Publicado el: Dom, Nov 13th, 2016

Hollande encabeza los actos por el aniversario de la matanza de París

bataclan-aniversario

La lectura de los nombres de los 130 asesinados rompe el silencio de París

Hollande descubre siete placas en los lugares atacados por los yihadistas en presencia de familiares de las víctimas.

Hace un año que París y toda Francia entraron en otra época. La del miedo, la del terror al verse en primera línea de guerra. Las calles de la capital quedaron ensangrentadas con los cuerpos de los 130 asesinados por un multicomando yihadista. Los nombres de cada una de las víctimas, en su mayoría jóvenes que disfrutaban del ocio y la fiesta, han resonado en la mañana de este domingo con una dramática fuerza para que su memoria no se olvide.

 “Viva la tolerancia, viva la inteligencia, viva Francia”. Ha sido el final del único discurso escuchado en este también homenaje a los asesinados hace 12 meses. Lo ha pronunciado el hijo de la primera víctima, Manuel Dias, un migrante portugués que encontraba cerca del Estadio de Francia, donde aquel día jugaban las selecciones de Francia y Alemania.

Tenso pero sereno, el joven ha recordado que aquella noche escuchó que tres suicidas se habían explosionado junto al campo de fútbol, pero que se sintió aliviado al saber que solo había muerto un aficionado. “Nada volvió a ser como antes”, ha dicho, cuando se enteró de que el muerto era su padre. Para el joven, “la única solución” al problema del terrorismo que ahora atenaza a Francia pasa por “la tolerancia, la inteligencia y la educación de los jóvenes”.

En los siete lugares atacados figuran desde este domingo otras siete placas con los nombres de los fallecidos. Ante sus familiares, amigos y heridos en los ataques, el presidente François Hollande ha destapado junto a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, los listados de las víctimas. Por expreso deseo de las asociaciones de familiares, el jefe del Estado no ha pronunciado discurso alguno. Ya lo había hecho la noche anterior. “Ya no somos como antes”, había dicho poco antes de que Sting actuara en la emblemática sala Bataclan, convertida en el símbolo de la masacre.

Ante esa sala, donde tres yihadistas suicidas mataron a 90 personas, Hollande ha destapado poco después de las 11.00 horas la séptima y última placa. Después, los nombres de los asesinados en el lugar, 90 golpes a los sentimientos de quienes los han escuchado. Y después, el minuto de silencio. Ese silencio en el que París se sumió aquella noche y que aún no se ha roto desde hace un año.

Fuente: El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>