Published On: Lun, Abr 16th, 2018

Hombre y Dios vs. Los Derechos Humanos, por Dr. Rafael Tobías Blanco Vilariño

A la luz de los conocimientos actuales en genética bacteriana y humana, que han dado origen a grandes adelantos en el conocimiento de nuestro ADN la carta genética, ADN de la especie humana, de la configuración de su cerebro, en comparación con las especies inferiores que habitan sobre este maltratado Globo Azul. Creo que ningún estudioso o científico puede negar o despreciar la existencia de un poder sobrenatural o suprahumano, creador de todas las cosas y seres existentes; a tal respecto el sabio Louis Pasteur nos dijo:”un poco de ciencia nos aparta de Dios, mucha nos aproxima” y Albert Einstein dijo: Dios no creó el Universo al azar jugando a los dados”. Por ello, algunos podemos ver al hombre, como el producto de una hermosa adaptación evolutiva de Darwin, si entendemos, que su teoría es Evolutiva mas no Creacionista y por ende no se opone ni contradice los designios del Ser Supremo; teoría ésta, evaluada por el muy inteligente Papa Juan Pablo II como no descartable y el poder comprender que el humano como ser superior de las especies, no viene del Mono y el que tampoco somos Ángeles. En este sentido, quizás por mi condición de médico microbiólogo, me ha permitido evaluar este gran micro-universo del mundo microbiano, del cual han salido importantes descubrimientos y adelantos en la medicina contemporánea, el que yo sea un fiel creyente de la Teoría Evolutiva del hombre y lejos de ser hereje, he comprendido por que Dios es incorpóreo y su hijo Jesús fue a genético, pues el no fue producto de la unión carnal entre José y la Virgen María y por lo tanto, nosotros no podemos ser semejantes a ÉL; en lo único que somos semejantes es en el espíritu que el nos insufló como seres bigenéticos de carne y hueso, pues somos el producto de la mezcla evolutiva de Genes maternos y paternos, que configuraran en un tiempo de nueve meses nuestra estructuración Psicosomática.

Entendamos que la imagen corpórea, musculosa y enérgica que tenemos de Dios, es el producto de la imaginación creativa de artistas como Miguel Ángel Buonarotti, cuando lo pintó en la capilla Sixtina en la creación del hombre; donde se observa como del dedo índice del enérgico y musculoso Dios, se le transfiere la vida y energía por su dedo índice del anérgico Adán; esa es la forma como los incrédulos o ignorantes cristianos de la Edad Media, del Renacimiento y me atrevo a confirmar de la era Contemporánea, pudieran creer y temerle como ser Omnipotente. Dios que con su Omnisapiencia nos legó un Decálogo o sus Diez Mandamientos morales. Y, también nos dio el libre albedrío de cumplirlos razonadamente o de irrespetarlos y atenernos a sus consecuencias. Decálogo este que hoy configura las Leyes de los Derechos Humanos y de todas las Constituciones de los países Democráticos.

En estos momentos, los Venezolanos creyentes o no creyentes, debemos seleccionar si en estas Votaciones imponemos El Constitucionalismo democrático o la Violación de nuestros Derechos Humanos. VOILÁ¡

Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño
Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela

------

------

Displaying 1 Comments
Have Your Say

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>