiados.

Por Consuelo Maldonado

http://es.euronews.com/

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>