Publicado el: Mie, Dic 3rd, 2014

Jefe Militar del Táchira desmiente a Vielma Mora: no era paramilitar, sino “un profesor de deportes”

En rueda de prensa ofrecida este martes en la sede del cuartel Bolívar, el general José Temístocles Morantes Torres, comandante de la Zodi-Táchira, al referirse al suceso registrado este domingo en la madrugada en Boca de Grita, además de explicar las presuntas circunstancias que precedieron la muerte del profesor Yofre Orejuela, confirmó que por este hecho, una comisión, presidia por el inspector general de la Guardia Nacional, Alejandro Kerelis Bucarito, investiga a ocho efectivos militares.

“Donde el día domingo, en un procedimiento se logró la incautación de seis vehículos con 40 mil litros de combustible, aproximadamente, y donde en un intento de soborno por parte de los contrabandistas a un puesto de la Guardia Nacional, se presenta una situación de forcejeo para que dejen pasar combustible hacia el vecino país. Es allí donde se genera luego un intercambio de disparos y sale herido un joven que se encontraba cerca del lugar, que posteriormente lo trasladan al vecino país y fallece, lo que generó alteración del orden público por las personas que habitan en la zona, por la actuación de algunos funcionarios, la cual está siendo investigada, y donde por los hechos, una comisión enviada por el propio ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, presidida por el inspector de la GNB se trasladó al sitio, a fin de investigar exactamente lo que sucedió”, indicó.

Continuó: “respecto al joven que lamentablemente falleció, era un venezolano, profesor de deportes, herido por las esquirlas que lo alcanzaron al momento de presentarse la situación, ya se ordenó la apertura de la investigación donde se llegará hasta las últimas consecuencias”, puntualizó el jefe de la Zodi.

En cuanto a los ocho efectivos de la Guardia Nacional que son objeto de averiguación, Morantes Torres aclaró que: “no hay detenidos, pero sí están siendo investigados estos ocho funcionarios que estaban en el lugar el día del hecho. El área (Boca de Grita) no está militarizada, pero sí está siendo reforzada en seguridad, para mantener el orden público y evitar daños a personas e instituciones del lugar”, aclaró finalmente.

Por lo menos hasta el mediodía de ayer, tanto Boca de Grita como Orope, parecían haber regresado a la calma; las calles lucían un poco más solas que los últimos dos días; sin embargo, el propósito de las protestas que iniciaron el domingo se mantuvo, que el gobernador del Táchira se trasladara hasta esta zona.
También se mantenían en el mismo sitio, dos gandolas cisternas de Pdvsa que, tras ser retenidas el mismo lunes por los manifestantes, las utilizaron para trancar la entrada a estas dos poblaciones, evitando el ingreso de las tanquetas de la Guardia Nacional, y las cuales amenazaban con hacerlas explotar, si el mandatario regional no se presentaba, si no se retractaba de las declaraciones que ofreció inicialmente en torno a la muerte de Orejuela, y si insistían en ingresar las tanquetas.

Por su parte, el parlamentario tachirense Walter Márquez, que este lunes estuvo en Orope y se reunió con la familia de Yofre Orejuela, informó que uno de los dos testigos presenciales del hecho, manifestó que la versión de que el profesor resultó herido mortalmente en una situación en la que no tenía nada que ver, es la correcta.

También indicó Márquez que se trasladará a Boca de Grita, junto con expertos en criminalística a fin de reconstruir el hecho y efectuar las denuncias ante organismos internacionales, al considerar que se trató de un crimen de Estado.

LA NACION/ Miriam Bustos

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>