Published On: Lun, Nov 4th, 2013

Hermano del ex-presidente Uribe podría ser enjuiciado

Si me llaman a juicio, no me voy a ir del país’: Santiago Uribe

 

 

El hermano del expresidente Álvaro Uribe habló de los testigos y de la evidencia en su contra.

En los próximos días, la Fiscalía General definirá si le dicta medida de aseguramiento o archiva la investigación contra el ganadero Santiago Uribe, hermano menor del expresidente Álvaro Uribe, por presunta conformación de grupos paramilitares.

Ad portas de la decisión, Santiago Uribe accedió a hablar con EL TIEMPO de los testigos y de la evidencia en su contra. Y aunque para él es claro que detrás del caso hay un complot contra su hermano, dijo que confía en la justicia y que si lo llaman a juicio no buscará asilo.

¿Cómo le fue en las 9 horas de indagatoria de hace dos semanas?

Muy bien. Acudí como debe ser y como lo hice en septiembre de 1996, cuando me enteré de que me estaban investigando por este tema. En esa época, un testigo sin rostro (expolicía), condenado a 12 años, salió con todo este cuento. Pero después de ver sus contradicciones fue calificado de peligroso y poco creíble y el caso se archivó. Ahora lo están reviviendo…

Con dos testigos, de carne y hueso, que lo acusan de liderar el grupo paramilitar de ‘los 12 Apóstoles’…

El primer testigo también era de carnita y huesitos. Un condenado que buscaba rebajas y que se inventó este cuento. Y el 23 de mayo del 2010, el mayor (r) Juan Carlos Meneses tuvo la maquiavélica idea de ir a una notaría a denunciar los mismos hechos y se fue de Colombia inventando que Álvaro y Santiago Uribe lo habían amenazado. Por qué no investigan los nexos de Meneses con alias ‘Comba’ y ‘Varela. Nunca le di un peso, nunca patrociné grupos ‘paras’. Y el otro testigo, Eunicio Pineda, es la misma cosa. Ni siquiera me pudo describir. Desde abril he estado averiguando si el tal Eunicio existió en la región y no he encontrado a nadie que lo conozca. Es un timorato remunerado. Ambos están protegidos por una ONG, por el padre Javier Giraldo y por el abogado Daniel Prado.

Pero está probado que ‘los 12 Apóstoles’ actuaron en Santa Rosa y Yarumal y mataron a 50 personas. Siendo uno de los grandes finqueros de la región, ¿nunca supo de eso?

Supe cuando empezó la investigación, en 1996, y luego cuando acusaron al padre Palacio de hacer parte de ese grupo. Desde que compramos la finca La Carolina, en 1981, hasta 1994, fui 4 o 5 veces a la zona. Además, en esa época la finca quedaba en carro a casi una hora de Yarumal. Ahora me están acusando del asesinato de un señor Camilo Barrientos, en febrero de 1994, en la vía Yarumal-Campamento, y ni siquiera conozco Campamento.

Usted admitió que las Farc los extorsionaban. ¿Cómo se defendieron de la guerrilla?

Gracias a los coroneles Bedoya, Preciado y Morantes, del Ejército. Me había tocado dejar de ir por no ceder a las extorsiones. Nos mataron a dos trabajadores. El Ejército tomó posesión de La Carolina y la convirtió casi en su central de mando. Con el Ejército se capturó a ‘Álvaro’, del Eln, que vivía extorsionando. Y en el año 93 se dio de baja a Manuel Vicente Varela, que llegó tirando granadas a la casa y diciendo que era de los ‘Compa’. Con armas cortas y una escopeta del mayoral se le dio de baja.

¿Quién lo mató?

Yo fui a la finca a los 8 días. No sé, no puedo decirle si fue uno de los vaqueros que disparó con la escopeta o el mismo mayoral. Ellos se metieron hacia el cuarto y disparaban por unos huequitos a todo lo que pasaba. Hasta que cayó el tipo, por fortuna, porque si no esos 7 u 8 tipos que llegaron allá hubieran matado al mayoral, a los vaqueros y a Raimundo y todo el mundo. Ese proceso lo investigó la Fiscalía. Lo grave o triste es que el abogado Prado está admitido en mi proceso porque se consiguió la representación de la viuda de Varela. Pero la señora no aparece, a pesar de que se le ha citado… ¿No será que no quiere que la persona declare y la está usando y la usó, no para averiguar cómo fue la muerte del esposo y tratar de conseguir una indemnización para ella, sino para meterse en este proceso y conseguir testigos falsos?

¿Esas armas son legales?

Tengo cuatro armas a mi nombre con certificado de la Industria Militar. Una de esas se la llevó el mayoral y seguramente con esa lo mataron. En la prueba de balística está qué arma fue.

Eunicio, otro testigo, dice que trabajó para Álvaro Vásquez. ¿Lo conoce?

Sí, en Santa Rosa, cuando administraba La Carolina me lo presentó su hermano Camilo. El Fiscal quiere indagarlo y me parece una maravilla, porque Eunicio dice que yo fui adonde Álvaro a decirle que había que matarlo porque sabía mucho. Oyó eso en una marranera con 70 marranos a través de un tubo. ¡Ja! Los marranos calladitos, educaditos. Y dice que se voló y luego fue a la región y los ‘paras’ a mi mando lo interceptan y él se vuela de un atentado. ¡Vaya cuento!

¿Y por qué estaría mintiendo?

No sé la necesidad. Pero dice que vio gente con brazaletes de las Auc, entre el año 93 y 94, que trabajó en La Carolina y eso es falso. Las Auc, según testimonios de sus integrantes, aparecieron en 1997. Es que los testigos falsos trabajan por platica.

Usted sostiene que esto es un complot contra su hermano. ¿No se está escudando en él para librarse del proceso?

En 1983 mataron a mi papá en mi presencia y yo me salvé milagrosamente, pero nunca me he considerado un pobrecito Santiago. Soy una víctima más de las millones que ha dejado la violencia. En el año 90 me intentaron secuestrar. Pero lo extraño es que, en el 94, cuando Álvaro estaba haciendo campaña para Gobernador, aparece el primer testigo. En el 2005 sale Gustavo Petro a hacerme de nuevo esas sindicaciones, porque Álvaro iba a ser reelegido en el 2006. Y en el 2010, cuando estaba en fragor la discusión sobre el referendo, sale Meneses.

Si todo está claro, ¿por qué le dijo a la Fiscalía que seguramente jefes ‘paras’ lo están confundiendo con su hermano Jaime, ya fallecido?

Yo no dije, el Fiscal me preguntó si conocía a alias el ‘Alemán’, o a Emilio Hasbún. Le dije que no. Pero le aclaré que tuve un hermano que se llamaba Jaime Alberto, que fue agrónomo y que su primer trabajo fue en Urabá con Unibán y se encargaba de comprar el plátano. Es muy posible que Jaime Alberto, mi hermano, haya conocido a Hasbún, un prestigioso bananero.

Un ‘prestigioso para’…

No, en los setenta no. Después resultó envuelto en el paramilitarismo de los noventa. Aclaré eso porque hubo un comentario de Hasbún y el ‘Alemán’, que fueron por allá con el magistrado Iván Velásquez y mencionaron al ‘Pecoso’ y así le decían a mi hermano. Pero Hasbún y el ‘Alemán’ ya aclararon que no me conocen.

¿Ha pensado buscar refugio en el exterior, como hicieron el comisionado de Paz y la jefe del DAS, del gobierno de su hermano?

(…) No se me ha pasado por la mente. Tengo que estar aquí acatando la justicia. El enfrentamiento es contra los falsos testigos. Si me han de llevar a un juicio, estaré presente para enfrentarlo.

Lo que dicen los testigos

Los testimonios que tienen a Santiago Uribe dando explicaciones son el del mayor de la Policía (r) Juan Carlos Meneses (cuya captura la Fiscalía acaba de ordenar) y el del campesino Eunicio Pineda. Meneses dice que, cuando era comandante de Policía de Yarumal, se reunió con Uribe y que este le ofreció plata (un millón y medio de pesos mensual) para favorecer a un grupo ‘para’. Pineda, por su parte, lo señala de entregar armas y comandar a los ‘paras’.

El Tiempo

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>